La carita de un perro viejo y enfermo cuando se da cuenta que será rescatado es impagable

Por La Gran Época
18 de Agosto de 2019 Actualizado: 20 de Agosto de 2019

La vida no es fácil para ningún cachorro callejero, pero cuando un perro de la tercera edad se enfrenta a la indigencia, es aún peor. Cuando sus cuerpos no funcionan tan bien como antes, son naturalmente más vulnerables a los peligros que enfrentan sin una fuente regular de alimentos, refugio y atención médica.

Incluso cuando son rescatados no tienen tantas oportunidades de ser adoptados como los perros jóvenes que ingresan a los refugios de animales. Con demasiada frecuencia, los perros de la tercera edad son pasados por alto y son los últimos en recibir una segunda oportunidad en la vida.

Un perro de ocho años sin hogar llamado Mufasa fue encontrado por Eldad Hagar de Hope For Paws en una planta de tratamiento de aguas residuales en Los Ángeles. Había estado solo toda su vida, hambriento y en riesgo de entrar en contacto con los productos químicos tóxicos generados por la instalación, así que tuvo que ser rescatado rápidamente. Lo que pasó después enternecerá tu corazón…

Hope for Paws, un grupo de rescate de animales con sede en Los Ángeles, recibió una llamada acerca de un perro 8 años que vivía en una instalación de tratamiento de agua. Cuando escucharon su historia, sabían que, de una forma u otra, tenían que salvarlo.

La instalación de tratamiento de agua albergaba muchos tanques abiertos llenos de sustancias químicas peligrosas, lo que hizo que el intento de rescate fuera un esfuerzo arriesgado, no solo para el perro, sino también para los voluntarios de Hope for Paws.

Aunque el perro, a quien los rescatadores decidieron llamar Mufasa, parecía débil, enfermo y deprimido, también parecía saber que estos humanos habían llegado para ayudarlo.

Lenta y cautelosamente, Mufasa comenzó a acercarse. Les costó mucho trabajo convencerlo, pero se alegró de acercarse una vez que la rescatista Lisa Arturo comenzó a tirar trozos de una hamburguesa con queso hacia él para intentar atraerlo en su dirección.

Uno podría imaginar que Mufasa probablemente también necesitaba la comida. Teniendo en cuenta que vivía solo en la instalación, no se podía saber cuánto tiempo había pasado desde que el pobre perro tuvo una verdadera comida.

Pero algo no estaba saliendo como esperaban. Mufasa no podía dar muchos pasos más. No solo se veía cansado, sino también con un poco de miedo, así que tuvieron que darle tiempo para sentirse seguro y cómodo. ¡No querían apresurar el rescate!

“Déjalo descansar… dale un segundo”, dice uno de los rescatistas en el video que grabaron. De hecho, una de las peores cosas que podrían haber hecho sería asustar a Mufasa precipitándose demasiado rápido.

Después de pasar bastante tiempo esperando que Mufasa se acerque a ellos por su propia voluntad, se dieron cuenta que tendrían que tomar medidas más severas para salvarlo. Era hora de hacer todo lo posible en esta misión.

Uno de los rescatadores decidió que sería mejor atraparlo desde arriba. Como casi cualquiera podría haber predicho, sin embargo, quedar atrapado en su herramienta fue una gran sorpresa para el pobre Mufasa, y no estaba muy contento.

Una vez que los rescatadores se pusieron en contacto con Mufasa, las cosas cambiaron. Mira el rescate completo del atrevido rescate de Mufasa:

La mirada de alivio en la cara de Mufasa cuando se dio cuenta que no volvería a estar solo es invaluable. Puede que sea mayor, pero este perro tiene el espíritu de un cachorro, ¡y es un verdadero luchador!

Mira cómo luce Mufasa luego de su recuperación y considera adoptar a un perro mayor, ¡ellos también necesitan cariño y un hogar!

¡Estos perros reciben una buena lección por sus travesuras!

TE RECOMENDAMOS