Lección de padre nigeriano al ver a su hijo reir de un niño con zapatos humildes recorre el mundo

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
24 de Mayo de 2019 Actualizado: 24 de Mayo de 2019

Un padre nigeriano compartió en las redes sociales la manera en que castigó a su hijo por burlarse de un niño que usaba sandalias de goma mientras él llevaba zapatos elegantes. Su mensaje fue compartido en todo el mundo.

John Onyeka reaccionó ante la burla de su hijo y para enseñarle a respetar a los demás le incautó todas sus zapatillas y zapatos. Luego compró dos zapatos de goma corrientes, un par para la iglesia y el otro para la escuela.

“Por fuerza debe tener sentido común”, dijo el padre.

“Mi hijo se burló de un chico con sandalias de goma el viernes pasado, así que ayer le compré dos zapatos de goma, uno para la iglesia, el otro para la escuela y encerró todas sus zapatillas y zapatos elegantes, debe tener sentido común por la fuerza #responsiblepareting (por lo tanto responsable)”, escribió en un twitter el 23 de mayo.

Su mensaje fue compartido más de 8700 veces y apoyado con un ‘me gusta’ de 20.775 votantes hasta el día 24 de mayo.

Onitsha, NIGERIA: Los escolares caminan cubriéndose la nariz (PIUS UTOMI EKPEI/AFP/Getty Images)

El padre compartió un comentario de una respuesta: “¡Es por fuerza! El sentido debe entrar en esa cabeza”, señaló el usuario Tommylonge, añadiendo a continuación que “los niños no pueden pensar por sí mismos… Sólo hacen las cosas sin remordimientos”.

“Tenemos que estar allí para guiarlos”.

Onyeka luego explicó que su hijo no podía creer cuando le aplicó el castigo y pensó que era una broma hasta que llegaron sus zapatos de goma nuevos. El anunció que esta lección está planeada a que dure 30 días.

Además confesó que el mismo padeció de burlas en la infancia. “Me sentí personalmente atacado porque fui a la escuela con sandalias de goma e hice que otros estudiantes se rieran de mí en ese entonces….. estará sin sus zapatos elegantes por mucho tiempo”.

“Yo probablemente lo haría durante un año entero”, señaló un usuario en un comentario.

Un niño parado delante de una estructura temporal erigida por la OIM (Organización Internacional para las Migraciones) en Pulka con sandalias de goma. (STEFAN HEUNIS/AFP/Getty Images)

La lección del padre generó muchos comentarios.

Jerome Sanson estimó que debía asegurarse antes de quitar la prohibición de las zapatillas. “Estimable señor, las sandalias de goma eran un bien muy preciado para mí en aquellos días, algunos otros usaban zandalias de baño o incluso iban descalzos a la escuela. Todavía ocurre hoy en día. Deje que el entienda su error y asegúrese de que se arrepienta antes de levantar la prohibición de las zapatillas deportivas…. Gracias de nuevo”.

“Señor, su lección me conmovió emocionalmente y me hizo darme cuenta de que ser privilegiado no significa que debamos despreciar a otros que no lo son. Que Dios lo siga bendiciendo, señor”, escribió Abu.

“Este es un momento justo para enseñar sobre el dinero”, comentó Sega.

Dos niños juegan en una sección en ruinas de la antigua muralla de Kano, en Kano, Nigeria, el 12 de junio de 2018. (AMINU ABUBAKAR/AFP/Getty Images)

Otro usuario analizó como se sentiría el hijo al recibir el castigo. “Lo bonito de esto es que también se reirán de él y también sentirá el dolor que sintió el otro estudiante… aprenderá a no despreciar nunca a nadie y comprenderá que los dedos no siempre son iguales, aprenderá que temprano, usted lo hizo bien, señor”.

Por su parte Leo, en su comentario trató de ser neutral. “En primer lugar, no diré que estás totalmente equivocado o en lo cierto. En segundo lugar, el padre utilizó un método más eficaz para corregir a ‘su propio’ hijo”.

“El niño recordará que aunque lo tenga todo, puede perderlo todo. Cada padre tiene su método.Tal vez contar una historia no funcionaría”.

El 30 de enero de 2018, un niño de la guardería y la escuela primaria Bethel se sienta con un libro en la mano. (STEFAN HEUNIS/AFP/Getty Images)
OPSHOT – Un niño lleva el calzado de su padre rescatado de una casa sumergida por las inundaciones en Wawa, a lo largo de la autopista Lagos – Ibadan, en el estado de Ogun, en el suroeste de Nigeria, el 5 de octubre de 2016. Miles de personas de la comunidad Wawa en el estado de Ogun, al suroeste de Nigeria, se han quedado sin hogar debido a que algunas de sus casas han quedado sumergidas o han sido arrastradas por el agua y se han perdido objetos de valor a causa de las inundaciones provocadas por el desbordamiento del río Ogun.(PIUS UTOMI EKPEI/AFP/Getty Imag)

Adanma envió un cálido mensaje al padre. “Estoy orgulloso de ti. Todos tenemos que enseñar a nuestros hijos que ser privilegiados no significa que seamos mejores que los menos privilegiados, sino que estamos bendecidos. Estoy seguro de que aprenderá de esto”.

“!Mis puntos son exactamente, tengo la intención de ver la lección en todo lo que pasó, gracias… y amén”, respondió Onyeka.

“Eso está muy bien…. Ningún humano es peor que el otro, ese es un privilegio que no contamos”, concluyó Ongulana Oluwafemi. “Mi punto de vista es igual”, respondió el padre.

“Sí hermano. Entrena al niño en el camino que debe seguir y cuando sea viejo no se apartará de él…”, reflexionó a continuación Onyeka.

Una niña es tomada de la mano por su padre durante el servicio dominical en la iglesia católica St. Mary’s Cathoric de Port Harcourt, en el sur de Nigeria, el 17 de febrero. 2019. (YASUYOSHI CHIBA/AFP/Getty Images)

***

A continuación

Anciano camina 2000 kilómetros y usa 9 pares de zapatos para entregar este poderoso mensaje

TE RECOMENDAMOS