Las personas que no saben leer pueden ser 3 veces más propensas a desarrollar demencia

Por KRISTINA MARTIN , WWW.ORGANICLFESTYLEMAGAZINE.COM
28 de Enero de 2020 Actualizado: 28 de Enero de 2020

A menudo se sugiere mantener la mente ocupada como una forma de evitar la demencia, y algo tan simple como leer y escribir puede marcar una gran diferencia. La Dra. Jennifer J. Manly del Colegio de Médicos y Cirujanos Vagelos, de la Universidad de Columbia en Nueva York dice:

“Ser capaz de leer y escribir permite a las personas involucrarse en más actividades que utilizan el cerebro, como leer los periódicos y ayudar a los niños y nietos con la tarea. Investigaciones previas han demostrado que tales actividades pueden reducir el riesgo de demencia. Nuestro nuevo estudio proporciona más pruebas de que la lectura y la escritura pueden ser factores importantes para ayudar a mantener un cerebro sano”.

El estudio

Manly es el autor de un nuevo estudio que examina la demencia y que fue publicado en Neurology, la revista de la Academia Americana de Neurología. El estudio administró pruebas de memoria y pensamiento a 983 personas del norte de Manhattan con bajos niveles de educación y una edad promedio de 77 años, para determinar si el alfabetismo afecta los niveles de riesgo de demencia. De los evaluados, 237 personas eran analfabetas.

Los sujetos de la prueba que no habían aprendido a leer o a escribir comenzaron en desventaja. El 35 por ciento de los sujetos de prueba que no sabían leer comenzaron el estudio con demencia, en comparación con solo el 18 por ciento de los sujetos alfabetizados. La brecha entre los alfabetizados y los analfabetos continuó durante todo el estudio. Después de las evaluaciones de seguimiento que se produjeron un promedio de cuatro años más tarde, el 48 por ciento del grupo de analfabetos había desarrollado demencia, mientras que el 27 por ciento del grupo de literatura registró demencia.

Cerebro saludable mientras se envejece

El mantener un cerebro activo es una estrategia crucial para reducir el riesgo de demencia. Los crucigramas o el aprendizaje de nuevas habilidades se mencionan frecuentemente como opciones viables. Los investigadores de la Universidad de Michigan publicaron un estudio en 2017 que atribuía la disminución de la demencia en Estados Unidos al aumento de los niveles de educación superior. Si bien obtener un título universitario podría no ser una opción o incluso algo que se desea, el estudio de Manly sugiere que incluso las actividades mentales que damos por hechas pueden proporcionarnos beneficios sorprendentes.

Kristina Martin trabaja en Green Lifestyle Market y es una reportera de bienestar de salud natural para la revista Organic Lifestyle, que publicó por primera vez este artículo.

***

Mire a continuación

Navegando por el mar de la vida con la brújula mágica de ‘Verdad, Benevolencia y Tolerancia’

TE RECOMENDAMOS