Las fugitivas vidas de los funcionarios corruptos chinos

10 de Mayo de 2015 Actualizado: 10 de Mayo de 2015

Buscados en China por chanchullos, soborno, y otras violaciones de la ley o a “la disciplina del Partido Comunista” muchos funcionarios corruptos han huido de su patria para tener una vida más segura en el extranjero. De los identificados por las autoridades anticorrupción de China entre los 100 principales fugitivos, 66 son sospechosos de estar viviendo en Estados Unidos o Canadá.

A principios de este año, los investigadores anticorrupción chinos entregaron a las autoridades estadounidenses una “lista principal” de 150 funcionarios chinos corruptos que les gustaría capturar, según lo informado por China Daily, el portavoz  en el idioma ingles  para el régimen chino.

“La implementación de la operación estratégica de Sky Net, la Oficina Central Nacional de Interpol China emitió alerta roja para una lista de 100 funcionarios y otros presuntos criminales buscados por corrupción”, dijo un anuncio del 22 de abril en el sitio web de la Comisión Central del Partido Comunista para Revisión disciplinaria (CCDI).

La “Sky Net“, lanzado en abril, es una expansión de la campaña operacional cazar al zorro del Ministerio de seguridad pública, que empezó el año pasado, la operación para cazar al zorro vio a 680 fugitivos de economía repatriados a China, según la agencia estatal Xinhua.

Aquellos en el extranjero están ahora tratando de mantener un perfil bajo ya que el Partido proyecta su redada.

Un político en Vancouver le dijo al periódico Chino Southern Weekly que los funcionarios chinos que huían a Canadá normalmente llevan una vida discreta y se limitan en su mayoría a un círculo limitado de contactos a los que se unen en restaurantes lujosos o casinos chinos. Sin embargo, los miembros de su familia, son menos inhibidos y viven abiertamente.

La mayoría de los funcionarios chinos buscados por corrupción que viven en Canadá, dijo el político no identificado, residen en Vancouver y Toronto, dos ciudades que son hogar de grandes concentraciones para poblaciones en el extranjero chinas. En una entrevista con Southern Weekly, el editor de la prensa en Canadá Global Chinese, Frank Yunrong Huang dijo que los funcionarios chinos fugitivos que viven en Vancouver eligen vivir en los suburbios y las partes occidentales de la ciudad.

West Vancouver tiene sólo un puente hacia el centro de Vancouver, lo que permite un mayor aislamiento de la sociedad. Es la zona más cara de la ciudad, con casas que se venden comúnmente en varios millones de dólares.

En consonancia con su estilo de vida encubiertos, los  fugitivos funcionarios que huyen al extranjero no trabajan, confiando principalmente en sus propios activos con algunos beneficios del negocio de bienes raíces local, mientras que otros nunca hacen apariciones públicas. A veces, los hijos crecen para cuidar de sus solitarios padres.

Linda Ching es la hija de Michael Ching, uno de los 100 funcionarios buscados. Sospechoso de  corrupción, huyó a Canadá a través de Hong Kong en el 2000. Su hija es directora de los jóvenes liberales de Canadá en British Columbia.

De acuerdo con Southern Weekly, Ching posee muchas propiedades en Vancouver y él mismo ha congraciado con los políticos canadienses. Él es excepcional entre sus colegas en el sentido de que mantiene una vida pública bastante activa.

“Mi padre me da un buen ejemplo”, le dijo Linda Ching al periódico en idioma chino canadiense New Leaf Times el año pasado. “Él es modesto y no se rinde fácilmente”.

En Estados Unidos, los funcionarios tienden a vivir en Los Ángeles y Nueva York, donde existen grandes comunidades chinas del extranjero. Sin embargo, Zhang Xiang, el seudónimo de un chino que ha vivido en Los Ángeles por más de una década, le dijo a Southern Weekly que los funcionarios, recelosos de ser descubiertos, no viven entre sus compatriotas, sino en  comunidades costosas, lejos de los centros principales de los chinos del extranjero.

“Son tan discretos que es como si fueran agentes secretos”, un editor en jefe del periódico en idioma chino World Journal le dijo al Southern Weekly.

Zhang cree que aquellos con conexiones a la riqueza y el poder en China se pueden discernir con un poco de escrutinio. “Es más evidente con las mujeres, que a menudo llevan carteras de marca por valor de cientos de miles de dólares”, dijo.

Las esposas de los funcionarios son muy activas en mantener lazos económicos con China, dijo Zhang. “Están involucradas a las industrias de monopolio chinas”.

Un ejemplo es el de la esposa de un funcionario que es dueña de una casa de 5 millones de dólares, situado junto a Kobe Bryant. Según Zhang, con frecuencia organiza fiestas para los funcionarios chinos.

TE RECOMENDAMOS