Legislador de Alabama pide a líderes estatales cerrar Institutos Confucio operados por Beijing

Por Frank Fang
30 de Julio de 2020
Actualizado: 30 de Julio de 2020

El representante Mo Brooks (R-Ala.) envió una carta a los funcionarios gubernamentales del estado de Alabama, pidiéndoles presionar por la clausura de los Institutos Confucio (IC) financiados por Beijing.

“Los líderes de Alabama deberían usar todas las herramientas posibles a su disposición para cerrar los Institutos Confucio financiados por los chinos comunistas tanto en Troy como en la A&M de Alabama”, dijo Brooks en un comunicado de prensa del 28 de julio desde su oficina.

“Estos llamados ‘institutos’ no son otra cosa que unidades de propaganda comunista china. No se le puede permitir al Partido Comunista Chino ganar influencia sobre el sistema de educación estadounidense o socavar la seguridad nacional estadounidense”, añadió Brooks.

Su carta fue dirigida a la gobernadora Kay Ivey y al vicegobernador Will Ainsworth, así como a los líderes de la legislatura estatal, el presidente temporal del Senado, Del Marsh, y el presidente de la Cámara de Representantes, Mac McCutcheon.

Más de 100 Institutos Confucio abrieron en las universidades de EE.UU. desde 2004. La Universidad de Agricultura y Mecánica de Alabama inauguró su IC en 2015, mientras que el IC de la Universidad de Troy se estableció en 2007.

En febrero de 2019, investigadores del Senado de EE. UU. encontraron que Beijing proporcionó más de 158 millones de dólares a las escuelas de Estados Unidos para que operaran estos institutos.

Según la Asociación Nacional de Académicos, un grupo de defensa de la educación, hasta el 30 de junio  había en Estados Unidos un total de 75 Institutos Confucio, mientras que 45 institutos cerraron o están en proceso de hacerlo.

Los programas de educación financiados por China está bajo escrutinio desde los últimos años por difundir propaganda de Beijing, sofocar la libertad de expresión y ser posibles centros de espionaje.

En un informe de junio del 2014, la Asociación Americana de Profesores Universitarios (AAUP, por sus siglas en inglés), un grupo sin fines de lucro con sede en Washington, advirtió sobre las amenazas planteadas por los IC a la libertad académica de Estados Unidos.

“La mayoría de los acuerdos para establecer los Institutos Confucio presentan cláusulas de confidencialidad e inaceptables concesiones a los propósitos y prácticas políticas del gobierno de China”, escribió AAUP.

El grupo añadió: “Las universidades norteamericanas permiten a los Institutos Confucio avanzar una agenda estatal en el reclutamiento y control de la comunidad académica, en la elección del currículo, y en la restricción del debate”.

En una audiencia del Congreso de julio de 2019,  Christopher Wray, director del Buró Federal de Investigaciones (FBI), declaró que los IC “ofrecen una plataforma para difundir la propaganda del gobierno chino o del Partido Comunista Chino, para fomentar la censura, para restringir la libertad en el ámbito académico”.

Los propios funcionarios chinos reconocieron públicamente los motivos ulteriores de Beijing detrás de los IC.

Li Changchun, exencargado de la propaganda del Comité Permanente del Buró Político, el órgano superior de toma de decisiones del Partido Comunista Chino, declaró en 2009 que los IC eran “una parte importante del establecimiento de la propaganda china en el extranjero”, según la carta de Brooks.

Brooks no es el único que pide que las universidades de Alabama clausuren los programas chinos.

En mayo, la Federación Republicana de Universidades de Alabama publicó un comunicado de prensa, alentando a “todas las universidades, incluyendo aquellas instituciones de Alabama, a reconsiderar su asociación con el gobierno chino y su iniciativa de los Institutos Confucio”.

El 27 de julio, el representante del estado de Alabama, Tommy Hanes, reveló un nuevo proyecto de ley que podría prohibir los IC de las universidades públicas de Alabama, de acuerdo con el sitio web de noticias locales Yellowhammer.

“Este proyecto de ley podría prohibir a las instituciones públicas de educación superior proporcionar apoyo para financiamiento o uso de las instalaciones de sus campus para la operación de institutos culturales, como los Institutos Confucio, que están afiliados, financiados o respaldados por el gobierno de China”, según el texto del proyecto de ley.

“Los campus de las universidades son bastiones de la libertad de expresión y libertad académica, principios que el comunismo explícitamente busca destruir”, dijo Hanes en un comunicado.

“Debemos de dejar en claro que el gobierno chino no tiene puerto seguro para promover los males del comunismo en el estado de Alabama”, concluyó.

Sigue a Frank en Twitter: @HwaiDer

Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


Descubra

Institutos Confucio: el caballo de Troya chino amenaza a la libertad global

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS