Las mejores vitaminas para aumentar las defensas

14 de Agosto de 2015 Actualizado: 14 de Agosto de 2015

Los glóbulos blancos, también conocidos como leucocitos son un tipo de célula en la sangre que actúa como respuesta inmunitaria, ayudando a luchar al organismo contra las infecciones, sirviendo como defensa del cuerpo ante sustancias extrañas o agentes infecciosos.

El número de glóbulos blancos en sangre suele ser un indicador de enfermedad, el número normal se encuentra entre 4 mil y 10.800 por cada microlitro de sangre. Su producción depende en cierta manera de la presencia de vitaminas en el cuerpo.

¿Cuáles son las mejores vitaminas para su producción?

Vitamina C: esta vitamina cumple la función de fortalecer el sistema inmunológico y generar defesas contra las enfermedades. Es recomendado consumir diariamente dosis de vitamina c que puede ser a través de frutas o verduras como naranja, pomelo, tomates, brócoli, papas, melón y otros alimentos ricos en esta vitamina.

Vitamina A: ayuda al cuerpo a producir glóbulos blancos, específicamente los linfocitos que son los encargados de atacar a las sustancias extrañas y a las células cancerígenas. Además ayudan a producir anticuerpos que también sirven para combatir infecciones. La vitamina A se puede consumir mediante cereales fortificados, la espinaca, la zanahoria, el boniato, las verduras de hojas verdes, las frutas cítricas y más.

Vitamina D: si bien no ayuda en la sintetización de glóbulos blancos, si lo hace en el incremento del conteo de ellos al disminuir la velocidad en la que se destruyen y eliminan del cuerpo. Una de las principales fuentes de vitamina D es la luz solar, exponerse unos minutos cada día a los rayos solares sin protección y en horas adecuadas basta para obtener los niveles necesarios.

Ácido fólico: ayuda a crear glóbulos blancos, principalmente los conocidos como neutrófilos por lo que su ingesta diaria es importante para que el cuerpo produzca glóbulos blancos. La ausencia de ácido fólico lleva a que se disminuya la producción y que se esté más susceptible a las infecciones. Las mejores fuentes de folato, como también se le conoce son el arroz, las legumbres, las verduras de hoja verde, el brócoli, el espárrago, los panes, los cereales y las frutas cítricas.

Articulo original

TE RECOMENDAMOS