“Los felicitamos de verdad”: Encuentro en Sídney rinde homenaje a apelación de abril de 1999 en Beijing

Por REBECCA ZHU Y PERSONAL DE EPOCH TIMES SYDNEY
24 de Abril de 2021
Actualizado: 24 de Abril de 2021

Los practicantes de Falun Gong se reunieron en Sídney el viernes para conmemorar el 22º aniversario de un día significativo para el grupo: la apelación pacífica del 25 de abril en la sede del Partido Comunista Chino (PCCh) en Beijing.

Por respeto al Día de Anzac, la gran multitud se reunió en el Ayuntamiento de Sídney dos días antes para repartir folletos y dar a conocer la apelación que tuvo lugar frente a la oficina de apelaciones del Consejo de Estado en Beijing el 25 de abril de 1999.

Ese día, unos 10,000 practicantes de Falun Gong acudieron a Beijing para pedir la liberación de una docena de practicantes que habían sido detenidos injustamente en la ciudad de Tianjin días antes.

El entonces primer ministro Zhu Rongji se ganó la aclamación internacional por responder pacíficamente a los manifestantes entablando un diálogo con ellos.

Sin embargo, esto cambió de la noche a la mañana cuando el entonces líder del PCCh, Jiang Zemin, anuló la decisión de Zhu e inició unilateralmente lo que se ha convertido en una de las persecuciones más prolongadas contra los creyentes en China.

Epoch Times Photo
Practicantes de Falun Gong en una manifestación pacífica en el Ayuntamiento de Sídney, Australia, el 23 de abril de 2021. (Rebecca Zhu/The Epoch Times)
Epoch Times Photo
Alrededor de 10,000 practicantes de Falun Gong hacen un llamamiento pacífico frente a Zhongnanhai, la sede central del Partido Comunista Chino, en Beijing el 25 de abril de 1999. (Minghui.org)

Una ciudadana china dijo a The Epoch Times que solo cuando tuvo acceso a la información sin restricciones tras llegar a Australia se enteró de que el PCCh no había dicho la verdad sobre lo que ocurrió aquel día hace 22 años.

“Fue después de venir al mundo libre cuando empecé a enterarme de la apelación del 25 de abril, y a [tener acceso a] material más detallado sobre la persecución de los practicantes de Falun Gong [en China]”, dijo Pan.

“No tuve [la oportunidad de] ver todo esto en China”.

Pan lleva tres años practicando Falun Gong, también conocido como Falun Dafa. Dice que se siente “muy afortunada” de estar en Australia, donde tiene “un buen ambiente” para practicar debido a los valores de libertad religiosa del país.

Epoch Times Photo
Pan, una practicante de Falun Gong asiste a la manifestación conmemorativa del 25 de abril en el Ayuntamiento de Sídney, Australia, el 23 de abril de 2021. (The Epoch Times)

Falun Gong es una práctica espiritual de la tradición budista cuyos practicantes siguen los principios de verdad, belevolencia y tolerancia. Entre 1992 y 1999, la práctica creció en popularidad con estimaciones oficiales que registran entre 70 y 100 millones en China.

Las detenciones en Tianjin, que desencadenaron la apelación del 25 de abril, se produjeron después de tres años de intensa opresión por parte de las autoridades, en los que se prohibió la publicación de libros de Falun Gong, se publicó un artículo que difamaba a Falun Gong en un importante periódico estatal y la policía empezó a interrumpir las sesiones de ejercicios en grupo en los parques.

Durante 22 años, han salido a la luz detalles de practicantes que han sufrido golpizas, abusos sexuales extremos, torturas, lavados de cerebro e incluso han sido asesinados por sus órganos en campos de concentración de toda China.

Pan, ahora que está en Australia, dice que se toma como un deber desafiar al PCCh saliendo a aclarar la verdad sobre Falun Gong y deshacer las mentiras del régimen. Espera que tanto la comunidad china local de Sídney como otros australianos aprendan también la verdad.

“Los felicitamos de verdad”: Ciudadano de Sídney

El transeúnte Mohammed Moh dijo que creía que todo el mundo tiene derecho a ejercer sus creencias sin miedo a la persecución.

Dijo que respetaba mucho a los practicantes de Falun Gong porque, a pesar de sufrir bajo el régimen comunista de China, seguían luchando por su libertad.

“Espero que un día, tarde o temprano, puedan volver y ejercer su libertad en su propia patria, China”, dijo Moh a The Epoch Times.

Epoch Times Photo
El abogado de derechos humanos Muhammed Moh (centro) en una concentración pacífica en el Ayuntamiento de Sídney, Australia, el 23 de abril de 2021. (Wen Qingyang/The Epoch Times)

Moh dijo que respeta la valentía de los practicantes de Falun Gong para seguir manifestándose contra la persecución del PCCh a pesar de los riesgos.

“Para nosotros, que estamos observando el movimiento, los felicitamos de verdad”, dijo. “Nuestros corazones están con las víctimas y sus familias. Esperamos que llegue la justicia y veamos que hagan responsables a quienes cometieron tales crímenes contra la humanidad”.

Otro espectador, Bruce Richmond, dijo a The Epoch Times que Falun Gong “representa la libertad”.

“El pueblo de Australia debería apoyar a esta gente”, dijo, y añadió que la persecución del PCCh a los practicantes de Falun Gong, a los cristianos y a los musulmanes uigures era “totalmente malvada”.

“Soy cristiano, y los cristianos saben que el ateísmo, el marxismo y el comunismo no vienen de Dios”, dijo Richmond. “Pero ahora, los australianos no creen en Dios, o muy pocos, por lo que se abren a todas las posibilidades y se rigen por el dinero”.

El portavoz de la Asociación Falun Dafa de Australia, John Deller, escribió en un artículo de opinión para The Epoch Times que el PCCh hizo una caracterización malintencionada de la apelación del 25 de abril después de los hechos, en el período previo a que Jiang Zemin lanzara la persecución.

“Desde la Plaza de Tiananmen, en junio de 1989, no se habían reunido tantos ciudadanos chinos en público para apelar al gobierno”, escribió Deller.

“[Los funcionarios del PCCh] suelen afirmar que se trató de un ‘asedio’ organizado, alegando falsamente que suponía una amenaza para los dirigentes de la nación”, dijo.  “Algunos gobiernos y medios de comunicación occidentales todavía se refieren a la versión del PCCh como razón por la que Falun Gong fue prohibido”.

Epoch Times Photo
Li Zhihua, un practicante de Falun Gong de Tianjin en la manifestación de apelación 425 el 23 de abril de 2021, en el Ayuntamiento de Sydney, Australia. (Empleado de Epoch Times Sydney/The Epoch Times)

Li Zhihua, de 65 años, vivía en Tianjian cuando los primeros practicantes fueron detenidos.

El 11 de abril de 1999, un académico de la Academia China de Ciencias llamado He Zuoxiu publicó un artículo en la revista Science Review of Juvenile titulado “No apruebo la práctica de Falun Gong por parte de los jóvenes”. El artículo repetía propaganda difamatoria.

Li fue con algunos practicantes locales a la universidad para pedir a la publicación que se retractara de las declaraciones, que decían, desprestigiaban a Falun Gong.

El consejo de redacción de la publicación prometió responder al día siguiente, pero en lugar de ello, los practicantes de Tianjin fueron recibidos por cientos de policías antidisturbios en los días siguientes y unos 40 fueron brutalmente detenidos.

El gobierno de Tianjin desvió todas las apelaciones al gobierno central de Beijing.

Cuando se le preguntó por qué había persistido en hablar a favor de Falun Gong durante más de 20 años, Li dijo simplemente: “Son solo tres palabras: ‘Verdad, Benevolencia, Tolerancia'”.

“Porque esta práctica es buena. No está mal ser una buena persona”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS