Llaman a huelga “aguerrida pero pacífica” en empobrecida provincia panameña

Por EFE
18 de Abril de 2018 Actualizado: 18 de Abril de 2018

Dirigentes sociales de la provincia de Colón, en el Caribe de Panamá, confirmaron hoy su llamado a una huelga general este jueves para exigir al Gobierno que “comience a resolver” los problemas de la región, azotada históricamente por la pobreza y otros males sociales debido al “saqueo” de sus recursos.

El coordinador del convocante Frente Amplio por Colón, Edgardo Voitier, aseguró que al paro y manifestación se han adherido los sectores de la educación, sindicatos, organizaciones comunitarias y transporte público de la provincia, que alberga a la Zona Libre de Colón (ZLC), la mayor del continente, así como una vertiente del Canal de Panamá.

Las movilizaciones iniciarán a las 06.00 hora local (11.00 GMT) y la idea es que todas converjan en el área de Cuatro Altos, dijo Voitier, que invitó a participar en la jornada a todo el que esté “cansado no solo de este si no de todos los gobiernos anteriores que nos saquean y no nos resuelven nuestros problemas”.

“Igual que el martes 13” de marzo pasado, cuando tuvo lugar una primera huelga general en la provincia, “vamos a hacer (mañana) nuestra protesta agresiva, aguerrida pero pacífica, mandando un mensaje al Gobierno Nacional: queremos que los problemas de Colón se empiecen a resolver”, declaró Voitier.

El paro general del mes pasado degeneró en disturbios y actos vandálicos, de los que el Frente se desmarcó, que dejaron 5 heridos y 35 detenidos, además de pérdidas millonarias para el comercio.

En un mensaje a los comerciantes, el dirigente colonense aseguró este miércoles que el Frente está “asumiendo las medidas de cuidado para que no les pase nada a sus establecimientos, porque también son partes de la provincia”.

El Frente Amplio exige soluciones profundas a problemas graves como deficiencias en la atención de salud, infraestructura, servicios públicos, y se queja de la manera cómo se desarrolla la renovación urbana que está impulsando el Gobierno, con una inversión de al menos 569 millones de dólares.

El Gobierno del presidente Juan Carlos Varela condenó la semana pasada el llamado a la nueva huelga en Colón por considerar que la impulsan motivos políticos, y afirmó que “actuará con firmeza contra quienes pongan en peligro el futuro” de esa provincia caribeña.

El Ejecutivo dijo el pasado día que de cara a las marchas convocadas para mañana en Colón “garantizará a la población las medidas de seguridad necesarias para el normal funcionamiento de los comercios y la actividad escolar”.

Añadió que “está dispuesto a mantener abierta la puerta del diálogo”, entablado en mesas tras la protesta de marzo pasado, y que es “consciente de los inconvenientes que ha causado el proyecto Renovación Urbana (…) ante el trabajo profundo de instalación de un nuevo sistema de aguas servidas, aguas pluviales y construcción de calles nuevas”.

“Mucha gente quiere marchar, participar y el Gobierno está metiendo miedo (…) estamos llamando a la calma” y a que la gente marche “en paz” este jueves, dijo hoy Voitier.

La Asociación de Usuarios de la ZLC expresó el lunes su rechazo tanto a la huelga prevista mañana en Colón como a la iniciada este miércoles en todo el país por los obreros afiliados al principal sindicato de la construcción, Suntracs, que exigen un aumento salarial del 60 por ciento pagadero en 4 años.

“Consideramos que los innegables problemas de la provincia (de Colón) deben resolverse a través del diálogo. Sobre todo cuando no hacerlo por esa vía, genera desempleo y pérdidas millonarias para el país”, indicó un comunicado de los empresarios.

TE RECOMENDAMOS