Las lesiones en cabeza y cuello están relacionadas con el uso de celulares, revela nuevo estudio

Por Débora Alatriste
06 de Diciembre de 2019
Actualizado: 06 de Diciembre de 2019

Un estudio de la Asociación Médica Americana demuestra que en un periodo de 20 años, entre 1998 y 2017, la incidencia de lesiones en cabeza y cuello por el uso de teléfonos celulares se ha incrementado en Estados Unidos.

La Asociación Médica Americana (AMA), ha publicado un artículo centrado en saber si el creciente uso de los dispositivos móviles está asociado con el incremento de lesiones en la cabeza y el cuello en la región.

Entre enero de 1998 y diciembre de 2017, se reportaron 2501 casos de pacientes que se presentaron en los servicios de urgencias de Estados Unidos con lesiones en la cabeza y el cuello relacionados con el uso de teléfonos celulares, de un total nacional ponderado de 76,043 pacientes.

De entre los pacientes, la JAMA señaló que 55% eran mujeres y el 37.6% personas de edades entre los 13 y 29 años. La mayoría de los casos tuvieron tratamiento y después fueron dados de alta, y en otros casos  fueron dados de alta sin recibir tratamiento, señalaron los autores.

Las lesiones más comunes registraron laceraciones, contusiones o abrasiones y lesiones en órganos internos. Y las partes del cuerpo perjudicadas se registraron en el cuello, la cabeza, la cara, incluyendo el párpado, área de los ojos y la nariz.

Los resultados arrojaron que durante el periodo de 20 años, entre 1998 y 2017, la incidencia de estas lesiones se ha incrementado de manera regular en los Estados Unidos, con un fuerte aumento en 2007, que de acuerdo con la JAMA coincide con el lanzamiento del primer smartphone de Apple, el iPhone. Y un incremento aún más grande en 2016.

“Aunque los teléfonos móviles estaban ganando popularidad antes de esa fecha, sus funciones eran limitadas y, por lo tanto, era menos probable que fueran una distracción importante en comparación con los teléfonos inteligentes de hoy en día”, señaló el artículo. Y añadió “es una herramienta necesaria pero potencialmente peligrosa”.

Accidentes por distracción

De entre las lesiones relacionadas con el uso de celulares de un total de 14,150 casos estimados se debieron a la distracción; dentro de esta cifra 7240 se debieron a que el individuo conducía y usaba el teléfono, 1022 mientras enviaba mensajes de texto y 5080 mientras caminaba y utilizaba el dispositivo.

90 casos de entre los 5080 se debió a que el usuario estaba jugando Pokémon Go.

Para el estudio se consideraron los casos en las que las narrativas en la base de datos describieran explicita o implícitamente el uso de un teléfono celular, por ejemplo “caminar a la escuela mientras se usa un teléfono”.

De esta forma se clasificaron como lesiones mecánicas directas (DM) aquellos casos en los que un dispositivo causó daño físico directo a la persona, como la explosión de la batería o un golpe en la cara, y lesiones asociadas con el uso del teléfono celular (CPA) las lesiones asociadas con otros factores, principalmente la distracción.

Los pacientes menores de 13 años presentaron una tasa mayor de lesiones mecánicas directas comparada con los grupos de otras edades. De acuerdo a las narrativas, lesiones provocadas accidentalmente por los padres con el celular que tenían en la mano o el niño accidentalmente se lesiona con el celular que tenía en la mano.

“Los teléfonos inteligentes modernos pueden ser de un tamaño y peso considerables y, bajo circunstancias particulares, pueden causar daños físicos, especialmente a un niño”, señalaron los autores.

Mira a continuación

Cómo Huawei es utilizado como herramienta de espionaje y subversión

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS