Levantarán uso de mascarilla en la Cámara antes del discurso del Estado de la Unión

Por Joseph Lord
28 de Febrero de 2022 9:52 PM Actualizado: 28 de Febrero de 2022 9:52 PM

El controvertido mandato de uso de mascarilla en la Cámara de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.), se eliminó antes del discurso del Estado de la Unión del presidente Joe Biden el 1 de marzo.

El médico del Capitolio, Brian Monahan, anunció los cambios a la ley en un aviso dominical obtenido por The Epoch Times, en el que dijo que las tasas de infección por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino) en el Capitolio se redujeron a solo el 2.7 por ciento, por debajo de las tasas de infección del 4.7 por ciento en el área metropolitana más grande de Washington.

“Las personas podrían optar por usa mascarilla en cualquier momento”, dijo Monahan, “pero ya no es un requisito”.

“Ya no se requiere el uso de mascarillas KN95 o N95 [sic]”, enfatizó posteriormente Monahan. “El uso de mascarillas ahora es una opción de elección individual”.

El anuncio parece contravenir una declaración anterior que sugería que Biden iba a establecer reglas estrictas para su visita al Capitolio.

“Para el Estado de la Unión de 2022, las medidas de seguridad del coronavirus enfatizan una prueba de PCR negativa un día antes del evento, el uso de una mascarilla de filtración de grado médico de alta calidad y bien ajustada (KN95 o N95) en todo momento, una atestación de un inventario de detección de salud negativo e implementar distanciamiento social en los asientos”, se lee en las reglas, compartidas por el senador Marco Rubio (R-Fla.) en Twitter.

En una carta de “querido colega”, el sargento de armas de la Cámara de Representantes, William Walker, arrojó luz sobre el motivo de la decisión y admitió que los vacunados comprenden la mayoría de los casos del virus del PCCh en el Capitolio.

“El ochenta y nueve por ciento de las infecciones por coronavirus en el Capitolio ocurren en personas vacunadas”, dijo Walker.

La medida se dio luego que los CDC hicieran cambios radicales en sus sugerencias de uso de mascarillas el 25 de febrero.

Casi las tres cuartas partes de los estadounidenses no necesitan usar mascarillas porque viven en áreas con riesgo comunitario bajo o medio de hospitalización por COVID, dijeron los CDC.

En todo el país, varios estados con gobernadores demócratas han levantado sus mandatos de uso de mascarillas citando disminuciones similares en los casos.

Además, la variante ómicron del virus del PCCh, que se ha convertido en la más común en los Estados Unidos, ha sido extremadamente leve en comparación con otras variantes de la enfermedad.

El mandato de uso de mascarilla de la Cámara de Pelosi siempre causó controversia entre los legisladores republicanos, y algunos incumplieron la regla en protesta por el mandato.

La representante Marjorie Taylor Greene (R-Ga.), quien acumuló más de USD 70,000 en multas por negarse a usar una mascarilla, ha sido una de las críticas más abiertas de la política.

En una declaración a The Epoch Times, Greene criticó no solo a los mandatos de mascarillas de la Cámara sino también a los mandatos de mascarillas en todo el país.

“Durante el último año y medio, los demócratas comunistas han gobernado nuestro país como dictadores tiránicos con mandatos y cierres”, dijo Greene. “Ahora, el pueblo estadounidense se cansó y se opone a estas políticas escandalosas e inconstitucionales”.

Otros republicanos han argumentado que la imposición de multas por mandato viola la Constitución de los Estados Unidos.

El representante Bob Good (R-Va.), luego de recibir una multa de USD 500, argumentó en su apelación que las multas violan la Enmienda 27 (pdf).

La Enmienda 27, el cambio más reciente al marco original de los Fundadores, es simple, destinado a garantizar que los miembros del Congreso no puedan cambiar inmediatamente su propio salario. Según las reglas establecidas en la enmienda, cualquier cambio en la compensación no debe ocurrir hasta que se asiente el próximo Congreso.

Good argumentó que al embargar los salarios de los legisladores de la Cámara, la multa cambió el salario de los miembros en el mismo Congreso, violando la prohibición de la Enmienda 27 contra tales cambios. Otros legisladores republicanos han estado de acuerdo con las críticas.

Sin embargo, la Corte Suprema se ha negado a escuchar cualquier caso que impugne la regla, diciendo que la Cámara tiene la capacidad de establecer sus propias reglas y que estas reglas quedan fuera de la jurisdicción del sistema judicial federal.

Pelosi a menudo ha afirmado que se remite al médico del Capitolio para decidir si levantar el mandato y cuándo hacerlo, aunque la regla fue establecida originalmente por Pelosi y su caucus.

El mandato de uso de mascarilla se introdujo a principios de 2021 y fue aprobado por la Cámara con una votación de 222 a 204 sin apoyo republicano.

La medida ordenó al Sargento de Armas de la Cámara “que imponga una multa de USD 500 por la primera infracción y una multa de USD 2500 por cualquier infracción posterior contra un miembro, delegado o comisionado residente por no usar una mascarilla en contravención de la orden de la Presidente de la Cámara sobre las políticas del 4 de enero de 2021”.

Pelosi había establecido anteriormente el mandato para todos los miembros, pero la resolución partidaria consolidó el dictado de la Presidenta de la Cámara como una ofensa sancionable; las multas se retiran de los cheques de pago de los miembros.

El mandato se levantó temporalmente durante el verano de 2021 antes de volver a imponerse en julio. Pelosi citó el crecimiento de la variante delta del virus del PCCh como su razón para restablecer el mandato.

Luego de que se anunciara el nuevo mandato en julio, el líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy (R-Calif.), condenó en un tuit la decisión de volver a imponer los mandatos de mascarillas.

“No se equivoquen: la amenaza de traer de vuelta las mascarillas no es una decisión basada en la ciencia, sino una decisión conjurada por funcionarios gubernamentales liberales que quieren seguir viviendo en un estado de pandemia perpetua”, escribió McCarthy.

Otras medidas controvertidas presuntamente diseñadas para responder al virus del PCCh siguen vigentes.

Una de esas medidas es el procedimiento de voto por poder, que permite a los legisladores quedarse en casa y hacer que otros miembros presentes voten por ellos en su ausencia.

Los demócratas dominaron la controvertida práctica en 2021 según un estudio publicado por la Ripon Society, de tendencia republicana, que desubrió que los demócratas emitieron el 72.5 por ciento de todos los votos por poder.

Esta medida, al igual que el mandato de uso de mascarilla, ha enfrentado fuertes críticas por parte de los republicanos de la Cámara.

En un discurso del 12 de enero en el pleno de la Cámara, la representante Virginia Foxx (R-N.C.) criticó la práctica, a la que calificó de “estúpida”.

“¿Los demócratas de la Cámara se han vuelto tan reacios al trabajo que ahora creen que votar desde sus sofás es una opción viable?”, preguntó Foxx. “Es hora de eliminar el voto por poder de una vez por todas. Es una de las muchas imperfecciones que se le han puesto a este gran organismo bajo el gobierno de un solo partido”.

Foxx ha dicho que si los republicanos obtienen la mayoría en noviembre, como los observadores esperan que suceda, desecharán esta medida si se mantiene.

Con la colaboración de Zachary Steiber y Nick Ciolino.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.