Las reservas de divisas de China cayeron 9000 millones de dólares en noviembre

Por Chriss Street
09 de Diciembre de 2019 Actualizado: 11 de Diciembre de 2019

Analista de noticias

Las reservas de divisas de China cayeron en 9000 millones de dólares, más de lo esperado, ya que el superávit de la balanza de pagos continúa evaporándose con la caída de las exportaciones y el aumento de las importaciones.

Las reservas de divisas de China alcanzaron su punto máximo en junio de 2014, con 3,993 billones de dólares, y cayeron a 3,093 billones de dólares en noviembre de este año. Aunque es una cifra muy grande, China aún tiene exportaciones de bienes por 2,26 billones de dólares, o el 12,8% de la oferta mundial, para lo cual necesita comprar continuamente grandes cantidades de materiales y financiar las necesidades de su capital de trabajo.

Un descenso por debajo de los 3 billones de dólares podría aumentar el riesgo de desacelerar la producción.

Los analistas de Wall Street habían pronosticado una disminución de solo 2.000 millones de dólares en las reservas de divisas de China, sobre la base de las expectativas de un sólido desempeño comercial por estaciones, con un aumento de las exportaciones de 2.400 millones de dólares y una disminución de las importaciones de 3.200 millones de dólares. Pero las exportaciones chinas de noviembre cayeron 2.400 millones de dólares y las importaciones aumentaron en casi 1.000 millones de dólares.

La guerra comercial entre China y Estados Unidos le ha costado a China unos 4.000 millones de dólares mensuales en exportaciones, pero eso se ha visto parcialmente compensado por una reducción de 1.000 millones de dólares en las importaciones de Estados Unidos. El viceministro de Comercio de China, Ren Hongbin, habló sobre las negociaciones comerciales en una conferencia de prensa celebrada el 9 de diciembre en Beijing, afirmando: “China espera que las negociaciones sigan avanzando sobre la base de los principios de igualdad y respeto mutuo, y alcanzar un resultado que pueda satisfacer a todas las partes lo antes posible”.

Ante la fecha límite del 15 de diciembre para que el gobierno de Trump aplique un aumento adicional del 15% en los aranceles de las exportaciones chinas de 160.000 millones de dólares, China hizo un gesto de buena voluntad el 6 de diciembre eximiendo de los aranceles chinos a “algunos” frijoles de soja y carne de cerdo de Estados Unidos.

Pero la guerra comercial no ha dañado la economía de los Estados Unidos ni ha debilitado el apoyo del presidente Trump a los trabajadores. El 6 de diciembre, la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU. informó que el empleo aumentó en 266.000 personas en noviembre. Las ganancias de los últimos dos meses se elevaron, con un promedio de 6 meses por encima de 200.000 por primera vez desde abril.

La Administración Estatal de Divisas no mencionó los 7.000 millones de dólares que se perdieron en el comercio, cuando emitió un comunicado, en el que culpó al enorme descenso de los tipos de cambio y los precios de los activos a nivel mundial, incluido el valor de las 62,64 millones de onzas troy de oro de reservas de China, que cayeron de 94.650 millones de dólares en octubre a 91.470 millones de dólares en noviembre.

La balanza de pagos de China para las exportaciones e importaciones alcanzó su punto máximo en 2009 con un 10% del PIB, pero se espera que el próximo año sea negativa, según Enodo Economics. El mayor desafío de los costos laborales de China de aproximadamente 0,60 dólares por hora en 2002, fue los salarios de India y Filipinas. Pero el valor actual es de 4,80 dólares por hora, superior al de Filipinas de 3,10 dólares, India de 2,50 dólares, y del vecino Vietnam, de 3 dólares por hora.

En lugar de la demanda habitual del aumento de trabajadores que incrementa los costos laborales, Enodo Economics señala que “la población de China alcanzará un máximo de 1.410 millones en 2023, 5 años antes de lo previsto por las previsiones oficiales”. Aunque algunos analistas predicen que la tasa de natalidad para 2020 podría caer de 17 millones a 11 millones, Enodo Economics advierte que la reducción de la fuerza laboral y el rápido envejecimiento de la personas plantean múltiples desafíos sociales y económicos a los líderes de China.

Chriss Street es un experto en macroeconomía, tecnología y seguridad nacional. Se ha desempeñado como Director General de varias empresas y es un escritor activo con más de 1.500 publicaciones. También ofrece regularmente conferencias de estrategia a estudiantes de postgrado en las mejores universidades del sur de California.

***

Descubre

Mujer en EE.UU. recibe desesperada nota de SOS de un chino encarcelado en campo de trabajo forzado

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

TE RECOMENDAMOS