La red de objetivos geopolíticos y económicos de China

Por Stu Cvrk
19 de Septiembre de 2021
Actualizado: 19 de Septiembre de 2021

Opinión

Con el ascenso al poder de Xi Jinping se anunciaron dos importantes iniciativas estratégicas muy publicitadas: la Iniciativa de La Franja y la Ruta (BRI) y Made in China 2025. Estas iniciativas posteriormente generaron un mosaico de actividades secundarias entrelazadas, esfuerzos que en conjunto comprenden una verdadera telaraña en constante expansión destinada a enredar al resto del mundo con el fin de lograr el dominio y control chino en, prácticamente, todas las esferas del quehacer humano.

Este artículo es la primera de tres partes que resumen brevemente muchas de las metas y objetivos secundarios del Dragón Araña, todos los cuales son sinérgicos y se apoyan mutuamente.

Avanzar hacia un “nuevo orden mundial” chino

Los comunistas chinos (ChiComs) buscan persuadir, influir e intimidar a la comunidad internacional penetrando y, en última instancia, controlando instituciones económicas internacionales como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización Mundial del Comercio (OMC). El objetivo es suplantar el orden mundial dominado por Estados Unidos por un Nuevo Orden Mundial rehecho de acuerdo con las reglas de los ChiCom. Este objetivo implica la supresión de cualquier expresión de los valores occidentales en China continental para mantener la pureza ideológica del Partido Comunista Chino (PCCh). Otra parte implica explotar las crecientes capacidades de fabricación y producción chinas para influir, desacreditar y, en última instancia, desmantelar los valores liberales que sustentan el sistema económico mundial. Otra parte implica liderar la “Cuarta Revolución Industrial” para controlar la economía mundial en las próximas décadas.

Reformar la gobernanza global

El objetivo es reemplazar los órganos rectores internacionales dominados por Estados Unidos, como las Naciones Unidas y entidades subordinadas como la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización de las Naciones Unidas para la Ingeniería, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y la Corte Internacional de Justicia (la “Corte Mundial”) con una estructura de gobierno directamente subordinada al control de los ChiCom.

Afirmar el liderazgo chino en la escena mundial

El objetivo es promover a Xi como líder mundial al tiempo que socava a Estados Unidos presionando por un mundo bipolar y soluciones multilaterales para los problemas. Esto incluye la diplomacia de los equipos de protección personal (EPP) y de las vacunas, el comercio internacional, el aprovechamiento de la economía de exportación y el dominio de la cadena de suministro de China, la explotación de la diplomacia de endeudamiento tóxico, la demostración del liderazgo y los conocimientos técnicos chinos, etc. Todo encaminado a lograr el nuevo objetivo del “orden mundial chino” descrito anteriormente.

Ampliar la Jurisdicción de la Ley de Seguridad Nacional

La nueva ley de seguridad nacional de los ChiCom, aprobada en junio de 2020, es el primer paso para establecer un marco legal para controlar a los chinos en el extranjero (y eventualmente también a todos los demás). La ley está siendo “probada” ahora en Hong Kong para controlar y dar forma a la población como lo desea el Partido Comunista Chino (PCCh).

Implementar completamente el sistema de crédito social de los ChiCom

Los ChiCom están desarrollando un sistema de crédito social nacional cuyo objetivo es “armonizar la sociedad china”, o más bien, monitorear y controlar todos los aspectos del comportamiento chino, regulando el comportamiento de los ciudadanos chinos con base en un sistema de puntos. Buscan extender este sistema para controlar a los chinos en el extranjero y, en última instancia, a todo el mundo.

Mantener el dinero occidental fluyendo hacia China

El nivel de vida de los ciudadanos chinos promedio debe aumentar anualmente para que el PCCh mantenga el control del país. Eso requiere inversión extranjera directa continua en empresas chinas, incluidas empresas conjuntas con bancos de inversión extranjeros.

Convertir a Shanghái en el principal centro financiero del mundo

El objetivo aquí es tanto para fines de prestigio como de control, demostrar el liderazgo chino en la esfera financiera y también proporcionar el control financiero de las principales empresas.

El entonces ministro de Hacienda de Gran Bretaña, Philip Hammond (centro) y el viceprimer ministro chino, Hu Chunhua (centro derecha), aplauden el lanzamiento de un vínculo bursátil entre las bolsas de valores de Shanghai y Londres, en Londres, el 17 de junio de 2019. (Henry Nicholls/AFP a través de Getty Images)

Promover el uso global del yuan

El objetivo es desafiar al dólar estadounidense como la moneda internacional clave que sustenta el sistema de comercio mundial y eventualmente suplantar al dólar por el yuan chino como la principal moneda de reserva del mundo.

Liderar el mundo en implementación de monedas digitales

Este objetivo es sinérgico con el objetivo anterior. La convertibilidad del yuan y el intercambio digital y la capacidad de pago que lo acompañan con el banco central chino permitirían a los ChiCom extender su imperio financiero en todo el mundo. El objetivo es desvincular a las empresas y a los bancos occidentales de los mercados de capital y del flujo de dinero mundiales, lo que facilitará la prevalencia del yuan.

Implementar la red de servicios basada en blockchain (BSN)

El objetivo de los ChiCom es implementar un BSN que ofrezca confiabilidad, seguridad, descentralización y transparencia para monitorear y controlar todas las transacciones económicas/comerciales de los usuarios de todo el mundo. Unirse al BSN de los ChiComs podría ser una condición futura para comerciar con la China Roja, y eso significaría aceptar su vigilancia, monitoreo y, en última instancia, control.

Convertirse en una potencia de fabricación de alta tecnología

Este objetivo implica la incorporación de tecnologías de fabricación automatizada y de “Internet de las cosas” en las instalaciones de producción chinas. Un elemento clave es el establecimiento de la Alianza de Internet Industrial para “iniciativas de fabricación colaborativa y de Internet”.

Preparar al mundo para el modelo “Fangkong” (prevenir y controlar)

Los ChiCom buscan exportar el “fangkong” al extranjero como una especie de preparación psicológica para el futuro control autoritario de Beijing. Las medidas de bloqueo implementadas para controlar la propagación de COVID-19 son buenos ejemplos de lo que depara el futuro si los ChiCom alcanzan sus objetivos de dominación mundial.

Conclusión

La lista de objetivos secundarios entrelazados del Dragón Araña es muy larga, limitada sólo por la imaginación de los burócratas ChiComs y por el Politburó del PCCh. ¿Y por qué no sería así, ya que Occidente está proporcionando los recursos para que los ChiComs exploren todas las oportunidades posibles para comerse nuestro almuerzo colectivo? Cualquier objetivo que puedan urdir se persigue sinérgicamente en paralelo para lograr los objetivos que han anunciado públicamente al mundo como la Iniciativa de La Franja y la Ruta y “Made in China 2025”, así como los objetivos planteados en el Congreso Nacional del Partido Comunista Chino, que se celebra cada cinco años. Objetivos inexorables, implacables y aparentemente inevitables.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS