Líderes republicanos advierten de una nueva guerra fría con la China comunista

Por Emel Akan
29 de Julio de 2020
Actualizado: 30 de Julio de 2020

WASHINGTON, EE. UU.— China representa una mayor amenaza para el mundo libre de lo que la mayoría de los estadounidenses se dan cuenta y es hora de hacer frente al Partido Comunista Chino (PCCh), según los principales legisladores republicanos y expertos en seguridad nacional que se reunieron en una conferencia de dos días el 27 y 28 de julio.

La Cumbre de la Libertad, auspiciada por el Centro Falkirk de la Universidad Liberty, destacó la importancia de hacer responsable a China por el virus del PCCh y la actual recesión económica.

El evento, celebrado en el Hotel Trump de Washington, tuvo como telón de fondo el rápido deterioro de las relaciones entre Estados Unidos y China. El gobierno de Estados Unidos ha intensificado recientemente su retórica y sus acciones contra el régimen chino por sus violaciones a los derechos humanos, el robo de la propiedad intelectual y la agresión militar.

En una intervención en la conferencia, el senador de Arkansas, Tom Cotton, dijo que el régimen chino “desató esta plaga en el mundo” debido a su negligencia y malevolencia.

“El pueblo estadounidense, creo, ha visto la verdadera cara del comunismo chino”, dijo.

Según Cotton, observador de China por largo tiempo, hay formas de hacer que el PCCh pague directa e indirectamente por los daños que ha causado. Una de ellas es permitir que los estadounidenses demanden a China en un tribunal federal por el brote, enmendando la Ley de Inmunidades de Soberanía Extranjera.

Cotton también introdujo una legislación que proporcionaría incentivos a las empresas para llevar a cabo la fabricación en Estados Unidos, como subvenciones fiscales o apoyo directo.

La senadora de Tennessee, Marsha Blackburn, otra destacada crítica de China, dijo que Estados Unidos debe “desentrañar” su relación con China.

“Creo que no es exagerado usar el término de que esto es una Guerra Fría”, dijo en la conferencia.

Blackburn y Cotton presentaron un proyecto de ley en mayo para prohibir a los ciudadanos chinos obtener visa de estudiante en Estados Unidos para la investigación en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. La semana pasada, Blackburn también publicó un libro blanco con más de 120 recomendaciones sobre cómo desvincularse de China.

“El PCCh utiliza una variedad de tácticas para infiltrarse en nuestras comunidades de investigación”, dijo, añadiendo que Washington debería cortar los lazos de Beijing con los colegios universitarios, universidades, agencias de becas y centros de investigación de Estados Unidos.

Los legisladores republicanos, entre ellos Blackburn, condenaron los disturbios que se están produciendo en Estados Unidos, diciendo que las mismas filosofías marxistas utilizadas por el PCCh están llenando las calles de Portland, Chicago y Washington.

Virus del PCCh

La semana pasada, Estados Unidos, en una medida sin precedentes, ordenó el cierre del Consulado de China en Houston, acusando al lugar de ser un centro de espionaje y robo de propiedad intelectual.

Beijing tomó represalias ordenando el cierre del Consulado de Estados Unidos en la ciudad suroeste de Chengdu.

La administración Trump culpa a China por robar secretos comerciales de empresas estadounidenses y más recientemente por sus intentos de adquirir investigaciones relacionadas con COVID-19.

“Están hackeando activamente los sistemas informáticos de las personas que intentan desarrollar una vacuna para proteger al pueblo estadounidense del virus del PCCh”, dijo el asesor comercial de la Casa Blanca, Peter Navarro, en el evento de la Universidad Liberty.

Lo que es más impactante, según Navarro, es que los funcionarios chinos “estrecharon la mano del presidente” durante la ceremonia de firma del acuerdo comercial de fase uno entre Estados Unidos y China en la Casa Blanca el 15 de enero.

“Habría sido bueno decirnos que había un virus chino con transmisión de persona a persona arrasando en China”, dijo.

El régimen chino ha sido acusado de engañar y ocultar información sobre el virus y las pruebas de transmisión entre humanos en los primeros días del brote.

“China representa la mayor amenaza geopolítica para Estados Unidos en el próximo siglo”, dijo el senador republicano de Texas, Ted Cruz, en la conferencia. “Están luchando una guerra de 1000 años”.

Cruz denunció a la NBA, Hollywood, las empresas de medios de comunicación estadounidenses y los centros de investigación de Washington por doblegarse ante China.

“Les aterroriza decir algo malo sobre China”, dijo. “Esa corrupción es realmente grave y realmente profunda.”

Propaganda

En la conferencia, el representante de Indiana, Jim Banks advirtió sobre la creciente propaganda de China en Washington y dijo que el China Daily, un periódico estatal chino en lengua inglesa, utiliza los medios de comunicación estadounidenses para difundir la retórica del PCCh.

El periódico “aparece por arte de magia en la puerta de cada legislador del Capitolio”, dijo Banks a The Epoch Times, cuestionando su fuente de financiación.

Los registros del Departamento de Justicia de EE.UU. mostraron que China Daily pagó casi 19 millones de dólares a las empresas de medios de comunicación de Estados Unidos por publicidad en los últimos cuatro años.

El Departamento de Estado de EE. UU. etiquetó a nueve medios de comunicación chinos con operaciones en Estados Unidos como “misiones extranjeras”. Los medios de comunicación designados incluyen CCTV, China Daily, el Diario del Pueblo y el Global Times.

David Brat, excongresista de Estados Unidos y decano de la Escuela de Negocios de Liberty, fue el anfitrión de la conferencia del Centro Falkirk para ayudar a exponer las verdaderas intenciones del régimen chino.

“Este evento está dedicado a 1.4 billones de chinos que viven detrás del firewall, que no tienen libertad, que no tienen información, que están siendo reprimidos”, dijo Brat a The Epoch Times.

Según Brat, el evento es “una conferencia de medidas para abordar la responsabilidad del PCCh, y para preservar y restaurar el estado de derecho, la economía de libre mercado, y los principios judeo-cristianos en Estados Unidos”.

Más de una docena de miembros del Caucus de la Libertad de la Cámara de Representantes, quienes también hablaron en la conferencia, trataron de poner de relieve las acciones maliciosas del PCCh en Estados Unidos y en todo el mundo. Ellos pidieron que se responsabilizara a China de la propagación del virus que ha matado a más de 650,000 personas en todo el mundo y ha devastado la economía mundial.

Siga a Emel en Twitter: @mlakan


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Cómo el régimen comunista negó la responsabilidad de todas sus masacres

TE RECOMENDAMOS