Legisladores de Carolina del Sur aprueban ley ‘latidos del feto’, que veta la mayoría de los abortos

Por Lorenz Duchamps
18 de Febrero de 2021
Actualizado: 18 de Febrero de 2021

Los legisladores de Carolina del Sur aprobaron el miércoles un “proyecto de ley sobre el latido del corazón fetal” que prohibirá la mayoría de los abortos en el estado después de que hayan transcurrido seis semanas de embarazo.

La legislación pasó con una votación 79 – 35 en el senado, de mayoría republicana, que obtuvo tres escaños en las últimas elecciones. Muchos funcionarios han hecho de la “Ley de Protección contra el Aborto y Latidos del Corazón Fetal de Carolina del Sur” una prioridad número uno.

El gobernador Henry McMaster ha respaldado repetidamente la prohibición del aborto como uno de sus principales objetivos desde que asumió el cargo en 2017.

McMaster ha prometido firmar el proyecto de ley tan pronto como pueda y después de que la Cámara le dé una votación de procedimiento final el jueves, votación en la que es poco probable que cambie el resultado.

“Estamos más cerca que nunca de aprobar la legislación provida más completa que haya tenido nuestro estado”, tuiteó McMaster en enero. Durante una conferencia de prensa el miércoles, el gobernador calificó el proyecto de ley como “uno de los más provida del país”.

El gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster, le habla a una multitud durante una fiesta de la noche de las elecciones para el senador Lindsey Graham (R-S.C.), en Columbia, S.C., el 3 de noviembre de 2020. (Sean Rayford/Getty Images)

El nuevo proyecto de ley requerirá que los médicos usen ultrasonido en una mujer embarazada para tratar de encontrar un latido cardíaco fetal detectable antes de que pueda continuar el aborto, según un comunicado de la Asamblea General de Carolina del Sur.

Si se detecta un latido del corazón, el aborto solo se puede realizar si la salud de la madre está en riesgo, o en caso de violación, incesto o anomalías fetales que podrían conducir a la muerte del bebé.

El proyecto de ley no castigará a una mujer embarazada por someterse a un aborto ilegal, pero la persona que realizó el aborto podría ser acusada de un delito grave, sentenciada hasta dos años y multada con USD 10,000 si se la declara culpable.

A lo largo de los años, los senadores de Carolina del Sur han reintroducido varios proyectos de ley que buscan prohibir los abortos en el estado y, potencialmente, penalizarlos judicialmente.

“Desde el momento en que comienza la vida, debe protegerse, como un derecho inalienable bajo las Enmiendas Quinta y Decimocuarta”, dijo el Senador Republicano Richard Cash. “Creo en un absoluto moral del bien y del mal, y el derramamiento de sangre inocente es un mal moral del que debemos alejarnos”.

El representante republicano David Hiott, de Pickens, dijo que el proyecto de ley es el “mayor proyecto de ley provida que este estado haya aprobado”. Muchos senadores estatales hablaron a favor de la legislación y también aplaudieron después de la votación.

La mayoría de los demócratas de la Cámara de Representantes se retiraron, en protesta por el proyecto de ley, poco después de que el representante Todd Rutherford, de Richland, dijera que los legisladores republicanos eran hipócritas por no exigir el uso de máscaras contra el virus del PCCh (Partido Comunista Chino) mientras apoyaban la ley antiaborto.

“Uno de los oradores dijo ayer que 8000 personas en este estado han muerto a causa del COVID-19. Y, sin embargo, en este mismo organismo, trabajamos con personas que creen que el gobierno no debe obligar a la gente a usar máscaras”, dijo Rutherford.

“El caucus demócrata no va a participar en esta farsa de una votación sobre la vida fingida”, continuó el legislador demócrata. “Nos preocupamos por la vida, nos preocupamos por las personas que comen, que la gente no se muera por no poder vacunarse, que la gente no se muera por no poder hacerce pruebas”.

“No creemos que la vida comienza cuando la ciencia dice que no es así”, añadió. “Creemos más firmemente que estamos aquí para cuidar de la gente”.

La representante Gilda Cobb-Hunter de Orangeburg, demócrata y la miembro con más años de servicio en la Cámara, con 29 años de trabajo en la institución, criticó a la Asamblea General por hacer del proyecto de ley sobre el aborto una prioridad que estaba por encima de la educación y de varios proyectos de ley redactados para afrontar la pandemia de COVID-19.

“Que el gobierno no tenga nada que hacer en cuanto a las mascarillas me suena muy parecido a que el gobierno no tenga nada que hacer en cuanto a decirle a una mujer lo que tiene que hacer con su cuerpo”, dijo Cobb-Hunter.

Dos demócratas votaron a favor de la prohibición y dos republicanos votaron en contra.

Con información de Associated Press.

De NTD News


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS