Las empresas estadounidenses y extranjeras están abandonando China

Por Antonio Graceffo
18 de Octubre de 2021
Actualizado: 18 de Octubre de 2021

Análisis de noticias

China ya no es el fabricante del mundo, ya que un gran número de empresas estadounidenses y extranjeras se están marchando por diversas razones.

Algunos de los factores que han hecho que las empresas trasladen sus instalaciones de producción fuera de China son los siguientes: la guerra comercial y los aranceles entre Estados Unidos y China, el robo de la propiedad intelectual (PI), las sanciones impuestas a Beijing por las violaciones de los derechos humanos en Xinjiang y por la erosión de la autonomía de Hong Kong, los boicots de los consumidores chinos, la interrupción de la cadena de suministro, la economía en la pandemia, el aumento de la regulación y el escrutinio gubernamental, y el aumento de los costes de producción.

En una encuesta realizada en 2020 por la empresa de investigación Gartner, aproximadamente un tercio de los líderes de la cadena de suministro respondieron que tenían planes de trasladar al menos parte de su fabricación fuera de China antes de 2023. Un estudio realizado por UBS Evidence Lab descubrió que el 76% de las empresas estadounidenses que fabrican en China estaban en proceso o planeaban trasladar sus operaciones a otros países.

Cuando Nike se pronunció contra la opresión en Xinjiang, las ventas en China cayeron un 59%, ya que los consumidores chinos boicotearon la marca estadounidense. Los proveedores de Nike ya habían trasladado sus operaciones al sudeste asiático y a África. Ahora, hay un impulso aún mayor para que Nike desplace un mayor porcentaje de su producción.

Esta foto tomada el 26 de octubre de 2019 muestra a personas con tenis Nike haciendo fila fuera de una tienda de Nike para comprar los nuevos lanzamientos de calzado deportivo de Nike en Shanghai. (STR/AFP vía Getty Images)

Apple mantiene la mayor parte de su producción en China, pero trasladará el 30% de la producción de sus clásicos AirPods y parte de su producción de iPad a Vietnam. La compañía también ha pedido a sus proveedores, entre los que se encuentran Foxconn, Delta Electronics y Pegatron, que trasladen hasta el 30 por ciento de la producción del iPhone. Foxconn ya ha invertido 1000 millones de dólares para ampliar una planta de producción en la India. Otros contratistas están estableciendo operaciones en Vietnam, Tailandia e Indonesia.

El fabricante de juguetes estadounidense Hasbro trasladó gran parte de su producción fuera de China y la trasladó a Vietnam e India. En total, Hasbro ha reducido en un 30% la cantidad de productos destinados a Estados Unidos fabricados en China. La empresa está sufriendo dificultades en relación con los productos que aún se fabrican en China, ya que hay interrupciones en la cadena de suministro, escasez de contenedores de transporte e imposibilidad de sacar los productos del país. Esto puede llevar a más reubicaciones.

Otras grandes empresas estadounidenses están abandonando China. Stanley Black & Decker ha trasladado su producción a Texas. Del está reubicando el 30% de la producción de laptops. Google está trasladando la producción del teléfono inteligente Pixel a Vietnam y producirá otros teléfonos inteligentes en Tailandia. Además, las tarjetas madre Cloud y los productos Nest se fabricarán ahora en Taiwán y Malasia. Microsoft trasladó a Vietnam la fabricación de su línea de laptops y computadoras de escritorio Surface. GoPro fabricará ahora en México. Intel planea construir dos instalaciones de fabricación de chips en Arizona. Under Armour traslada su producción a Vietnam, Jordania, Filipinas e Indonesia. Steve Madden se traslada a Camboya, Brasil, México y Vietnam.

Los aranceles estadounidenses se aplican a las exportaciones chinas, independientemente del país al que pertenezca la fábrica. Y, por supuesto, todas las dificultades específicas de China se aplican a las empresas de todos los países extranjeros. Por consiguiente, no son solo las empresas estadounidenses las que abandonan el Reino del Centro, sino también las de otras naciones.

Quanta Computer, la empresa taiwanesa de servidores de datos, trasladó la producción a una nueva ubicación en la municipalidad taiwanesa de Taoyuan a finales de 2018 debido a los aranceles de la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

La surcoreana Samsung Electronics es una de las mayores firmas no estadounidenses que también está en proceso de salir del país. Además, su producción de computadoras se trasladó a Vietnam.

Un logotipo se encuentra iluminado fuera del pabellón de LG durante el segundo día del Mobile World Congress 2015 en el complejo Fira Gran Via el 3 de marzo de 2015 en Barcelona, España. (David Ramos/Getty Images)

Asimismo, la empresa surcoreana LG Electronics ha trasladado parte de su fabricación fuera de China para evitar los aranceles de Estados Unidos. Los frigoríficos de LG destinados a Estados Unidos se fabricarán ahora en Corea del Sur.

El fabricante coreano de automóviles Kia Motors cerró una de sus principales plantas en China debido a un fuerte descenso de las ventas. Esto fue el resultado de un boicot general a los productos surcoreanos en China, provocado por la compra por parte de Corea del Sur de un sistema de defensa antimisiles fabricado en Estados Unidos. Hyundai Motor Group y Hyundai Mobis también vieron caer sus ventas como resultado de los boicots, y en consecuencia han trasladado la fabricación a Corea del Sur e India.

La Cámara de Comercio Alemana en China descubrió que casi el 25 por ciento de las empresas alemanas tienen previsto abandonar China. Adidas ya ha reducido sus operaciones en China en un 50% en los últimos 10 años, trasladando la mayor parte de su fabricación a Vietnam. La empresa también se comprometió públicamente a cortar todos los lazos con las empresas que utilizan el trabajo forzado en Xinjiang, lo que se tradujo en una caída de las ventas del 78% en China.

El fabricante de calzado deportivo Puma realizaba anteriormente una cuarta parte de su producción total en China, pero ahora está diversificando y trasladando sus operaciones a Bangladesh, Camboya, Indonesia y Vietnam. Al igual que otras empresas que se pronunciaron contra el trabajo forzado en Xinjiang, las ventas de Puma en China disminuyeron, lo que llevó al director general de Puma, Bjorn Gulden, a sugerir que el futuro de las marcas occidentales en China era cuestionable.

En abril de 2020, el gobierno japonés creó un fondo de 2200 millones de dólares para ayudar a las empresas japonesas a abandonar China. Hasta ahora, 87 empresas han aceptado la oferta del gobierno, incluida la empresa de electrónica Sharp, que es propiedad mayoritaria de la taiwanesa Foxconn. Sony trasladó su fábrica de teléfonos inteligentes de Beijing a Tailandia y trasladó sus oficinas ejecutivas regionales de Hong Kong a Singapur. Nintendo se trasladó a Vietnam.

Además de las empresas manufactureras, otros tipos de empresas también están abandonando China por diversas razones. LinkedIn cerró sus operaciones en China, alegando el aumento de las restricciones y el escrutinio del gobierno. La plataforma estadounidense de teleconferencias Zoom ha dejado de vender directamente en China y ha abierto centros de datos e I+D en India y Estados Unidos. The New York Times trasladó parte de su oficina de Hong Kong a Seúl (Corea del Sur), como consecuencia de la ley de seguridad nacional de China, que limita la libertad de expresión en Hong Kong.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS