La verdadera victoria de la santa devoción: “El martirio de San Dionisio”

Llegar al interior: Lo que el arte tradicional ofrece al corazón
Por ERIC BESS
19 de Mayo de 2021
Actualizado: 19 de Mayo de 2021

Me encontré con un cuadro de Léon Bonnat, pintor francés de la corriente del realismo pictórico del siglo XIX, titulado “El martirio de San Dionisio”. A primera vista, este cuadro era una espantosa representación de una decapitación. Sin embargo, a medida que lo miraba con más detenimiento, me inspiraba moralmente.

¿Quién era San Dionisio?

Según la leyenda, San Dionisio se convirtió al cristianismo con el apóstol Pablo. Tras la muerte de Pablo, el Papa Clemente I envió a Dionisio con otros obispos a la Galia para convertir a los paganos al cristianismo. Sin embargo, los obispos fueron arrestados en Francia por el emperador romano, que estaba decidido a perseguir a los cristianos.

Los soldados recibieron la orden de capturar a los obispos y decapitarlos en las laderas de Montmartre. Los soldados cumplieron las órdenes y decapitaron a los prisioneros que tenían bajo su custodia.

Sin embargo, cuando llegaron a Dionisio, su fe era tan grande y tan profunda que permaneció vivo después de ser decapitado. Dionisio recogió su cabeza cortada, que siguió recitando salmos, y caminó dos millas hasta su lugar de descanso final.

“El martirio de San Dionisio”, 1885, de Léon Bonnat. Panteón, París, Francia. (Dominio público)

El martirio de San Dionisio

San Dionisio aparece en el centro de la mitad inferior de la composición. Acaba de ser decapitado. Pero en lugar de estar tendido en el suelo sin vida, se inclina para recoger su cabeza del suelo. Un halo rodea su cabeza y la luz brilla en el lugar donde estaba la cabeza.

El verdugo aparece a la derecha de San Dionisio. Ha dejado caer su hacha ensangrentada y se inclina hacia atrás, sorprendido. Otro personaje detrás de Saint Denis levanta las manos en señal de incredulidad.

El verdugo ha tenido un día ajetreado: En los escalones ensangrentados yacen dos cuerpos decapitados en los bordes derecho e izquierdo de la composición. Una segunda cabeza decapitada, en la parte inferior derecha del diseño, tiene un halo alrededor, lo que sugiere que probablemente pertenecía a uno de los obispos.

En la parte superior derecha se ve un ángel que desciende sobre una nube. El ángel lleva una rama de palma y una corona de laurel, que representan la victoria de San Dionisio sobre la muerte.

La verdadera victoria de la santa devoción

En primer lugar, me parece necesario preguntar: ¿qué representa la cabeza? La cabeza puede representar la conciencia, la sabiduría, el ego, la inteligencia, la racionalidad, etc. El hecho de que la cabeza del santo esté separada de su cuerpo sugiere que las cosas que su cabeza representa también están separadas de su cuerpo.

¿Qué representa entonces el cuerpo? El cuerpo se asocia a menudo con los deseos y los placeres carnales. La mente intenta controlar el cuerpo, pero a menudo el cuerpo distrae a la mente.

¿Es posible que esta representación de San Dionisio nos proporcione la lección moral de que la mente debe separarse de las distracciones carnales del cuerpo? ¿Es esto lo que se necesita para llevar una vida santa?

Echemos un vistazo más de cerca a la cabeza en sí. Hay dos cabezas decapitadas: La de San Dionisio y la de otro en la parte inferior derecha. La cabeza de abajo a la derecha tiene un color más gris, lo que la hace parecer más sin vida, y tiene un fino halo. En cambio, la cabeza de Saint-Denis tiene más color e incluso parece su cuerpo, y el halo que rodea su cabeza está completamente lleno de luz dorada.

La plenitud del halo representa probablemente una mayor dedicación a la vida santa; de lo contrario, ¿por qué pintar los dos halos y las cabezas de forma diferente? Si es así, una mayor dedicación a la vida santa proporciona vida donde de otro modo habría muerte.

Como dice la leyenda, incluso después de la decapitación la cabeza de San Dionisio recitaba palabras divinas. Su devoción influyó completamente en su conciencia, sabiduría, ego, inteligencia, racionalidad, etc. Estaba tan comprometido con la santidad mientras estaba vivo que su dedicación continuó después de que su cabeza fuera separada de su cuerpo.

Curiosamente, su dedicación a la vida santa también parece influir en su cuerpo. Bonnat representa el momento en que el cuerpo de San Dionisio se inclina para recoger su cabeza. Una luz brilla en el lugar donde estaba su cabeza. ¿Cómo sabe su cuerpo dónde está su cabeza?

¿Es su devoción a lo divino lo que armoniza y conecta de algún modo su cuerpo y su mente, las dos cosas que, más arriba, sugerimos que están separadas? ¿Y la luz que brilla donde estaba su cabeza representa su devoción? ¿Esta luz guía su espíritu, su alma?

¿Es este tipo de devoción el que trae la verdadera victoria, representada por el ángel? San Dionisio podría haber luchado, discutido y suplicado por su vida. Nada de esto le habría garantizado el éxito.

Al recitar los salmos, está realmente centrado en Dios, y la muerte no le preocupa. No teme a la muerte, y esta intrepidez en Dios es lo que le da la verdadera victoria.

El resultado de la santa devoción de San Dionisio asombra a su verdugo. ¿Cómo podemos utilizar nuestra fe para asombrar a quienes nos desean el mal?

Las artes tradicionales contienen a menudo representaciones y símbolos espirituales cuyo significado puede perderse para nuestras mentes modernas. En nuestra serie “Llegar al interior: Lo que el arte tradicional ofrece al corazón”, interpretamos las artes visuales de manera que puedan ser moralmente perspicaces para nosotros hoy. No pretendemos dar respuestas absolutas a preguntas con las que han luchado generaciones, pero esperamos que nuestras preguntas inspiren un viaje de reflexión para convertirnos en seres humanos más auténticos, compasivos y valientes.

Eric Bess es un artista representativo en activo y es doctorando en el Instituto de Estudios de Doctorado en Artes Visuales (IDSVA).


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS