Legisladores piden que se sustituyan los Institutos Confucio por “alternativas libres de censura”

Por Isabel van Brugen
08 de Abril de 2021
Actualizado: 08 de Abril de 2021

Legisladores republicanos instaron esta semana al Departamento de Educación a buscar en Taiwán “alternativas libres de censura” para la enseñanza del mandarín y la cultura china en los campus estadounidenses, en lugar de los Institutos Confucio (IC) financiados por el Partido Comunista Chino (PCCh).

En una carta (pdf) dirigida al Secretario de Educación, Miguel Cardona, la representante Michelle Steel (R- Calif.) y la senadora Marsha Blackburn (R- Tennessee) encabezan un grupo de más de 20 legisladores que piden al departamento que preste atención a las preocupaciones relacionadas con la presencia de los IC en las instituciones de educación superior estadounidenses (IHE).

Steel y Blackburn lideran la expansión de la Iniciativa Educativa EEUU-Taiwán, creada por la Oficina de Asuntos Educativos y Culturales del Departamento de Estado en diciembre de 2020. La iniciativa busca desarrollar más programas de enseñanza del idioma mandarín en los campus estadounidenses.

“Instamos al Departamento de Educación (DOE) a explorar alternativas libres de censura para apoyar la instrucción del idioma mandarín y la cultura china, específicamente las que ofrece Taiwán”, escribieron los firmantes.

Los CI financiados por Beijing, que se anuncian como centros de idioma y cultura, han sido objeto de un intenso escrutinio por su papel en la difusión de la propaganda china y la represión de la expresión académica en los campus universitarios de todo el mundo. Están financiados y dotados de personal en gran medida por Hanban, una organización sin ánimo de lucro que dice ser no gubernamental pero que está directamente controlada por el PCCh, según un informe del subcomité de investigaciones del Comité de Seguridad Nacional del Senado (pdf).

Funcionarios estadounidenses bajo la administración Trump criticaron a los IC por la preocupación de que difundan propaganda comunista, restrinjan la libertad académica y faciliten el espionaje del PCCh en las aulas estadounidenses.

Según la Asociación Nacional de Académicos (NAS), a fecha de 25 de marzo, existen actualmente un total de 50 IC en el país, incluyendo ocho que están programados para cerrar. De ellos, 44 se encuentran en colegios y universidades estadounidenses y uno en una organización educativa privada, el Instituto de China. También hay cinco IC en los distritos escolares públicos K-12.

Por otra parte, 74 institutos de este tipo han cerrado hasta ahora o están en proceso de cierre, según la NAS.

“Mientras las IHE toman medidas prudentes para mitigar los aspectos malignos de los Institutos Confucio —a menudo a través de su cierre— en un mundo globalizado, sigue habiendo una gran demanda estudiantil de estudios relacionados con el idioma mandarín y la cultura e historia chinas”, dijo el grupo.

“Taiwán puede ayudar a EE.UU. a satisfacer esa demanda. ‘Aprender mandarín con profesores taiwaneses significa aprender mandarín en un entorno libre de censura o coerción’, según el director del Instituto Americano en Taiwán”, añadieron los legisladores.

Impulsar la Iniciativa Educativa EE.UU.-Taiwán ayudará a salvaguardar la libertad académica en los centros de enseñanza superior de Estados Unidos, dijeron.

El Departamento de Educación no respondió inmediatamente a la solicitud de comentarios de The Epoch Times.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS