Latinos, apartados de empleos calificados en California por falta de estudios

Por EFE
27 de Noviembre de 2018 Actualizado: 27 de Noviembre de 2018

Con respecto a otros grupos étnicos, los latinos en California van de últimos en sus estudios superiores y no formarán parte de la fuerza laboral calificada en el futuro, según alertaron hoy especialistas.

“Hay que infundir en la niñez latina la idea de que un título profesional universitario no es un lujo, sino una necesidad, y que se puede lograr si se pone el esfuerzo”, declaró hoy a Efe Niza Rodríguez, psicóloga educativa especialista en Desarrollo de Familia.

Para Rodríguez, la estrategia de los hispanos para tener éxito en la universidad tiene que comenzar “al menos en la escuela intermedia, para que logren ingresar a una buena secundaria que ofrezca cursos universitarios avanzados”.

“Es demasiado tarde, en mi opinión, esperar a que un joven entre a secundaria para motivarlo y prepararlo para asistir a la universidad”, matizó.

Asimismo, un informe dado a conocer a mediados de este mes por la Campaña por la Oportunidad Universitaria advierte que sólo el 12% de los latinos en California tiene un título universitario de cuatro años.

El reporte calcula que, para el año 2060, el 45% de la población del Estado Dorado -23 millones de personas- será latino.

En 2016, según se detalla, sólo el 12% de los hispanos mayores de 25 años poseía un título universitario de cuatro años, el porcentaje más bajo entre los grupos comparados.

Como contraste, el 54% de los asiáticos era poseedor de un título de este tipo, lo mismo que el 43% de los blancos no hispanos y el 24% de los jóvenes afroamericanos.

La situación es crítica pues para 2018 se calcula que los hispanos representan el 40% del total de la población del estado.

“Los latinos de California están más educados que nunca; sin embargo, estas mejoras no han mantenido el ritmo de otros grupos étnicos/raciales”, anotó el análisis.

El estudio destacó que, aunque en 2016 entre los jóvenes hispanos de 19 años el 86% se había graduado de secundaria, sólo el 39% había completado un currículo de preparación universitaria con una calificación de “C” o más.

Como parte de esa preparación mental y académica, hay que “desmontar otro mito” que coloca a la universidad como un estudio de élite.

“No hay duda que la universidad -especialmente en California- es muy costosa, incluyendo las universidades públicas de cuatro años, pero hay caminos para lograrlo”, aseguró Rodríguez.

Así, la estrategia de ir dos años a un colegio comunitario -con un costo bajo- es una buena opción pues además, “actualmente en California hay apoyo de las grandes universidades públicas para aceptar alumnos de transferencia de colegios comunitarios”, matizó la especialista.

“Se debe comenzar el apoyo desde el seno de la familia, donde muchas veces se hace burla a las aspiraciones científicas de los menores”, expuso Rodríguez.

“Entre algunos sectores de nuestra comunidad, está muy difundida la idea de que ‘si mi padre ha salido adelante (sin un título universitario) lo que yo tengo que hacer es empezar a trabajar lo más rápidamente posible’ y eso es equivocado”, agregó.

Michele Siqueiros, presidente de Oportunidad Universitaria, subrayó al presentar el informe que “el futuro de California depende del éxito educativo de nuestra población latina”.

Por lo mismo, tanto el gobierno estatal como las universidades públicas de cuatro años deben tomar cartas en el asunto.

“Las universidades necesitan hacer un trabajo mucho mejor en lo referente a la graduación de latinos y estudiantes afroamericanos”, señaló Siqueiros en declaraciones enviadas a Efe.

Pero Siqueiros agregó que el problema no es sólo de los hispanos, sino de todo el estado.

El informe hizo un llamado al nuevo gobernador electo, el demócrata Gavin Newsom, para que establezca que “el 60% de los adultos posea un título universitario en 2030 y determine una meta de logro específico para los estudiantes latinos”.

Un análisis del Instituto de Políticas Públicas de California (PPIC) calculó que el estado tendrá un déficit de 1,1 millones de profesionales en 2030.

Patrick Murphy, director de Políticas de PPIC, anotó que “cerrar la brecha de preparación de la fuerza laboral conducirá a mejores resultados económicos para todos los californianos, un aumento en las ganancias estatales y una reducción en la demanda de los servicios sociales”.

Te puede interesar

Este hombre ayuda a 100 millones de personas a mejorar su salud y elevar su estándar moral asimilándose a los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia

TE RECOMENDAMOS