Liga MX: América y Tigres empataron en un polémico partido

23 de Diciembre de 2016 Actualizado: 23 de Diciembre de 2016

América y Tigres empataron 1-1 en el partido de ida de la final de la Liga MX.

El encuentro disputado en el Estadio Azteca, que abrió el primer capítulo de la final del Apertura 2016, dejó más dudas que certezas de cara a la vuelta que se jugará el próximo 25 de diciembre en Nuevo León. La incertidumbre surge en Las Águilas, por su rendimiento de cara al partido 60 del año y en los felinos por saber si contarán con Gignac.

Aún quedan 90 minutos de juego y no se sabe qué puede pasar, todo está muy equilibrado entre los dos equipos y la final no tendrá un claro campeón hasta el último minuto, que ha creado una gran expectativa entre los aficionados.

[insert page=’liga-mx-claro-video-chivas-de-guadalajara’ display=’template-relacionadas.php’]

Tigres parecía impotente, sin armas, inofensivo, pero solo era parte de su esencia. El equipo dirigido tácticamente Ricardo Ferretti esperó con calma hasta los 45 minutos y en el momento exacto pudo abrir el marcador.

Bruno Valdez no pudo cortar una pelota en mediocampo y Gignac usó la magia y la potencia. El delantero galo se quitó a Goltz con un tremendo cambio de ritmo y luego definió por debajo de las piernas de Muñoz. La espera valió la pena, la hipnosis siguió funcionando. Golazo de André-Pierre.

Y es que más allá del gol, Tigres realmente no había aparecido en el juego. América era el dueño, tenía la pelota y generaba opciones, aunque no dejaban de ser tímidas hasta que Paul Delgadillo le puso adrenalina donde no había y se inventó un penal.

Oribe Peralta había recibido en el área, se quitó a Juninho y disparó a placer para que Guzmán hiciera su segunda gran atajada de la noche; aunque el rebote le quedó al delantero del América y tras recibir un toque, el árbitro no dudó en cobrar penal exhibiendo su grosero error, aunque el propio Hermoso le salvó la página.

Peralta demostró que los penales no están con América en los últimos tiempos y reventó el travesaño para dejar ir el 1-0 al minuto 28. Justicia divina le llaman algunos.

La Volpe intentó corregir en el mediocampo. Mandó a Edson Álvarez a la cancha y regresó a la línea de cinco defensas para dejar en total libertad a Ibarra, quien tuvo la primera de peligro, pero fue en la pelota parada donde América halló el empate.

Pablo Aguilar anticipó a primer poste en un tiro de esquina, peinó y Bruno Valdez empujó. Combinación guaraní para un empate con polémica, pues minutos antes Aguilar se tuvo que haber ido expulsado por un codazo sobre Ismael Sosa.

Las malas noticias siguieron para Tigres. Gignac recibió un golpe de Valdez y no pudo seguir en el partido, pero el collarín y su partida en ambulancia encienden aún más la incertidumbre de su presencia en el partido de vuelta, en donde el Volcán definirá al nuevo monarca del fútbol mexicano.

TE RECOMENDAMOS