Continuarán protestas en Hong Kong tras revelación de detalles de Ley de Seguridad Nacional del PCCh

Por Frank Fang
22 de Mayo de 2020
Actualizado: 22 de Mayo de 2020

Beijing ha dejado claro que su objetivo es eludir la legislatura de Hong Kong para imponer una nueva ley draconiana de “seguridad nacional” en la ciudad cuyos opositores han criticado por destruir las libertades básicas de los hongkoneses.

El 22 de mayo, Wang Chen, vicepresidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional de la República Popular China (RPC), la “legislatura” de China que sirve como mera formalidad, dijo que la ley de seguridad nacional era necesaria porque Hong Kong se enfrentaba a “riesgos de seguridad nacional” cada vez mayores y el modelo de “un país, dos sistemas” de la ciudad estaba siendo “seriamente cuestionado”. Con el paso de los años también se había hecho evidente que un proyecto de ley de “seguridad nacional” como el artículo 23 no sería aprobado por la legislatura de Hong Kong.

El Artículo 23, un proyecto de ley antisubversivo, fue propuesto por primera vez en el consejo legislativo de Hong Kong en 2003. Pero tuvo que ser desechado después de que medio millón de hongkoneses salieran a las calles en protesta, con la idea de que una ley de este tipo amenazaría la autonomía de la ciudad y sus libertades básicas de reunión, creencia y expresión si el gobierno central de Beijing la consideraba una amenaza.

Manifestantes marchan durante una manifestación contra el artículo 23 y las prohibiciones que limitan la libertad de asociación en Hong Kong el 21 de julio de 2018. (VIVEK PRAKASH/AFP vía Getty Images)

Desde entonces, ha habido repetidos llamamientos de los legisladores de Hong Kong pro-Beijing para que se reintroduzca el proyecto de ley, sobre todo después de que el sentimiento anti Partido Comunista Chino (PCCh) creciera en junio del año pasado con el proyecto de ley de extradición del gobierno de Carrie Lam. Ese proyecto de ley también fue desechado después de que millones de personas de Hong Kong protestaran contra lo que percibían como una creciente influencia política de Beijing en los asuntos de la ciudad.

También se reveló el proyecto del PCCh sobre cómo establecer un sistema jurídico y un mecanismo de aplicación compatibles “para salvaguardar la seguridad nacional en la Región Administrativa Especial de Hong Kong”.

La jefa ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam (dcha), y el jefe ejecutivo de Macao, Ho Iat Seng (centro), asisten a la sesión de apertura de la Asamblea Popular Nacional (APN) en el Gran Salón del Pueblo de Beijing el 22 de mayo de 2020. (LEO RAMIREZ/AFP vía Getty Images)

El borrador dice que el comité permanente de la APN estará facultado para redactar leyes relacionadas para prevenir y castigar cualquier actividad relacionada con la secesión, la subversión del poder estatal, el terrorismo y la interferencia extranjera contra el gobierno de la RPC.

Beijing ha acusado repetidamente a los gobiernos occidentales de “alimentar” las protestas en Hong Kong y de “interferir en sus asuntos internos”, apelando al marco de “Un país, dos sistemas”.

Se sabe que la RPC ha acusado a los disidentes de “subvertir el poder del Estado” en un esfuerzo por silenciarlos en el continente y en Macao, región que sí aprobó la polémica legislación del Artículo 23 en 2009.

En el proyecto también se pedía a Beijing que estableciera una nueva institución en Hong Kong para “salvaguardar la seguridad nacional”.

La ley de seguridad nacional se añadirá al Anexo III de la Ley Fundamental, la mini-constitución de Hong Kong, lo que significa que la ley se aplicará sin pasar por el proceso del Consejo Legislativo de Hong Kong (LegCo).

El artículo 18 de la Ley Fundamental establece que “las leyes nacionales no se aplicarán en la Región Administrativa Especial de Hong Kong, salvo las enumeradas en el anexo III de la presente Ley”.

Esas leyes pueden hacerse efectivas una vez que la jefa ejecutiva de la ciudad publica un aviso legal en el Boletín Oficial, preparando el terreno para que las leyes se apliquen textualmente.

Wang añadió que el comité permanente de la APN revisará un informe del Consejo de Estado sobre cómo “salvaguardar la seguridad nacional” en Hong Kong.

Oposición

El legislador prodemocracia Eddie Chu escribió un mensaje en su página de Facebook para criticar el proyecto de ley de la RPC, señalando los riesgos que los hongkoneses enfrentarán si Beijing logra establecer una institución “del gobierno central” para hacer cumplir las necesidades de “seguridad nacional” de la RPC.

Chu explicó que dicho organismo allanaría el camino para que los agentes de policía encubiertos del régimen chino entraran “legalmente” en Hong Kong. Chu cuestionó si los hongkoneses seguirían estando protegidos por las leyes de Hong Kong, como el acceso a un abogado en caso de que fueran detenidos, interrogados o arrestados por autoridades chinas.

Chu también expresó su preocupación por las autoridades que podrían proteger a los hongkoneses si fueran torturados por agentes chinos por poner en peligro la “seguridad nacional” de China.

Finalmente, Chu cuestionó qué autoridad tendrá la policía de Hong Kong en virtud de la ley propuesta si recibe informes de personas detenidas por agentes chinos.

Jimmy Sham, convocante del Frente de Derechos Humanos Civiles (CHRF), posa durante una entrevista con AFP en Hong Kong el 20 de agosto de 2019. (ANTHONY WALLACE/AFP/Getty Images)

Jimmy Sham, convocante del grupo prodemocracia Frente de Derechos Humanos Civiles (CHRF), dijo que la nueva ley destruirá los derechos humanos, la democracia, la libertad y el estado de derecho en Hong Kong, acabando con la prosperidad económica de la ciudad.

Sham pidió a la gente que apoyara las protestas que está organizando el grupo, añadiendo que más de 2 millones deben presentarse si hay alguna esperanza de que Hong Kong se libere del PCCh.

El mandatario chino Xi Jinping (izq.) y el primer ministro Li Keqiang (dcha.) llegan a la sesión de apertura de la Asamblea Popular Nacional (APN) en el Gran Palacio del Pueblo de Beijing el 22 de mayo de 2020. (LEO RAMIREZ/AFP vía Getty Images)

El Partido Cívico local prodemocracia declaró en su página de Facebook que el régimen comunista de Beijing es un asesino que pretende acabar con las protecciones y el “alto grado de autonomía” prometido a Hong Kong bajo el lema “Un país, dos sistemas” con la introducción de la nueva institución del PCCh en la ciudad.

Otro partido prodemocracia, Demosistō, escribió en Twitter que Beijing “ignora completamente la voluntad de los hongkoneses” al aplicar la ley sin el escrutinio legislativo de Hong Kong.

La medida de Beijing de imponer una mayor voluntad política sobre Hong Kong ya ha recibido severas advertencias de la administración Trump de los Estados Unidos y de legisladores de los Estados Unidos, el Reino Unido, Australia y Taiwán.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Video relacionado

El Método del PCCh: El plan mundial del Partido Comunista Chino –el coronavirus es la última alarma

TE RECOMENDAMOS