Líder sindical petrolero tiene costosa mansión en México, según investigación

Por EFE
17 de Junio de 2018 Actualizado: 17 de Junio de 2018

El líder sindical petrolero Carlos Romero Deschamps tiene una mansión valorada en más de 6 millones de dólares en el balneario mexicano de Acapulco, reveló hoy una investigación del diario Reforma.

De acuerdo con el rotativo, que publica la noticia en portada, el influyente secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) goza de una enorme casa en una de las zonas más exclusivas del balneario de Acapulco, en el sureño estado de Guerrero.

Hace tres años, la casa estaba valorada en 4,5 millones de dólares y contaba con un terreno de 5.000 metros cuadrados, 11 habitaciones, un comedor para 18 personas, terraza, piscina, bar y cancha de tenis, entre otros.

Según el periódico, parte de la casa fue derribada y se están acometiendo importantes obras en al menos mil metros cuadrados, por lo que las construcciones aumentarían el precio de la vivienda en hasta 6,4 millones de dólares.

Además de líder petrolero por casi 30 años, Romero Deschamps es senador y forma parte del comité ejecutivo de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Reforma señala que para hacerse con esta casa, llamada Teifaros, el influyente sindicalista realizó una maniobra financiera.

El inmueble se puso a la venta en 2015 y en diciembre de ese año se formalizó la compra de la residencia por parte de una inmobiliaria dirigida por el abogado Juan Ramón Collado, amigo de Romero Deschamps.

Dicha firma inmobiliaria se constituyó apenas unos días antes de la compraventa y la escritura de la vivienda se registró en febrero del 2016, donde se especificaba un valor de 2,5 millones de dólares.

No obstante, ese mismo año la casa se valuó en 4,5 millones de dólares, un precio que ahora subiría a más de 6 millones con las modificaciones que estaría ejecutando el líder petrolero.

Da la casualidad de que este fin de semana, Romero Deschamps se reunió en un acto público con el candidato a la presidencia de México el próximo 1 de julio del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), José Antonio Meade.

En dicho evento, Meade destacó la importancia de tener un sector petrolero robusto, prometió un aumento de la producción de barriles y elogió la figura del sindicalista.

TE RECOMENDAMOS