La representante Rashida Tlaib pidió dinero para uso personal, según lo reveló una investigación

Por Zachary Stieber
15 de Noviembre de 2019 Actualizado: 15 de Noviembre de 2019

La representante Rashida Tlaib (D-Mich.) probablemente violó la ley federal al pagarse a sí misma con el dinero de su campaña, de acuerdo a una investigación de los gastos encontrados.

La campaña de Tlaib reportó desembolsos de campaña que posiblemente no sean legítimos, según lo dictaminó la Junta Directiva de la Oficina de Ética del Congreso a principios de este año, y posteriormente impulsó el lanzamiento de una investigación. Los documentos (pdf) fueron publicados el 14 de noviembre por el Comité de Ética de la Cámara.

“Hay razones sustanciales para creer que la representante Tlaib convirtió los fondos de su campaña del Congreso para uso personal o que el comité de campaña de la representante gastó fondos que no eran atribuibles a una campaña de buena fe o a propósitos políticos”, declaró la junta.

El 4 de abril de 2018, Tlaib le dijo a su director  y a su consultor de campaña que estaba “luchando económicamente”.

“Estuve pensando si la campaña podría prestarme dinero, pero Ryan [Lomonco] dijo que el comité podría pagarme. Estuve pensando en un pago único de 5.000 dólares”, escribió.

Andy Goddeeris, el gerente, respondió que quería consultar con un abogado antes de añadir: “Si es legalmente permisible, quiero hacer lo que sea necesario para que esta campaña no te haga un agujero del que estés luchando por salir”.

Unas tres semanas más tarde, Tlaib envió un correo electrónico a varios miembros del personal de su campaña diciendo que “no iba a sobrevivir a la campaña sin un estipendio” y pidió “2.000 dólares cada dos semanas, pero no más de 12.000 dólares”.

(Comité de Ética de la Cámara)

“No voy a sobrevivir a la campaña sin un estipendio. Con la pérdida de un segundo ingreso para aprender de nuevo, estoy solicitando 2.000 dólares por dos semanas pero sin exceder los 12.000. El estipendio del costo de vida se destina a cubrir los gastos de las necesidades de los niños debido a la champaing, que incluye el mantenimiento del auto, el cuidado de los niños y otras necesidades.

Por favor, hágame saber si puedo proceder.

Gracias, Rashida.”

(Comité de Ética de la Cámara)

“Steve y Andrew:
Estoy teniendo problemas financieros en este momento. Fayez no pagó la manutención de los hijos (mi culpa por no presionarlo) y Shane no está ayudando tanto como yo lo había hecho. Sugar Law Center va a recopilar todas mis vacaciones y días de enfermedad para darme otro cheque de pago completo, pero me estoy hundiendo.

Hice mi presupuesto, pero creo que subestimé el tener que manejar el alquiler y la hipoteca. Finalmente obtuvimos la autorización para alquilar la casa en la ciudad. Se generaron un montón de intereses el mes pasado, pero no quise arriesgarme a los ataques procediendo sin autorización.

Así que estaba pensando si la campaña podría prestarme dinero, pero Ryan dijo que el comité me podría pagar. Estaba pensando en un pago único por 5.000 dólares. Siempre puedo hacerlo de los hermanos, pero quería preguntarles a los dos primero.

Rashida Tlab”

Después de la investigación, el personal de Tlaib concluyó que se le podía pagar legalmente por sus servicios, pero la decisión de pagarle un salario de la campaña “siguió siendo una fuente de preocupación” tanto para ella como para su personal a lo largo de la campaña, mostraron los mensajes.

A Tlaib le pagaron finalmente 45.500 dólares entre el 7 de mayo de 2018 y el 1 de diciembre de 2018. Eso incluyó $17,500 por un período de tiempo después de las elecciones generales del 6 de noviembre de 2018, que la junta encontró que probablemente estaban prohibidas para uso personal.

Tlaib y todo su personal se negaron a dar a entrevistas con la junta. La junta recomendó que se enviaran citaciones a ella y a tres de sus empleados.

Según la ley federal, una “contribución o donación [a un candidato o miembro del Congreso] no se debe convertir por ninguna persona para uso personal”.

Un cheque que la representante Rashida Tlaib (D-Mich.) recibió en diciembre de 2018 por 15,500 dólares, después de las elecciones generales. (Comité de Ética de la Cámara)

Uso personal “significa cualquier uso de fondos en una cuenta de campaña de un candidato actual o anterior para cumplir con un compromiso, obligación o gasto de cualquier persona que existiría independientemente de la campaña del candidato o de sus deberes como titular de un cargo federal”.

En una declaración conjunta el jueves, el presidente Ted Deutch (D-Fla.) y el miembro de rango Kenny Marchant (R-Texas) dijeron que el comité revisaría el caso.

Llevar a cabo una revisión posterior de una remisión “no indica por sí mismo que se haya producido una violación ni refleja ningún juicio en nombre del comité”, escribieron. “Para ser justos con todos los encuestados, y para asegurar la integridad de su trabajo, el comité se abstendrá de hacer más declaraciones públicas sobre este asunto hasta que finalice su revisión inicial”.

Tlaib aseguró en una declaración presentada a través de su abogado, Perkins Coie, que no hizo nada malo.

“En sus conclusiones, la Oficina de Ética del Congreso (OCE) admite que los pagos de salarios cayeron dentro del límite de la Comisión Electoral Federal (FEC), reconoce que el calendario de los dos últimos pagos no violó en sí mismo las reglas de la FEC y hace caso omiso de las pruebas del cumplimiento de buena fe del Representante Tlaib”, decía la declaración (pdf). “Si el informe y los hallazgos de la OCE forman una base aceptada para iniciar una investigación, invitaría a un uso sin precedentes del proceso de ética para litigar las innumerables preguntas rutinarias de la FEC con las que debe lidiar cada campaña”.

***

A continuación

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal.

TE RECOMENDAMOS