La violencia tiene que parar, dice de Blasio después que un bebé de un año murió por un disparo

Por Zachary Stieber
13 de Julio de 2020
Actualizado: 13 de Julio de 2020

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, dijo que el tiroteo de un niño de un año en un patio de juegos durante el fin de semana no es aceptable.

“Despertar esta mañana y saber que un niño de un año fue asesinado en las calles de nuestra ciudad por disparos es muy doloroso. No es aceptable. No es algo de lo que podamos apartar la vista. Es algo que tenemos que abordar y detener y es simplemente horrible”, dijo el alcalde en una conferencia de prensa el lunes.

El niño, Davell Gardner Jr., justo antes de la medianoche del domingo fue alcanzado en el estómago por un disparo cerca de un patio de recreo en el vecindario de Bedford-Stuyvesant, que se encuentra en el distrito de Brooklyn.

Davell fue llevado de urgencia a un hospital, pero pronto fue declarado muerto.

“Un niño de un año ha muerto. El bebé estaba con su familia disfrutando de un domingo por la noche en el verano, cuando alguien empezó a disparar”, dijo Jeffrey Maddrey, el jefe de asuntos comunitarios del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), de acuerdo a un comunicado.

“Tres personas resultaron heridas y el bebé murió. Esto. ¡Debe Parar! Nosotros como comunidad, nosotros como Departamento de Policía denunciamos esta repugnante violencia”.

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, su esposa Chirlane McCray y el Rev. Al Sharpton ayudan a pintar un mural en la Quinta Avenida directamente frente a la Torre Trump el 9 de julio de 2020, en la ciudad de Nueva York.(David Dee Delgado/Getty Images)

Los oficiales de policía dijeron que un hombre de 36 años que fue baleado en la pierna fue llevado al hospital donde se encontraba en condiciones estables. A su vez un hombre de 35 años que recibió una bala en la ingle, se encontraba también en el hospital pero en condiciones desconocidas. Otro hombre de 27 años recibió una bala en el tobillo y entró al hospital en condición desconocida.

Dos hombres vestidos de negro empezaron a disparar a un grupo que estaba haciendo una comida al aire libre antes de huir en un todoterreno, según la policía de Nueva York. La policía dijo que una discusión no precipitó el tiroteo.

“Esto no es algo que podamos permitir en nuestra ciudad, y es desgarrador, es desgarrador por muchas razones, y comienza con el hecho de que hay tantas armas de fuego ahí fuera, es una tragedia de Nueva York y una tragedia nacional”, dijo De Blasio, un demócrata, dirigiéndose a los periodistas.

“Pero también es otra indicación del trabajo que nosotros tenemos que hacer, tenemos que curar, tenemos que unir a nuestra policía y a nuestras comunidades. Tenemos mucho que hacer. También es algo en lo que hay que pensar, nunca puedes apartar la mirada de algo a esto y estar atontado por ello. Porque va en contra de todo lo que creemos como neoyorquinos. No podemos dejar que esto suceda en nuestra ciudad. Así que hoy estoy desconsolado”.

Los funcionarios de la ciudad luchan para detener el aumento de los tiroteos. La ciudad está bajo prolongadas restricciones impuestas por la pandemia COVID-19. Las protestas continúan cerca del ayuntamiento mientras la gente presiona por un mayor desfinanciamiento de la policía de Nueva York. Los legisladores recortaron unos mil millones de dólares del departamento este mes.

Los familiares de los muertos y heridos lloran cerca de la escena en Brooklyn donde un niño de 1 año fue asesinado a tiros en la ciudad de Nueva York el 13 de julio de 2020. (Spencer Platt/Getty Images)

Los asesinatos han aumentado un 50 por ciento desde 2019, con 18 en la semana del 29 de junio al 5 de julio, según datos de la policía. El número de víctimas de tiroteos pasó de 33 durante el mismo período del año pasado a 101 este año y el número de tiroteos aumentó de 26 a 74.

Funcionarios policiales activos y antiguos atribuyen el aumento a varios factores, entre ellos la reforma de la fianza, la paralización del sistema judicial y la eliminación de las unidades de lucha contra el delito.

Después de un sangriento fin de semana del 4 de julio, en el que se disparó a 56 personas, el alcalde dio instrucciones a la policía de Nueva York para que aumentara el número de oficiales en ciertos lugares de la ciudad.

El alcalde anunció el viernes un plan para emparejar a los oficiales con miembros de organizaciones comunitarias en un intento de detener los tiroteos antes de que ocurran.

Elogiando al movimiento Cure Violence y a los líderes religiosos, De Blasio dijo que el Departamento de Parques también se involucrará en actividades que den a los jóvenes “alternativas positivas”.

“Vamos a tener un ayuntamiento juvenil el próximo viernes en Harlem, para asegurarnos de que las voces de los jóvenes y sus necesidades sean escuchadas. Luego un mayor esfuerzo -un esfuerzo de recuperación de los barrios en las próximas semanas-, un esfuerzo de base contra la violencia basado en modelos muy exitosos de los últimos años de los miembros de la comunidad, dejando muy claro que sus barrios, su comunidad les pertenecen y que debe ser un lugar seguro”, dijo, prometiendo “romper el ciclo de la violencia”.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Grupos comunistas están detrás de las protestas violentas en EE.UU.

TE RECOMENDAMOS