Líderes de Inteligencia del Senado: Aumentan presuntos ataques sónicos contra funcionarios de EE.UU.

Por Jack Phillips
02 de Mayo de 2021
Actualizado: 02 de Mayo de 2021

Los líderes republicanos y demócratas del Senado dijeron que en los últimos años parecen estar aumentando los incidentes sobre presuntos ataques de radiofrecuencia “dirigidos” contra diplomáticos estadounidenses.

Los senadores Mark Warner (D-Va.) y Marco Rubio (R-Fla.) dijeron que han estado al tanto durante casi cinco años sobre misteriosos ataques contra funcionarios del gobierno de Estados Unidos en La Habana, Cuba y en otros lugares. Algunos han especulado que puede ser un tipo de “arma sónica” y se dice que las víctimas desarrollan enfermedades que pertenecen al “síndrome de La Habana”.

“Este patrón de atacar a nuestros conciudadanos que sirven a nuestro gobierno parece estar aumentando. El Comité de Inteligencia del Senado tiene la intención de llegar al fondo de esto”, dijeron los dos senadores. Ambos senadores son presidente y vicepresidente, respectivamente, del Comité de Inteligencia del Senado.

En 2016 y 2017, los ataques del llamado síndrome de La Habana afectaron a cerca de 50 diplomáticos, quienes reportaron síntomas extraños como vómitos, conmociones cerebrales, náuseas extremas y dolores de cabeza crónicos.

“El Comité de Inteligencia del Senado tiene la intención de llegar al fondo de esto. Ya hemos realizado audiencias de investigación sobre estos ataques debilitantes, muchos de los cuales resultan en casos confirmados médicamente de lesiones cerebral traumáticas”, dijeron Warner y Rubio, y agregaron: “Nos centraremos en asegurarnos de proteger a nuestro personal y brindar el apoyo médico y financiero que merecen las víctimas”.

La declaración del 30 de abril se produjo cuando el director de la CIA, William Burns, renovó la investigación sobre los presuntos ataques.

Cuba no fue el único país donde el personal informó los síntomas. En 2018, Estados Unidos retiró a varios diplomáticos de China después de que los empleados que trabajaban en Guangzhou, en la provincia de Guangdong, informaran “sensaciones sutiles y vagas, pero anormales, de sonido y presión”.

El año pasado, un informe de las Academias Nacionales de Ciencias encontró que los síntomas neurológicos experimentados por los diplomáticos estadounidenses en China y Cuba son consistentes con la energía de microondas dirigida.

“El comité consideró que muchos de los signos, síntomas y observaciones distintivos y agudos informados por los empleados (del gobierno) son consistentes con los efectos de la energía de radiofrecuencia (RF) pulsada y dirigida”, dice el informe. “Los estudios publicados en la literatura abierta hace más de medio siglo y durante las décadas posteriores por fuentes occidentales y soviéticas proporcionan un respaldo circunstancial para [sospechar] de este posible mecanismo”.

El informe señaló que había “una investigación significativa en Rusia/URSS sobre los efectos de las exposiciones a ondas pulsadas, en lugar de ondas continuas [radiofrecuencia]”, y dijo que el personal militar de los “países comunistas de Eurasia” había estado expuesto a radiación no térmica.

“La mera consideración de tal escenario genera serias preocupaciones sobre un mundo con actores malévolos desinhibidos y nuevas herramientas para causar daño a otros, como si el gobierno de Estados Unidos no estuviera ya ocupado con amenazas que ocurren naturalmente”, agrega el informe.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS