Lectora de la edición china del Epoch Times: “Su cobertura del coronavirus me salvó la vida”

Por Olivia Li y Yi Ru
13 de Febrero de 2020 Actualizado: 14 de Febrero de 2020

Una mujer china-estadounidense llamó a la oficina del Epoch Times en idioma chino en la ciudad de Nueva York el 9 de febrero para expresar su gratitud hacia el medio de comunicación. Ella se enteró de la gravedad del nuevo brote de coronavirus (formalmente llamado COVID-19) cuando vio el canal de YouTube en idioma chino de The Epoch Times durante una visita a Beijing a fines de enero. YouTube está prohibido dentro de China, pero muchos usan el software VPN para evitar el firewall del país.

Los informes en video de The Epoch Times la ayudaron a tomar la decisión correcta; inmediatamente reservó un vuelo de regreso a Estados Unidos y salió de China antes de que las ciudades chinas fueran puestas en cuarentena una tras otra.

La experiencia de una lectora

Tina Zhang es nativa de Beijing. Ella viajó a su ciudad natal el 24 de enero para visitar a un amigo que cayó enfermo.

“Ya sea en el aeropuerto o en la calle, habían pocas personas con máscaras faciales en Beijing el 24 de enero”, dijo Zhang. “Al día siguiente, se les dijo a las personas que evitaran salir y que usaran una máscara si tenían que ir a lugares públicos, pero al mismo tiempo, las autoridades nos dijeron que esta enfermedad no es muy contagiosa”.

Cuando fue de compras al supermercado el 26 de enero, notó que todos en la calle llevaban una máscara y trataron de mantenerse a distancia. Se apresuraron a tomar los suministros que necesitaban e inmediatamente salieron del supermercado luego de pagar por sus productos.

Beijing fue afectado por el SARS en 2003. Los ciudadanos de Beijing todavía están traumatizados por los recuerdos de ese brote, que mató a cientos de personas en China.

Zhang se puso nerviosa e intentó revisar las noticias sobre el virus.

De alguna manera, Tina se encontró con el canal de noticias de The Epoch Times en idioma chino en YouTube, que informó que Wuhan estaba en medio de un brote grave, y que el virus se estaba extendiendo rápidamente por China y otros países.

Luego revisó las noticias de los medios estatales chinos y los portales de noticias como Sohu y Sina, pero no informaban tales detalles. En cambio, los informes transmitían que el brote estaba bajo control.

¿En cuál debo confiar? Zhang pensó.

“En el video de YouTube de The Epoch Times, el presentador Li Muyang presentó imágenes, audio y explicaciones. Son muy convincentes”, dijo Zhang. “Además, su imagen y voz portaban una energía poderosa. Eso me hizo sentir que es honesto y confiable. Inmediatamente decidí que debía cambiar mi fecha de regreso y reservar un vuelo adelantado [de regreso a los Estados Unidos]”.

Luego le pidió a su esposo, que estaba en su casa en los Estados Unidos, que reservara un boleto para ella, diciendo: “Date prisa. No pierdas el tiempo preguntándome por qué”.

También notificó a varios amigos que viajaron a China para las vacaciones del Año Nuevo chino, diciendo: “He tenido la oportunidad de ver información verdadera. ¡Date prisa y regresa [a casa en los Estados Unidos]! ¡Eso salvará tu vida!”

Sus amigos no le creyeron.

Al final, solo una de sus amigas siguió su consejo y le pidió a Zhang que reservara dos boletos para ella y su hijo, a pesar del precio caro.

“Cuando mi avión aterrizó en el aeropuerto de Los Ángeles el 28 de enero, sentí de todo corazón que finalmente estaba libre de todas las preocupaciones”, dijo Zhang a The Epoch Times. Se quedó en China por menos de cuatro días.

La mencionada amiga salió de China el día antes de que su ciudad natal fuera encerrada en cuarentena. Si se hubiera quedado un día más, no habría podido abandonar el país, dijo Zhang.

De regreso a casa

Para explicar la situación a su esposo, que es estadounidense, Zhang le mostró los informes relacionados del Epoch Times. Al enterarse del encubrimiento de las autoridades sobre la verdadera situación en China, su esposo estaba furioso.

“No podía entender por qué el régimen chino informó la gravedad [del brote] a la Embajada de los Estados Unidos… desde el 3 de enero, pero no alertó a su propia gente hasta el 20 de enero”, dijo Zhang.

También pidió a los chinos, especialmente a los de la provincia de Hubei, donde el brote es más grave, que condenen a las autoridades por no contener la enfermedad.

“The Epoch Times realmente me salvó la vida. Si me hubiera quedado en China, tendría un miedo constante, ya que me arriesgaría a infectarme con el virus después de ir a los supermercados, usar el ascensor o incluso usar los baños públicos. En realidad, el Epoch Times salvó a mi familia, porque cuando regresé sana y salva, mi familia también se salvó de esta enfermedad altamente contagiosa”, dijo Zhang.

Elogió al personal del Epoch Times por su coraje y amabilidad. “Siempre exponen la verdad, incluso cuando hay varios desafíos, y otros grupos de medios no tienen tanto coraje”, dijo, explicando que la mayoría de los otros medios de comunicación en idioma chino tienen miedo de publicar información que es desagradable para el régimen chino.

El régimen chino ha acusado en varias ocasiones al Epoch Times en idioma chino de ser un medio “anti-China”.

Zhang dijo que espera que los chinos en el extranjero vean más allá de la propaganda del régimen chino y le den una oportunidad al medio. “Ya es hora de que se despierten, basados en lo que han visto durante el brote de este virus”.

Ella cree que el Epoch Times en idioma chino ganará más reconocimiento, confianza y respeto entre la comunidad china como resultado de sus informes sobre el COVID-19.

“Todos los informes sobre el coronavirus del Epoch Times son verdaderos, y sus informes han ayudado a muchas personas [en China]. Puedo dar fe de eso”, dijo.

Video relacionado

¿El régimen chino está ocultando la gravedad del coronavirus?

TE RECOMENDAMOS