Legisladores de EEUU piden pruebas a Comité Olímpico por uniformes no hechos con trabajo forzado

Por Rita Li
13 de Enero de 2022
Actualizado: 13 de Enero de 2022

Un grupo bipartidista de legisladores estadounidenses pidió al Comité Olímpico Internacional garantías de que los uniformes de los próximos Juegos de Beijing 2022 no se fabricaron con trabajo forzado, según una carta del 12 de enero (pdf).

La Comisión Ejecutiva del Congreso sobre China pidió al presidente del comité, Thomas Bach, más información sobre sus contratos con el proveedor de uniformes Anta Sports y Hengyuanxiang Group (HYX Group).

“Existe la preocupante posibilidad de que el personal del Comité Olímpico Internacional u otras personas que asistan a los Juegos Olímpicos de 2022 lleven ropa contaminada con el trabajo forzado”, dijeron los líderes de la comisión, el senador Jeff Merkley (D-Ore.), el representante James McGovern (D-Mass.), y el miembro de mayor rango, el representante Christopher Smith (R-N.J.).

Ambas empresas chinas, que están confeccionando la ropa deportiva y los uniformes de gala de los atletas y los miembros del Comité Olímpico Internacional, declararon anteriormente que utilizan algodón procedente de Xinjiang, donde reside una gran población musulmana uigur.

“El algodón producido en la XUAR [Xinjiang] es sinónimo de trabajo forzado y de la represión sistemática que allí se ejerce”, dice la carta.

Desde ropa de cama hasta pares de calcetines, los resultados de las búsquedas en las plataformas de comercio electrónico de China muestran que la empresa textil HYX Group anuncia abiertamente el uso de algodón de Xinjiang. “Algodón de fibra larga de Xinjiang de alta calidad con más de 3000 horas de luz solar”, es una de las descripciones que aparecen en los detalles del producto.

HYX patrocinó los Juegos de Tokio el año pasado y los Juegos Olímpicos de Beijing de 2008 antes de eso, mientras que Anta fue el primer proveedor chino de uniformes deportivos para el Comité Olímpico Internacional desde los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang 2018, dijo el comité.

Los Juegos de Beijing 2022 se celebrarán entre el 4 al 20 de febrero.

A pesar del “certificado de origen” que HYX Group presentó al Comité Olímpico Internacional, en el que se afirma que el algodón utilizado procede de fuera de China, los legisladores dudan de su credibilidad.

Los comisionados pidieron al Comité Olímpico Internacional que haga públicas las “garantías” de las dos empresas y explique por qué se puede confiar en ellas, dada la imposibilidad de realizar auditorías independientes en la región.

Modelos chinos muestran los uniformes de los voluntarios de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de 2008 en Beijing el 20 de enero de 2008. (Feng Li/Getty Images)

El año pasado, Anta abandonó la organización algodonera Better Cotton Initiative, con sede en Suiza, después de que la institución suspendiera la concesión de licencias para el algodón producido en Xinjiang, según el Business and Human Rights Resource Center Centro de (Recursos para Empresas y Derechos Humanos).

En junio, los legisladores pidieron a los jugadores de la NBA que pusieran fin a los acuerdos de patrocinio con empresas chinas de ropa deportiva vinculadas al trabajo forzado, incluida Anta.

Washington acusó a Beijing de cometer un “genocidio” contra los uigures y otras minorías étnicas en Xinjiang, una acusación que Beijing ha negado.

El mes pasado, el presidente Joe Biden firmó un proyecto de ley que prohíbe las importaciones de la región de Xinjiang tras la preocupación por el trabajo forzado, a menos que se demuestre lo contrario, tras imponer un boicot diplomático a los Juegos de 2022 al que se sumaron posteriormente Australia, Reino Unido y Canadá.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS