Cómo la lista de Fortune 500 refleja la economía distorsionada de China

03 de Agosto de 2016 Actualizado: 08 de Agosto de 2016

La lista anual de la revista Fortune 500 se publicó el 20 de julio. El número de empresas chinas aumentó de 106 en 2015 a 110 en este año, más del 20 por ciento de la lista total y cerca del número de empresas estadounidenses. Trece empresas chinas, incluyendo Vanke, estuvieron en la lista por primera vez.

Fortune 500 es considerado como un espejo de la economía mundial. A través de los años, a pesar del panorama económico mundial que ha sufrido grandes cambios, el énfasis en la lista Fortune 500 no ha cambiado mucho. Compañías de Fortune 500 representan aproximadamente el 40 por ciento de la producción mundial, el 50 por ciento del comercio internacional, el 60 por ciento del comercio internacional de tecnología, y el 90 por ciento de la inversión directa internacional. Que de hecho, representa la fuerza económica de un país y su tarjeta comercial como lo más importante.

Sin embargo, cuando examinamos la distribución de la industria, la rentabilidad, la influencia internacional, y la competitividad de la marca, estas 110 empresas chinas reflejan perfectamente el estado distorsionado de la economía global de China.

Distribución de la industria 

La mayoría de las empresas chinas en Fortune 500 operan en los sectores del petróleo, las finanzas, la energía eléctrica, los sectores de los metales no ferrosos hierro y acero, automóvil y carbón. Durante muchos años, esta distribución de la industria no ha cambiado sustancialmente y estas industrias o tiene una situación de monopolio o sufren un exceso de capacidad o de enormes pérdidas.

Actualmente, China está haciendo grandes esfuerzos para reducir y eliminar la producción de las empresas zombi – empresas estatales infructíferas que se mantienen vivas a través de préstamos. En otras palabras, estas compañías de Fortune 500, sin duda, representan deficiencias de la economía china en lugar de su competitividad.

Un peatón pasa junto a Banco Popular de China en Beijing el 22 de agosto de 2007. ( Teh Eng Koon / AFP / imágenes Getty)
Un peatón pasa junto a Banco Popular de China en Beijing el 22 de agosto de 2007. (Teh Eng Koon / AFP / imágenes Getty)

Bancos en la cabecera de las Listas 

Este año, Apple reportó una ganancia de 53,4 mil millones de dólares, superando el Banco Comercial de China como la compañía más rentable del mundo. Las segundas y quintas compañías más rentables de Fortune 500 son cuatro grandes bancos de China. Hay 10 bancos chinos en la lista de este año con más de US$ 180 mil millones en ganancias, que representan el 55 por ciento de todas las empresas chinas en la lista en términos de beneficio.

Ya sea que estamos viendo en China más de 3.000 empresas que cotizan en la bolsa de valores o los que están en la lista de Fortune 500, los bancos están ganando mucho más que la economía real. En la lista de Fortune 500, podemos ver que la economía real trabaja para la industria bancaria.

Un trabajador monta la bicicleta en una refinería de petróleo de Sinopec de China en Wuhan , una ciudad en la provincia de Hubei de China el 10 de mayo, 2011. ( STR / AFP / imágenes Getty)
Un trabajador monta la bicicleta en una refinería de petróleo de Sinopec de China en Wuhan , una ciudad en la provincia de Hubei de China el 10 de mayo, 2011. ( STR / AFP / imágenes Getty)

Empresas de tecnología y servicio son pocas 

Con los años, el número de compañías estadounidenses, japonesas y coreanas en la lista de Fortune 500 han ido disminuyendo. En 2016, sólo 54 empresas japonesas están en la lista, menos de la mitad del número de empresas chinas.

Sin embargo, en términos de distribución de la industria, las empresas de estos países repartidos en ventas al por menor, electrónicas, por internet, mano de obra moderna, médicas y otros campos que representan el futuro desarrollo económico del mundo. Las empresas chinas, por el contrario, están en su mayoría involucradas en el petróleo, la energía, las telecomunicaciones, el acero y otras empresas de monopolio o cuasi-monopolio, aunque el gran comercio electrónico Jingdong, el gigante de electrodomésticos Midea, y el gigante de la alimentación internacional Wanzhou también se encuentran en la lista.

Los visitantes ven modelos de bloques de apartamentos de arquitectos durante la Feria Inmobiliaria  de Otoño en Xian de la provincia de Shaanxi , el 26 de octubre de 2007. (Fotos de China / imágenes Getty)
Los visitantes ven modelos de bloques de apartamentos de arquitectos durante la Feria Inmobiliaria  de Otoño en Xian de la provincia de Shaanxi , el 26 de octubre de 2007. (Fotos de China / imágenes Getty)

Muchas compañías de bienes raíces

Por último, China tiene el mayor número de empresas del sector inmobiliario en la lista de Fortune 500, incluyendo los tres grandes de bienes raíces, Vanke, Wanda y Hengda. En el pasado, el grupo de Greenland Holding también estaba en la lista.

Según estadísticas incompletas, más de 13 empresas asociadas con los bienes raíces también están en la lista, incluyendo China Resources, Banco de China CITIC, grupo COFCO, PowerChina, Minmetals de China, Construcción e ingeniería del estado de China, Corporación de industria aeronáutica de China, Aerolíneas Hainan, CK Hutchison, y Tianjin Goods & Materials. Esto significa que entre las 110 empresas chinas, al menos 17 están relacionadas con el sector inmobiliario el cual refleja la dependencia de la economía china en dicho sector.

Desafíos adelante

Presumiblemente, a mayor número de compañías Fortune 500 que un país posea, mayor será su poder económico global. Pero cuando se toma la distribución de la industria y la rentabilidad en consideración, la brecha entre EE.UU. y China no es tan pequeña como aparece en la lista de Fortune 500. Es una enorme vergüenza para los chinos tener empresas en la lista que sean industrias de monopolio, industrias con exceso de capacidad o pérdidas financieras, y los negocios inmobiliarios. Mientras tanto, hay pocas empresas de ciencia y tecnología de China. Esto indica que el país todavía tiene un largo y difícil camino por delante antes de realizar la transformación económica basada en la innovación y la competitividad.

El significado de cualquier lista va a cambiar con China incluida. La entrada a la lista de Fortune 500 se convirtió en un objetivo para las empresas chinas, y los gobiernos locales también persiguen estar en la lista por el bien de sus registros de rendimiento. También va de la mano con la búsqueda del producto interno bruto de China y la velocidad y la escala de desarrollo global en los últimos 30 años.

Pero está claro que, llegar a la lista de Fortune 500 no lo es todo. Por un lado, no representa la productividad avanzada. Las 500 empresas son de hecho las 500 empresas más grandes. A medida que China se basa en el estado, no es un gran problema tener grandes empresas. Algunas personas piensan que a través de fusiones y adquisiciones de empresas, China puede tener los 200 primeros puestos de la lista Fortune 500, si quiere.

TE RECOMENDAMOS