León que mató a una mujer en Carolina del Norte recibió ocho disparos antes de caer

Por Zachary Stieber - La Gran Época
05 de Enero de 2019 Actualizado: 05 de Enero de 2019

Los agentes del sheriff le dispararon ocho veces al león que escapó de su jaula y mató a una mujer en Carolina del Norte, antes que cayera.

También le dispararon al animal tres dardos tranquilizantes, según un informe de incidentes de la Oficina del Sheriff del Condado de Caswell.

El sargento Michael Griggs detalló la confrontación con el león después de que atacó a Alexandra Black, de 22 años, una reciente graduada de la universidad que trabajaba como pasante de ganadería en el Centro Concervators.


El centro dijo que el león se escapó mientras el equipo de animales estaba limpiando el recinto y atacó a Black en un área cercana.

Griggs dijo que llegó al centro y se le informó que el león estaba corriendo y que el departamento de bomberos tenía líneas de agua dispuestas para rociar al león si se acercaba a Black nuevamente.


El administrador del centro de animales estaba esperando una pistola tranquilizadora para tratar de sacar al animal.

El gerente, Douglas Evans, tuvo que correr a su casa para conseguir una cerbatana después de que finalmente llegó la pistola tranquilizadora, pero esta se atascó.

Evans uttilizó la cerbatana para golpear al león con dos dardos tranquilizantes, con la esperanza de poner al león a dormir, pero “el león no mostró signos de estar adormecido” y siguió “caminando en círculos y gruñendo”, informó Associated Press, quien obtuvo una copia del informe.

Después de que un tercer dardo no pudo derribar al león, los oficiales decidieron usar fuerza letal.

Griggs y otro oficial le dispararon al león ocho veces en total para asegurarse de que muriera, con un disparo final de Griggs quien apuntó al corazón según las instrucciones de Evans.

“Pude dar un tiro seguro y claro en el área del cuerpo izquierdo del león donde el Sr. Evans dijo que debía colocarse el tiro”, escribió Griggs, informó Fox 8, que obtuvo una copia del informe. Evans luego se acercó al animal y confirmó que estaba muerto, y los paramédicos se precipitaron hacia Black pero encontraron que ella había fallecido.

Griggs utilizó una escopeta de calibre 12. El arma utilizada por otros oficiales no fue detallada.

Leones del Centro Conservators

El Centro de Conservación de Leones fue fundado en 1999 por voluntarios y empleados de una organización de vida silvestre de larga data y los empleados voluntarios Evans y Mindy Stinner así como una organización educativa sin fines de lucro dedicada a proporcionar un hogar para ciertas especies de carnívoros.

En 2004, el centro aceptó 14 leones y tigres que formaban parte de una confiscación mayor de animales que vivían en condiciones inaceptables, según la página “acerca de” del centro. El león macho que mató a Black antes de ser abatido, era uno de esos leones.

“La población de grandes felinos en el Centro se expandió de tres a más de 30 individuos en cuestión de unos pocos meses. El plan de negocios de la organización se cambió para incluir la apertura de un parque al público y con ello proporcionar fondos suficientes de apoyo a la población ampliada, debido a la decisión de mantener a estos animales en el sitio. Con ese cambio, el Centro abrió sus puertas al público en 2007, con sus primeras visitas guiadas a pie”, declaró el centro.

El Centro ahora alberga a más de 80 animales de más de 21 especies y recibe a más de 16.000 visitantes al año.

En 2018, un inspector del gobierno contó en total 16 leones entre los 85 animales. El sitio web del Centro enumeró 15 leones el 3 de enero; Matthai ya no está entre ellos.

Matthai, el león macho de 14 años, recibió ocho disparos después de haber matado a una trabajadora en el Centro de Conservación de Animales de Carolina del Norte el 30 de diciembre de 2018. (Centro de Conservadores)

Después del ataque, el centro se cerró indefinidamente.

Las personas que viven cerca del establecimiento dijeron que disfrutan tener a los animales cerca. “Nos encantan”, dijo a WFMY Shirley Brown, quien puede ver el Centro Conservators desde su patio trasero. “Oímos a los animales cuando salimos por la mañana, tu oyes rugir a los leones y aullar a los lobos”.

“Esto es único, y es una buena cosa tenerlo”, agregó. Ella llamó al ataque del león un “muy triste error por parte de alguien”.

“Causó mucho dolor”, dijo. “Un animal está muerto, una persona está muerta y, evidentemente, esta joven finalmente estaba haciendo lo que siempre quiso hacer, y es muy triste que terminara de esta manera”.

De NTD News

Sigue a Zachary en Twitter: @zackstieber

A continuación

Los practicantes de Falun Gong están siendo asesinados por sus órganos en China

TE RECOMENDAMOS