La sublime “iglesia de oro”: La Basílica de San Marcos, en Venecia, Italia

Por The Epoch Times
18 de Febrero de 2021
Actualizado: 18 de Febrero de 2021

Desde el amanecer hasta el atardecer, los mosaicos dorados de la fachada de la Basílica de San Marcos de Venecia brillan y resplandecen en diferentes grados. La luz del sol, que cambia constantemente, parece aportar un sinfín de efectos dramáticos a las imágenes de los mosaicos que representan principalmente la vida religiosa.

Los mosaicos se crearon por primera vez en 1071 y se desarrollaron a lo largo de ocho siglos hasta cubrir unos 9500 metros cuadrados de la basílica, por dentro y por fuera, reflejando una mezcla de diseños italianos y bizantinos originales.

Además de los mosaicos, las decoraciones en oro dominan la basílica, hasta el punto de que a partir del siglo XI se la conocía como la “Chiesa d’Oro” o “Iglesia de Oro”.

La plaza de San Marcos inundada, con la Basílica de San Marcos aparecen durante una excepcional “Alta Acqua” nivel de agua de la marea alta el 12 de noviembre de 2019 en Venecia. (MARCO BERTORELLO/AFP vía Getty Images)

La arquitectura

La basílica de San Marcos fue consagrada en el año 832. A finales del siglo X, la iglesia fue dañada por un incendio. La construcción de la actual basílica comenzó en 1063, y se cree que el edificio griego-bizantino resultante estuvo influenciado por la antigua iglesia de Santa Sofía (ahora una mezquita) en Estambul, entonces conocida como la ciudad de Constantinopla del Imperio Romano de Oriente (bizantino).

En la actualidad, la basílica es uno de los mejores ejemplos de diseño italo-bizantino. Los diferentes tipos de arte y arquitectura de la basílica son de diferentes épocas y lugares, lo que hace que la estructura sea particularmente única. Por ejemplo, en la fachada, las estatuas y columnas antiguas están junto a los portales, decorados con estrechas franjas de grabados de estilo románico, que fue popular entre los siglos VI y XI. Y los numerosos mosaicos de la basílica reflejan diseños venecianos y bizantinos.

Los diseños venecianos y bizantinos chocan exquisitamente en el exterior de la iglesia. (Pixabay)

Algunos de los tesoros artísticos y arquitectónicos antiguos y bizantinos de la basílica son piezas originales de Oriente. Por ejemplo, en la Cuarta Cruzada, los venecianos trajeron a su ciudad muchos mosaicos, frisos, columnas y capiteles tras el saqueo de Constantinopla en 1204. Algunas de estas piezas notables fueron el icono de la Madonna Nicopeia, los esmaltes del retablo dorado y los cuatro caballos de cobre dorado del Hipódromo.

El resto del arte y la arquitectura “bizantinos”, aunque de apariencia bizantina, fueron creados por hábiles artesanos venecianos.

Hasta 1807, la basílica fue la capilla del Dux. Pero tras la caída de la República de Venecia en 1797, la basílica se convirtió en la catedral de la ciudad y en la sede de su patriarca, un cargo similar al de un obispo.

Un mosaico sobre una de las entradas. (Pixabay)
El león alado es símbolo de Venecia. (Pixabay)
Plaza de San Marcos con la Basílica de San Marcos y, a la derecha, el Campanario de San Marcos. (MIGUEL MEDINA/AFP vía Getty Images)

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS