Legisladores británicos crean enmienda “juego del calamar” para frenar comercio ilegal de órganos chinos

Por Alexander Zhang
22 de Noviembre de 2021
Actualizado: 22 de Noviembre de 2021

Un grupo de legisladores británicos ha introducido una nueva medida para reprimir el espantoso comercio de órganos humanos extraídos por el régimen chino a presos de conciencia.

La propuesta de enmienda al proyecto de ley de salud y asistencia sanitaria ha sido bautizada como “Squid Game” (Juego del Calamar), en referencia a la exitosa serie de Netflix que incluye escenas gráficas de la sustracción órganos.

La enmienda no nombra ningún país específico, pero los legisladores dejaron en claro que el objetivo es hacer mella en la economía de la extracción forzada de órganos en China.

La enmienda, que ha logrado el respaldo de diputados de todas las tendencias políticas, prohibirá a los ciudadanos británicos recibir un trasplante en el extranjero cuando haya un beneficio económico de por medio o sin el claro consentimiento del donante.

En junio de 2019, el Tribunal de China, una entidad internacional independiente con sede en Londres, Inglaterra, concluyó que los órganos de los presos de conciencia han sido sustraídos por la fuerza a gran escala, a veces mientras aún están vivos. Los órganos se utilizan para atender el rápido crecimiento del comercio de trasplantes, que genera aproximadamente USD 1000 millones al año. Su informe afirma que “los practicantes de Falun Gong han sido una, y posiblemente la principal fuente de suministro de órganos”.

En junio de este año, expertos de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos emitieron un comunicado diciendo que estaban “extremadamente alarmados” por los informes de supuesta “sustracción forzada de órganos” por parte del PCCh dirigida a minorías, “incluidos practicantes de Falun Gong, uigures, tibetanos, musulmanes y cristianos”.

Marie Rimmer, una diputada laborista que propuso la enmienda “Juego del calamar”, dijo: “La sustracción forzada de órganos que tiene lugar en China es uno de los peores crímenes contra la humanidad del siglo XXI. Bajo ninguna circunstancia los ciudadanos británicos deberían financiarla”.

“Esta enmienda no detendrá el comercio en su totalidad, pero mostrará que Gran Bretaña está haciendo su parte para ponerle fin y para ubicarse en el lado correcto de la historia”, dijo.

La enmienda también cambiará la legislación para que la importación de cadáveres de extranjeros requiera el mismo consentimiento que se exige para la importación de cadáveres de oriundos del Reino Unido.

Rimmer le dijo a NTD, una afiliada de The Epoch Times, que los cuerpos plastinados de prisioneros chinos se habían exhibido en Birmingham y Londres sin que se hubiera dado un consentimiento previo de las autoridades.

“Esto es inaceptable”, dijo. “Es simplemente horrendo que esto ocurra. Tenemos un deber con otros seres humanos, la santidad de sus cuerpos y el descanso en paz”.

La diputada le dijo a NTD que la enmienda fue firmada por legisladores de todos los partidos políticos en la Cámara de los Comunes.

El Parlamento debe debatir y votar sobre esta enmienda el martes.

Jane Werrell de NTD contribuyó a este artículo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS