Las solicitudes de desempleo semanales suben a 853,000 tras nueva oleada del virus

Por Tom Ozimek
10 de Diciembre de 2020
Actualizado: 10 de Diciembre de 2020

La semana pasada, el número de trabajadores estadounidenses que solicitaron prestaciones estatales por desempleo se elevó a 853,000, el tercer aumento semanal consecutivo y una señal de que el resurgimiento del brote viral podría estar obligando a más empresas a recortar puestos de trabajo.

El Departamento del Trabajo dijo en un informe del 10 de diciembre (pdf) que el número de personas que presentaron solicitudes iniciales de prestaciones estatales la semana pasada creció alrededor de 137,000 desde el nivel revisado de la semana anterior de 716,000.

Los economistas entrevistados por Reuters predijeron 725,000 solictudes de desempleo semanales, haciendo que las cifras del Departamento del Trabajo sean una sorpresa.

“Nuestros temores de un significativo daño económico causado por la explosión de los casos de COVID-19 han sido ahora igualados por un pico en las nuevas solicitudes de prestaciones por desempleo”, dijo el analista económico de Bankrate.com Mark Hamrick en unas declaraciones enviadas por correo electrónico a The Epoch Times. “Solo con el número de nuevas solicitudes estatales, el aumento de 137,000 lleva el total de nuevas solicitudes a un nivel que no se veía desde mediados de septiembre”.

Las solicitudes de desempleo semanales alcanzaron un récord de 6.9 millones en marzo, durante los cierres impuestos para frenar la propagación del virus del PCCh (Partido Comunista Chino). Si bien el número de personas que solicitaron prestaciones por desempleo disminuyó drásticamente en el mes o dos siguientes, el ritmo de la recuperación se ha ralentizado constantemente desde entonces, y las solicitudes de desempleo semanales se han mantenido por encima de las 700,000 durante meses. Antes de la pandemia, las solicitudes semanales rondaban las 225,000 por semana.

Los mayores aumentos en las solicitudes de desempleo para la semana que terminó el 28 de noviembre fueron en Illinois (+8535), Oregón (+5461), Colorado (+1905), Indiana (+1746) y Luisiana (+1735). Las mayores caídas fueron en California (-37,803), Texas (-14,123), Michigan (-10,976), Georgia (-9905) y Washington (-7881).

Las cifras del Departamento del Trabajo también mostraron que el número total de trabajadores estadounidenses que reclamaron prestaciones por desempleo en todos los programas a nivel nacional cayó en más de 1.1 millones a 19 millones para la semana que terminó el 21 de noviembre, casi 17.5 millones más que en la semana comparable de hace un año.

La vacilante recuperación del mercado laboral y el reciente aumento de las infecciones por COVID-19 han presionado a los políticos para que presenten otro paquete de rescate, ya que la mayor parte de la ayuda financiera del gobierno se ha agotado.

Los legisladores aprobaron el miércoles un proyecto de ley de financiación provisional del gobierno que daría más tiempo para las negociaciones, pero un acuerdo sobre otro paquete de ayuda ha sido difícil de alcanzar debido a los desacuerdos sobre la ayuda a los gobiernos estatales y locales, las protecciones de responsabilidad de las empresas y las prestaciones por desempleo.

El líder de la Minoría de la Cámara de Representantes Kevin McCarthy (R-Calif.) dijo que él y el líder de la Mayoría del Senado Mitch McConnell (R-Ky.) apoyarían el paquete de 916,000 millones de dólares presentado por el principal negociador del presidente Donald Trump, con la propuesta que incluye 600 dólares en pagos directos a las familias estadounidenses. McConnell había impulsado anteriormente un paquete de 500,000 millones de dólares, mientras que un grupo bipartidista de legisladores presentó recientemente un proyecto de 908,000 millones de dólares. La presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi (D-Calif.) y el líder de la minoría del Senado Charles Schumer (D-N.Y.) solicitaron previamente un proyecto de ley de 2.2 billones de dólares que McConnell desestimó.

La propuesta de la Casa Blanca, que se basa en el marco bipartidista, atrajo fuertes objeciones de los demócratas en el Congreso. Pelosi y Schumer dijeron en un comunicado conjunto que el paquete de ayuda era inadecuado y obstruía las conversaciones bipartidistas que se estaban llevando a cabo para llegar a otro acuerdo.

“Si bien es un progreso que el líder McConnell haya firmado una oferta de 916,000 millones de dólares que se basa en el marco bipartidista, no se debe permitir que la propuesta del presidente obstruya las conversaciones bipartidistas del Congreso que están en curso”, dijeron Pelosi y Schumer.

“La propuesta del presidente comienza por reducir la propuesta de seguro de desempleo que están discutiendo los miembros bipartidistas de la Cámara y el Senado de 180,000 millones de dólares a 40,000 millones de dólares. Eso es inaceptable”, añadieron.

Mientras tanto, Estados Unidos ha registrado un promedio de 206,000 nuevas infecciones diarias por el virus del PCCh durante la última semana. El promedio de muertes es de más de 2200 al día, y un récord de 104,000 personas fueron hospitalizadas a fecha del martes.

El brote viral ha llevado a muchos gobernadores a imponer restricciones más estrictas a la actividad comercial.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

Descubra

Inmigrante mexicana habla de su experiencia y por qué apoya al presidente de EE. UU.

TE RECOMENDAMOS