Legisladores republicanos y demócratas responden al asesinato del principal general iraní

Por Isabel van Brugen
03 de Enero de 2020
Actualizado: 03 de Enero de 2020

El ataque aéreo estadounidense que mató al principal general militar del régimen iraní, Qassim Soleimani (también conocido como Qassem Soleimani), a finales del jueves, ha dividido al Congreso en gran medida según las tendencias de los partidos, algunas reacciones elogian y otras rechazan las acciones del presidente Donald Trump, quien autorizó el ataque.

El Departamento de Defensa confirmó el jueves que Soleimani fue asesinado “por orden del Presidente”.

Bajo la autorización de Trump, “el ejército estadounidense tomó medidas defensivas decisivas para proteger al personal de Estados Unidos en el extranjero, matando a Qasem Soleimani, jefe del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Iraní – Quds Force, una organización terrorista extranjera designada por Estados Unidos”, dijo el departamento en una declaración.

El Departamento dijo que Soleimani estaba “desarrollando activamente planes para atacar a los diplomáticos estadounidenses, a los miembros del servicio en Iraq y en toda la región”.

“Qassem Soleimani era un archienemigo terrorista que tenía sangre estadounidense en sus manos”, dijo la exembajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, en Twitter. “Su muerte debería ser aplaudida por todos los que buscan la paz y la justicia”.

“Estoy orgullosa del Presidente Trump por haber hecho lo fuerte y lo correcto”, escribió.

Los legisladores republicanos elogiaron a Trump por el ataque aéreo, dijeron que este llevó justicia a las familias de los militares estadounidenses.

El senador Jim Risch (R-Idaho), presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, dijo que la muerte de Soleimani “presenta una oportunidad para que Irak determine su propio futuro libre del control iraní”.

“Como le advertí previamente al gobierno iraní, no deben confundir nuestra razonable moderación en respuesta a sus anteriores ataques con debilidad”.

El senador Lindsey Graham (R-S.C.), presidente de la Comisión Judicial del Senado, dijo: “Aprecio la audaz acción del Presidente Trump contra la agresión iraní. Al gobierno iraní: si quieren más, tendrán más”.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.), se apresuró a condenar el ataque, advirtiendo que las tensiones entre Estados Unidos e Irán podrían salirse de control.

“El ataque aéreo de esta noche amenaza con provocar una peligrosa escalada de violencia. Estados Unidos -y el mundo- no pueden permitirse que las tensiones se intensifiquen hasta el punto en que no haya vuelta atrás”, dijo Pelosi, y añadió que los ataques se llevaron a cabo sin la consulta del Congreso.

“La administración realizó los ataques de esta noche en Irak sin una autorización para el uso de la fuerza militar (AUMF) contra Irán”, agregó.

El senador Chris Murphy (D-Conn.) dijo que aunque Soleimani era “un enemigo de los Estados Unidos”, la matanza pudo poner en riesgo a más estadounidenses.

“Una de las razones por las que generalmente no asesinamos a funcionarios políticos extranjeros es la creencia de que tal acción tendrá como resultado más, no menos, estadounidenses muertos”, dijo Murphy en Twitter. “Esa debería ser nuestra verdadera, apremiante y grave preocupación esta noche”.

La candidata presidencial demócrata, la senadora Elizabeth Warren (D-Mass.), calificó la medida de “imprudente”, una que “intensifica la situación con Irán e incrementa la probabilidad de que haya más muertes y un nuevo conflicto en el Oriente Medio”.

“Nuestra prioridad debe ser evitar otra costosa guerra”, añadió Warren.

Según Estados Unidos, Soleimani fue el responsable de coordinar los ataques a las bases de la coalición en Irak durante los últimos dos meses, incluyendo el ataque a la base militar en el norte de Irak el 27 de diciembre.

El secretario de Defensa, Mark Esper, dijo a la prensa el 2 de enero antes del ataque a Soleimani que el “comportamiento provocativo” de Irán en Irak es evidente para todos. “Han estado disparando cohetes, fuego indirecto, cualquier tipo de cosas, atacando nuestras bases (…) Solo en los últimos [dos meses], tuvimos casi una docena de ataques contra las fuerzas estadounidenses, contra nuestros socios de la coalición”.

Soleimani también autorizó los ataques a la embajada de Estados Unidos en Bagdad que tuvieron lugar a principios de esta semana, dijo el Departamento.

Las fuerzas de seguridad iraquíes hacen guardia frente a la embajada de Estados Unidos en la capital, Bagdad, el 1 de enero de 2020 (AHMAD AL-RUBAYE/AFP vía Getty Images)

“Este ataque [de Solemaini] tenía como objetivo disuadir los futuros planes de ataque iraníes”, anunció el Departamento de Defensa. “Estados Unidos seguirá tomando todas las medidas necesarias para proteger a nuestro pueblo y nuestros intereses dondequiera que estén alrededor del mundo”.

Trump dijo a los reporteros del club Mar-a-Lago en Florida el 31 de diciembre que no quiere una guerra con Irán, desestimando las preocupaciones sobre la posibilidad de que las tensiones entre los dos países puedan desencadenar una guerra.

“¿Qué quiero yo? No. Quiero tener paz. Me gusta la paz”, dijo. “Irán debería querer la paz mejor que nadie”. Así que no veo que eso suceda”.

Mimi Nguyen Ly y Melanie Sun contribuyeron con este informe.

***

Descubre

¿Cuántos países realmente comunistas hay en el Mundo?

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS