Reglas de test de COVID y hospitales improvisados irritan a los residentes de Shanghai

Por Luo Ya y Lin Cenxin
21 de Abril de 2022 2:06 PM Actualizado: 21 de Abril de 2022 3:05 PM

Los residentes de Shanghai que han dicho que se han recuperado de COVID están siendo enviados a hospitales improvisados, llamados “fangcangs”, en contra de su voluntad.

La ciudad de unos 26 millones de personas ha estado en varias etapas de estricto confinamiento bajo la política “cero-COVID” del régimen chino durante las últimas semanas.

Durante este tiempo, los funcionarios han estado siguiendo órdenes mecánicamente, lo que ha dado como resultado que los residentes, que anteriormente tenían el virus, se vieran obligados a ir a un fangcang para ponerse en cuarentena a pesar de que sus pruebas resultaron negativas después de un período requerido de autoaislamiento.

Si a alguien se le dice que debe ir a un fangcang pero no lo hace, será castigado según un documento oficial reciente de Shanghái que dice: “Aquellos que se nieguen a ir a un fangcang recibirán un código QR rojo para siempre”.

Un código QR rojo restringe la movilidad de una persona.

Después de que comenzó la pandemia, China adoptó un sistema de código QR para teléfonos celulares que permite a las autoridades rastrear y monitorear el paradero de las personas. El sistema emite códigos verde, amarillo y rojo. Las personas deben tener un código verde para ir a lugares públicos y para viajar.

La Sra. Ge (seudónimo), residente de Shanghai, le dijo a la versión china de The Epoch Times que su prueba de antígeno dio negativo después de superar un brote de COVID en el autoaislamiento, pero la policía amenazó con emprender acciones legales contra ella si se negaba a ir a un fangcang.

Ge dijo que anteriormente dio positivo por COVID a través de una prueba de PCR el 4 de abril, lo que resultó en que el comité comunitario sellara su puerta de inmediato. Viviendo sola estuvo aislada hasta el 17 de abril cuando le hicieron una prueba de antígenos que dio negativo.

Ese mismo día la visitó la policía e insistió en que ahora necesitaba ir a un fangcang.

Ella dijo que alguien solo debería ir a un fangcang si tiene un resultado positivo, pero la policía le advirtió que, si se negaba a ir, se emprenderían acciones legales contra ella.

Esa noche, Ge le dijo a The Epoch Times que la policía estaba actuando de manera ilegal.

“He estado cumpliendo con el aislamiento domiciliario todo este tiempo y me quedé en casa sola. ¿Por qué insisten en desperdiciar los recursos públicos y hacerme ir a un fangcang?, preguntó.

“Mi prueba de antígeno resultó negativa. Si mi prueba vuelve a dar positivo por quedarme en el fangcang, los demandaré”.

Epoch Times Photo
Un empleado camina por el interior de un hospital improvisado que se utilizará para los pacientes de COVID-19, en Shanghai, el 7 de abril de 2022. (STR/AFP vía Getty Images)

Fenómeno generalizado

Muchos videos online han revelado situaciones caóticas y casos asociados con fangcangs.

Recientemente, una residente de Shanghai se quejó a través de un video online. Dijo que tres miembros de su familia se vieron obligados a ir a un fangcang incluso después de que sus pruebas de PCR dieron negativo.

En el video, se escucha que, tras llamar a una línea directa, le dijeron que solo se reconocerán las pruebas de PCR realizadas en un fangcang, y se emitirá un código QR verde de acuerdo con los resultados de esas pruebas.

“¿Es por motivos políticos o porque hay demasiados hospitales de acogida en Shanghai?”, le preguntó al personal en la llamada.

Fotos de un centro de cuarentena en el distrito de Pudong, en Shanghai, a principios de abril de 2022. (Captura de pantalla a través de Weibo)

Restricción de Movilidad

Un aviso emitido por un comité vecinal en el distrito Hongkou, de Shanghai, confirmó que alguien que dio positivo, pero luego dio negativo a través de una prueba casera de antígeno, tras aislarse, todavía tiene que ir a un fangcang.

“El médico no vendrá a hacer una nueva prueba, el aislamiento no se levantará y la persona confirmada debe ir a un fangcang y curarse antes de que se emita un formulario de liberación del aislamiento”, decía el aviso.

El aviso también decía que, si alguien se niega a ir a un fangcang, todo su edificio se mantendrá encerrado.

“Aquellos que no vayan a un fangcang siempre tendrán un código QR rojo sellado de por vida”, decía el aviso.

Ma Yalian, un contador, le dijo a The Epoch Times chino que enviar a un fangcang a las personas cuyos resultados PCR han dado negativo, para la cuarentena colectiva, refleja una burocracia rígida e incompetencia.

Dijo que una amiga en el distrito de Xuhui experimentó una situación similar en la que el comité de la comunidad local insistió en que debía ir a un fangcang, de lo contrario, incluso si su resultado fuera negativo después del autoaislamiento, tendría un código QR rojo permanente que restringiría su movilidad de por vida.

Desde el brote, “ninguna de las políticas de contención es lógica”, declaró.

Mary Hong contribuyó a este artículo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.