Líder de Hong Kong se reúne con altos funcionarios de Beijing para hablar sobre ley de seguridad

Por Frank Fang
04 de Junio de 2020
Actualizado: 04 de Junio de 2020

La líder de Hong Kong , Carrie Lam, reiteró su apoyo a la ley de seguridad nacional del régimen chino luego de reunirse con altos funcionarios del Partido Comunista chino el 3 de junio, en medio de las crecientes críticas sobre el endurecimiento de Beijing sobre la ciudad gobernada por China.

La legislatura títere, la Asamblea Popular Nacional de China (APN), aprobó un proyecto de resolución el 28 de mayo, provocando una reprimenda global contra Beijing por no cumplir su promesa de preservar la autonomía y las libertades de Hong Kong tras su transferencia de soberanía del gobierno británico al chino en 1997.

En los próximos meses, el comité permanente de la APN redactará detalles de la ley de seguridad, después de lo cual se agregará a la mini constitución de Hong Kong, la Ley Fundamental, sin ningún escrutinio legislativo local.

Lam llevó a un grupo de altos funcionarios de su administración a la capital Beijing, incluida a la Secretaria de Justicia, Teresa Cheng, y al Secretario de Seguridad, John Lee. Según los medios de Hong Kong, se reunieron con Han Zheng, viceprimer ministro chino y principal funcionario del régimen que supervisa los asuntos de Hong Kong; Zhao Kezhi, Ministro de Seguridad Pública de China; y Xia Baolong, director de la Oficina de Asuntos de Hong Kong y Macao, la agencia más importante de Beijing para administrar los asuntos de Hong Kong.

Beijing

La reunión tuvo lugar en Zhongnanhai, la sede del Partido Comunista Chino (PCCh) en Beijing.

Las dos partes sostuvieron conversaciones sobre la ley de seguridad nacional durante aproximadamente tres horas el miércoles por la tarde. Lam luego realizó una conferencia de prensa en Beijing, pero se negó a proporcionar detalles completos sobre lo que se conversó.

“El viceprimer ministro Han Zheng dijo que el gobierno central está decidido a llevar a cabo el trabajo legislativo esta vez”, dijo Lam. Ella culpó la “defensa de la independencia” y la “violencia al borde de las actividades terroristas” en Hong Kong como la razón detrás de la determinación de China de impulsar la ley.

Según Lam, Han enfatizó que la ley solo apuntaría a “una pequeña minoría de personas” que cometan actos que “pongan en peligro la seguridad nacional”. Ella no dio más detalles sobre cuáles podrían ser estos actos.

Los activistas prodemocráticos han expresado su temor de que la ley permita a Beijing tomar medidas enérgicas contra la disidencia. El año pasado, las protestas masivas estallaron en junio para protestar contra el proyecto de ley de extradición, ahora totalmente descartado. Desde entonces, el movimiento se ha convertido en demandas para una mayor democracia en la ciudad, incluido el sufragio universal. Muchos están preocupados de que la ley apunte a los manifestantes.

Tras la adopción de la ley de seguridad por parte del PCCh, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció el 29 de mayo que volverá a evaluar los lazos con Hong Kong y revocará el trato comercial preferencial de la ciudad bajo la ley de los Estados Unidos.

Lam también dijo a la prensa que Beijing invitaría a representantes de “diversos sectores” de Hong Kong para obtener sus puntos de vista sobre la ley, de acuerdo con los medios locales.

Ella agregó que se consultaría a Andrew Leung, presidente de la legislatura de Hong Kong, conocido como el Consejo Legislativo (LegCo).

Cuando un periodista le preguntó si le había dicho a los funcionarios chinos que había oposición local e internacional a la ley de seguridad, Lam no respondió a la pregunta directamente, pero dijo que Beijing conoce las opiniones en Hong Kong y en otros lugares “en esta era de la información”.

Elecciones del LegCo

Mientras tanto, Tam Yiu-chung, el único representante de Hong Kong ante el comité permanente de la APN de 174 escaños, sugirió en un reciente artículo de opinión publicado en la revista local pro-Beijing Bauhinia, que las personas no pueden postular para un escaño en el LegCo si se oponen a la ley nacional de seguridad

Las elecciones del LegCo están programadas para el 6 de septiembre, cuando los 70 escaños estén disponibles para votación. 35 escaños se votan directamente en áreas geográficas por los constituyentes, mientras que los otros 35 son elegidos por grupos de interés especial.

Tam escribió que “las personas que quieran participar en el servicio a la ciudad, ya sea como legisladores o candidatos, no deben oponerse a la legislación de seguridad nacional (…) Aquellos que se opongan a ella violarán la Ley Fundamental [de la mini constitución de Hong Kong], y ellos debe ser descalificados”.

Los legisladores locales a favor de la democracia estaban indignados por los comentarios de Tam.

Lam Cheuk-ting, un legislador del Partido Demócrata, hablando al margen de una sesión de LegCo el 3 de junio, dijo que los comentarios de Tam “violaron descaradamente” una ley local, que penaliza a cualquiera que intente obligar a un miembro de LegCo a declararse a favor de cierto asunto.

Lam también cuestionó si Tam buscaba que todos los candidatos a favor de la democracia fueran descalificados para las próximas elecciones LegCo.

Las elecciones se consideran otro referéndum sobre el gobierno pro-Beijing de Hong Kong encabezado por Lam, luego de que los candidatos pro-democracia obtuvieran una victoria aplastante en las elecciones del consejo de distrito de la ciudad en noviembre del año pasado.

Los expertos han especulado que Lam podría cancelar o posponer las elecciones, temiendo otra pérdida para el campo pro-Beijing, lo cual sería una vergüenza para Beijing; significaría un voto de desconfianza contra las políticas de Beijing hacia Hong Kong.

El secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, hablando con el American Enterprise Institute el 29 de mayo, dijo que si Lam decidía no celebrar las elecciones legislativas, significaría el “último clavo en el ataúd” para las libertades de la ciudad.

El campo pro-democrático espera poder asegurar al menos la mitad de los 70 escaños del LegCo.

Tres legisladores del Partido Cívico en favor de la democracia también criticaron los comentarios de Tam el 3 de junio. Alvin Yeung dijo que Tam estaba tratando de asustar a los legisladores actuales y a los habitantes de Hong Kong y silenciar cualquier oposición a la ley de seguridad nacional.

Kwok Ka-ki exigió que el gobierno de Hong Kong emitiera una respuesta a la declaración de Tam; de lo contrario, significaría que el comité permanente de la APN tiene el poder de administrar los asuntos de Hong Kong.

Reuters contribuyó a este informe.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

El “distanciamiento social” podría derrotar al Partido Comunista Chino

TE RECOMENDAMOS