Leones aprovechan el cierre de los safaris por COVID para tomar una siesta gatuna en plena carretera

Por Catherine Bolton
19 de Mayo de 2020
Actualizado: 19 de Mayo de 2020

Mientras docenas de parques y zoológicos de todo el mundo cierran debido a la pandemia COVID-19, el cierre del Parque Nacional Kruger en el noreste de Sudáfrica vio a una manada de leones aprovechando el cierre de los safaris para echarse una sigilosa “siesta gatuna” en medio de una carretera.

La cuenta oficial de Twitter del parque nacional compartió un grupo de fotos que mostraban a los enormes felinos africanos dormitando sobre el cálido asfalto de la carretera, acompañadas de un descarado pie de foto que se burlaba del encantador suceso.

“Visitantes de Kruger que los turistas normalmente no ven”, proclamaba la cuenta de Twitter. “Esta manada de leones suele residir en el Parque Contractual de Kempiana, un área que los turistas de Kruger no ven. Esta tarde estaban tirados en el camino de alquitrán justo a las afueras del Campo de Descanso Orpen”.

Las regulaciones de distanciamiento social han obligado a cerrar parques nacionales, zoológicos y otras atracciones animales para prevenir la transmisión del virus, y algunos animales parecen amarlo. Desde los pingüinos que exploraron felizmente sus refugios durante el cierre de un acuario hasta los animales que han vagando abiertamente por las calles de la ciudad durante las órdenes de quedarse en casa, estos leones se han unido a los amigos del reino animal en todo el mundo para aprovechar la disminución del tráfico peatonal y automovilístico de los humanos.

Los animales del Parque Nacional Kruger no tienen todo el parque para ellos solos, por supuesto, y así es como las fotos consiguieron encontrarlos. El guardabosques Richard Sowry tomó las fotografías, ya que su trabajo es considerado un “servicio esencial”, y todavía se le permite estar en la reserva natural para supervisar el bienestar de los animales, durante los periodos de encierro.

Como explicó el oficial de medios del Parque Nacional Kruger, Isaac Phaala, el comportamiento de los leones se debió, como era de esperarse, a la falta de actividad humana en la reserva; mientras que  los leones típicamente trataban de evitar los vehículos de safari y las multitudes, vieron una oportunidad cuando notaron que las cosas se habían vuelto mucho más tranquilas últimamente.

“Normalmente estarían en los arbustos debido al tráfico, pero son muy inteligentes y ahora están disfrutando de la libertad del parque sin nosotros”, compartió.

Los leones no son los únicos animales en Kruger que han estado aprovechando todo el espacio vacío. Cebras, hienas y otra vida silvestre africana fueron vistas  como “jardineros” en el campo de golf local de Skukuza, que ha sido desocupado durante la pandemia.

Con el tiempo, se espera que las cosas vuelvan a la normalidad en la sociedad, y en ese momento, los safaris y otras actividades basadas en el turismo volverán casi con toda seguridad al parque nacional. Pero por ahora, los animales han reclamado parte de su reino y parece que lo disfrutarán mientras dure.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


***

Le puede interesar

Cómo un exitoso empresario encuentra alivio al estrés y un significado más profundo para la vida

TE RECOMENDAMOS