Las elecciones están lejos de haber terminado

Por Brian Cates
20 de Noviembre de 2020
Actualizado: 20 de Noviembre de 2020

Comentario

En la actualidad, todos los estadounidenses están divididos en dos bandos: los que no ven nada malo en la forma en que se llevaron a cabo las elecciones presidenciales de 2020, y los que vieron y siguen viendo grandes problemas en torno a la forma en que se encontraron, verificaron y contaron los votos.

Mientras que muchos medios de comunicación principales repiten como loros los puntos de vista del Partido Demócrata acerca de que ésta fue la elección más segura en la historia de Estados Unidos, los sitios de noticias alternativos siguen informando sobre los numerosos ejemplos de violación de leyes electorales federales y estatales.

A pesar de los mejores intentos de los medios corporativos, más de la mitad del país es consciente de los graves problemas de las elecciones de 2020, ya que se llevaron a cabo en muchos de los estados y grandes ciudades controladas por los demócratas.

Se espera que todos creamos que, en una elección en la que el GOP obtuvo al menos 12 escaños en la Cámara, retuvo el control del Congreso y amplió el control del partido sobre las legislaturas estatales, el hombre que ocupaba el primer lugar del GOP en la votación perdió ante Joe Biden.

Trump parece estar usando una estrategia inteligente con los medios de comunicación mientras trabaja entre bastidores

Me parece que mientras prepara las cosas entre bastidores, el presidente Donald Trump hace uso de sus enemigos mediáticos para presentar ciertas narrativas en los medios de comunicación.

Ahora, por supuesto, los medios de comunicación principales son muy hostiles hacia Trump y sus representantes, por lo que no ha habido ninguna falta de presión de los medios de comunicación contra esta narrativa de fraude electoral. Pero incluso cuando intentan presionar contra esta narrativa de Trump, los medios terminan aumentando la visibilidad de la narrativa.

Por lo tanto, es efectivo tener su contra-narrativa prominente en los medios de comunicación, incluso cuando los mismos medios le gritan sin cesar que se rinda y se vaya.

La principal abogada Sidney Powell, el exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani y el exdirector en funciones de la Inteligencia Nacional Richard Grenell han declarado que cuando se presenten todas las pruebas, nadie podrá argumentar que no se produjo un fraude electoral federal masivo en las elecciones del 2020.

Cuando alguien hace afirmaciones como esta, hay que mirar su historial en este tipo de declaraciones.

Powell, Grenell, y Giuliani, todos cumplieron en el pasado

Cuando Powell dijo que le habían dado documentos explosivos sellados que harían estallar el caso del General Michael T. Flynn, no exageró. Eso es exactamente lo que pasó. Los documentos probaron exactamente lo que Powell dijo que probarían: que el general Flynn fue víctima de una conspiración criminal para inculparlo de un crimen inexistente.

Cuando Giuliani hizo afirmaciones sobre el contenido explosivo de la laptop abandonada de Hunter Biden, él también resultó no estar exagerando. Dijo que el contenido de la laptop arrojaría luz sobre las acusaciones de que la familia Biden es corrupta y probablemente está comprometida con el régimen del PCCh en Beijing. Y por lo que hemos visto de la laptop y de los denunciantes como Tony Bobulinski, el exalcalde de Nueva York no estaba exagerando los hechos.

Grenell dijo que cuando el público viera las transcripciones desclasificadas de las principales figuras de Spygate, comprendería perfectamente lo mal que los demócratas y los medios de comunicación corporativos los habían estado engañando acerca del Russiagate. Y eso es exactamente lo que pasó. Cuando las transcripciones fueron publicadas, todos vieron que en ningún momento la gente que difundió la narrativa del Russiagate dijo bajo juramento que habían visto alguna evidencia que probara que la colusión entre Trump y Rusia había ocurrido.

¿Qué afirmaciones específicas de fraude electoral se están haciendo?

¿Qué es lo que Grenell, Powell y Giuliani están reclamando específicamente sobre el fraude electoral en las elecciones de 2020?

Grenell dijo que hay miles de votos ilegales emitidos en Nevada que deben ser descartados. Votos de gente muerta, y de gente que no vive en Nevada y que pueden haber agravado su fraude votando en otro estado.

Giuliani afirma que en Filadelfia se contaron cientos de miles de votos de manera ilegal, ya que se impidió que los observadores republicanos observaran, lo que constituye una violación de la ley electoral.

Powell presentó una declaración jurada firmada por alguien descrito como un oficial militar venezolano de alto rango que presuntamente estuvo presente y observó cómo el software Smartmatic se utilizó presuntamente para arreglar elecciones en el extranjero en países como Venezuela y Argentina.

Dado el historial de estas tres personas, creo que es muy probable que respalden lo que están diciendo.

Grenell, Powell y Giuliani no están lanzando una narración sobre el fraude masivo en las elecciones federales basado en pruebas falsas. Ni mucho menos. La evidencia va a ser bastante real.

Pero su propósito no es hacer un caso completo en los medios de comunicación en una campaña de relaciones públicas. El fraude electoral no se probará en una transmisión de medios entre los lados discutiendo sobre sus diferentes narrativas.

Se probará en los tribunales federales. Ese será el trabajo de los fiscales de EE.UU. que el fiscal general William Barr ya autorizó para investigar el fraude electoral federal.

No sé exactamente lo que pasará entre ahora y el 14 de diciembre, fecha en que el Colegio Electoral se reunirá para votar. Pero lo que sí sé es que las próximas semanas no serán aburridas.

Brian Cates es un escritor radicado en el sur de Texas y el autor de “Nadie me pidió mi opinión… ¡Pero aquí está de todos modos!” Se puede contactar con él en Twitter @drawandstrike.

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

La policía china interroga a activista por encargar banderas de EE.UU. en internet

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

TE RECOMENDAMOS