Las leyes santuario protegen a muchos delincuentes reincidentes, afirma sheriff de Orange

Por Jamie Joseph
05 de Febrero de 2020 Actualizado: 05 de Febrero de 2020

Cuando California se convirtió en un estado santuario en 2017, las restricciones redactadas en el proyecto de ley 54 del Senado prohibían a las agencias encargadas comunicarse con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) cuando se arrestaba a inmigrantes indocumentados.

En el segundo año de vigencia de la ley, el Departamento del sheriff del condado de Orange registró un aumento del 38 por ciento en la reincidencia de los inmigrantes indocumentados liberados de la custodia, anunció el lunes el departamento.

“La SB 54 ha hecho que el OC sea menos seguro. El experimento social de dos años con las leyes santuario debe terminar”, dijo el shesheriff riff Don Barnes en un tweet. “En lugar de proteger a nuestra comunidad de inmigrantes, la ley ha permitido que los delincuentes sean liberados, a través de las comunidades de inmigrantes de las que se aprovechan, y crear nuevas víctimas”.

El año pasado, 1507 personas liberadas de la cárcel del condado de Orange tenían detenciones del ICE, que son peticiones escritas para que los agentes de la ley local retengan a los reclusos durante 48 horas más después de la fecha de su liberación para dar al ICE más tiempo para determinar si los llevan bajo custodia federal para su deportación.

De los 1507 reclusos liberados, solo 492 fueron reportados al ICE. De los restantes 1015 reclusos, 238 personas fueron arrestadas de nuevo por nuevos delitos. Los cargos incluyeron robo, agresión, violencia doméstica, allanamiento de morada y conducir bajo la influencia de alcohol, entre otros. El mayor delito, con 88 cargos, fue relacionado con las drogas.

“La ley ha dado lugar a nuevos delitos porque mis ayudantes no pudieron comunicarse con sus socios federales acerca de los individuos que cometieron delitos graves y que representan una amenaza para nuestra comunidad si son liberados”, dijo el sheriff Barnes en un comunicado de prensa.

Estadísticas similares se vieron en el 2018. De los 1823 reclusos del condado de Orange con detenciones del ICE ese año, las fuerzas del orden del condado de Orange liberaron 823 a agentes federales. De los 1106 restantes, 173 cometieron nuevos delitos.

Los partidarios de la SB 54 argumentan que no cooperar con el ICE hará que los inmigrantes indocumentados se sientan más seguros al pedir ayuda a la policía. De lo contrario, en tiempos de peligro no pueden llamar por miedo a ser detenidos y deportados.

Con respecto a esta preocupación, el sheriff Barnes dijo: “Si pide ayuda, estaremos ahí para usted. No someteremos a nadie a ninguna investigación sobre su estado de inmigración”.

***

Descubra

El complot entre carteles mexicanos, migrantes ilegales y antifacistas en la frontera México-EEUU

TE RECOMENDAMOS