Las empresas aún están a tiempo de reducir su impacto ambiental

03 de Diciembre de 2015 Actualizado: 03 de Diciembre de 2015

“Por primera vez en la historia de la humanidad, la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera ha superado las 400 partes por millón. Hace 2.500.000 años, -dos millones y medio de años-, que el COno alcanzaba este nivel”, alerta el portal Terra.org.

Si bien toda organización genera impactos medioambientales, las empresas responsables son aquellas que intentan eliminar, o al menos minimizar y mitigar los negativos, potenciando las acciones positivas.

Esto “siempre que (la compañía) tenga claro que esto implica un compromiso con el desarrollo sustentable”, indica la revista académica Quantum, de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración de Uruguay.

“A través del desarrollo sostenible es factible que la actual generación satisfaga sus necesidades sin destruir las posibilidades de las generaciones futuras”, destaca la publicación académica detallando que esto se lograría mediante la reducción del consumo de materias primas y energía y la utilización de procesos de producción más “limpios” y eficaces, a través del reciclaje de sus desechos.

El Reputation Institute, firma global de consultoría privada con sede en Nueva York, publica anualmente un listado de las empresas con mayor reputación global. El estudio -realizado por medio de encuestas- destaca que la responsabilidad social representa el 41 por ciento de la reputación de la empresa, según el medio Expok.

Por citar algunos de los casos mencionados por Reputation Institute, en el ámbito del entretenimiento, The Walt Disney company, según informa su página web, ha cumplido con la norma para reducir las emisiones de gas carbónico en sus procesos. Además, esta compañía declara que el fondo de conservación Disney Worldwide Conservation Fund donó 20 millones de dólares para proteger los hábitats en más de la mitad de los países del mundo.

Otra de las empresas mencionadas en el ranking es el grupo Daimler A.G., uno de los mayores productores de coches de gama alta y el mayor fabricante mundial de vehículos comerciales. En su informe de sustentabilidad la compañía explica que busca desarrollar nuevas tecnologías que permitan ahorrar combustible y reducir las emisiones de CO2 hasta en un 23 por ciento. Uno de los ejemplos que brinda la automotriz es la tecnología BlueEfficiency, utilizada desde 1986.

Además explican que en cada modelo de vehículo emplean la tecnología NGT (Natural gas tecnology) que permite trabajar con gas natural y también con gasolina. “Menos emisiones, menos ruido y menos consumo”, destaca Daimler. En otros de sus modelos emplean la tecnología BlueTec, que combina una combustión optimizada con un sistema modular de depuración de gases de escape. De este modo también es posible eliminar hasta un 90 por ciento de las emisiones de óxidos de nitrógeno, agrega la compañía.

En conclusión, “la productividad, la reducción de costos y la obtención de beneficios no pueden justificar de modo alguno la explotación, la violación de los derechos fundamentales de las personas o la degradación del medio ambiente”, destaca el blog OXFAM. Aún estamos a tiempo de revertir lo que hemos generado.

La responsabilidad en la elección de las empresas mencionadas es de la redactora. No se mencionan todos los procesos realizados por estas compañías, sólo algunos como referencia.

TE RECOMENDAMOS