Las carreras de caballos tienen un lento inicio en California

Por BRAD JONES
22 de Mayo de 2020
Actualizado: 22 de Mayo de 2020

Las carreras de caballos vuelven a los hipódromos en el parque Santa Anita en Arcadia, California, pero sin aficionados en las gradas.

Mike Willman, portavoz de Santa Anita, dijo a The Epoch Times que se han tomado todas las precauciones para proteger a los jinetes y trabajadores de los establos desde que se reanudaron las carreras el 15 de mayo a raíz de la pandemia de COVID-19.

“La nueva normativa es que no se admita al público. Los dueños de los caballos no es admitida; no se les permite entrar en el área de los establos; no se les permite entrar en el recinto”, manifestó. “Es muy, muy estricto por el momento. No hay ceremonias del Círculo de Ganadores de ningún tipo. El contacto humano se mantiene al mínimo absoluto”.

“Los jockeys están todos en cuarentena”, comentó.

“Una vez que entran en el área de cuarentena, se comprometen a permanecer allí y a vivir en el terreno. Hemos proporcionado un número de trailers muy cerca de las habitaciones de los jockeys en el establo”, señaló Willman. “Todos están montando con mascarillas y guantes y manteniendo las distancias sociales, por lo que es bastante severo”.

Los jockeys permanecen en cuarentena durante la semana habitual de carreras de viernes a domingo. “Luego regresan la semana siguiente”, expresó.

El caballo Maximum Security, entrenado por Bob Baffert, en el parque Santa Anita en Arcadia, California. (Cortesía: Santa Anita Park)

En cualquier semana de carreras, hay normalmente unos 30 o 35 jockeys en Santa Anita, expuso Willman.

“Tengo que dar mucho crédito a nuestros jockeys que están haciendo grandes, grandes sacrificios. Todo el mundo se da cuenta que para volver a la acción y permanecer, tenemos que adherirnos estrictamente a estos protocolos”, destacó.

El fin de semana del Día de los Caídos, Irad Ortiz Jr., un importante jinete puertorriqueño y uno de los principales jinetes del circuito de carreras de caballos de pura sangre de Nueva York, cabalgará en Santa Anita.

“Se mantendrá a una distancia considerable de los otros jockeys el único día que esté aquí. Cabalgará y luego saldrá volando”, exclamó Willman.

Con el cierre de las carreras durante casi dos meses, la caída de los ingresos ha sido considerable.

“Las ventas de comida y bebida son una gran parte de nuestro pastel también, y obviamente, eso es nulo por ahora”.

“No puedo darte ningún número, pero obviamente ha sido un tremendo impacto”, afirmó Willman. “El Departamento de Salud del Condado de Los Ángeles nos ha cerrado desde el 27 de marzo”.

Una ventaja es que, aunque los aficionados no puedan asistir a los eventos, pueden usar aplicaciones para hacer sus apuestas en línea. Incluso antes de la pandemia, la mayoría de las apuestas se hacían online.

“Más del 90 % del dinero apostado en estas carreras no se apostó en el circuito; se apostó online. Por lo tanto, estamos en condiciones de reanudar el negocio en ese contexto”, aseguró Willman.

Willman sostuvo que las estrictas pautas de seguridad también se aplican a los trabajadores de los establos de Santa Anita.

“Estamos haciendo todo lo posible para minimizar las posibilidades de infección con desinfección de manos, control de temperatura diaria, mascarillas y guantes, y eso va para todos, incluso para los chicos que trabajan en la puerta de salida”, agregó.

Willman dio crédito a la comisionada del condado de Los Ángeles, Kathryn Barger, por sus esfuerzos para permitir que se reanuden las carreras de caballos.

“Estamos en su distrito, así que hemos negociado con ella todo el tiempo desde el momento del cierre a través del Departamento de Salud”, indicó Willman.

“En el futuro inmediato no habrá ningún espectador. Solo intentamos mantenernos dentro de las pautas”, añadió Willman. “Lo principal es mantenerse seguro y prevenir cualquier proliferación de este virus”.

Santa Anita, propiedad de The Stronach Group (TSG), también es propietaria de Golden Gate Fields en la zona de la bahía de San Francisco, y de Gulfstream Park en el sur de Florida.

Gulfstream Park ha estado abierto todo el tiempo, lo que ha ayudado a la compañía a sobrellevar la tormenta económica causada por la pandemia. “Nunca fueron cerrados”, apuntó.

Willman se siente animado al ver que otras pistas de carreras comienzan a abrirse en todo el país.

“Estamos viendo más y más pistas abiertas y la Asociación de Carreras de Nueva York (NYRA) ha anunciado que abrirán el 1 de junio”, destacó.

Hipódromo del Mar

Carrie Jones, portavoz de relaciones públicas del Club de Pura Sangre Del Mar en el condado de San Diego, mencionó en un correo electrónico que el hipódromo de Del Mar está probablemente a dos meses de reabrir sus puertas para las carreras y que “todo es un trabajo en progreso”.

Jones proporcionó una declaración del Club de Pura Sangre de del Mar (DMTC) diciendo que planea trabajar con los funcionarios de salud pública y la Junta de Carreras de Caballos de California a medida que se acerca a la reapertura de las carreras.

“Nos alienta la reciente reanudación de las carreras en Golden Gate y Santa Anita bajo los estrictos protocolos de seguridad de COVID-19 y que otras pistas en todo el país han podido operar con seguridad con medidas similares en su lugar”, declaró el DMTC.

“El Club de Pura Sangre del Mar tiene planes similares desarrollados en conjunto con los principales expertos en salud y continuaremos siguiendo las pautas de salud pública recomendadas por los funcionarios estatales y locales. Tenemos la intención de llevar a cabo nuestra carrera de verano con un firme compromiso de garantizar la seguridad y el bienestar de nuestra fuerza de trabajo, el público y nuestros atletas equinos y humanos, incluso si eso requiere carreras sin espectadores en nuestras instalaciones”.

“Correremos en julio”, añadió Jones.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

¿Por qué demandar al Partido Comunista Chino por los daños del COVID-19?

TE RECOMENDAMOS