Lluvia de meteoros de las Leónidas prevista para la noche del 17 de noviembre: Aquí lo que debe saber

Por Michael Wing
10 de Noviembre de 2022 2:50 PM Actualizado: 10 de Noviembre de 2022 2:50 PM

Cada año a mediados de noviembre, la Tierra atraviesa una región del espacio exterior plagada de trozos de desechos cósmicos que habitualmente se iluminan como cerillas en el cielo nocturno. Los restos de un cometa, llamado 55P/Tempel-Tuttle, se manifiestan como una corriente de polvo espacial, roca y gas congelado que se arrastra por el sistema solar. Su impacto con la atmósfera terrestre da lugar a un espectáculo pirotécnico llamado lluvia de meteoros, que a veces se convierte en una prolífica, incluso sublime, tormenta de meteoros.

Esta lluvia de meteoros de noviembre se denomina Leónidas, porque parece irradiar desde un punto situado en la constelación de Leo, el león. Si quiere ver este espectáculo de luz celestial, todavía tiene unos días antes de que alcancen su punto máximo.

Cómo ver las Leónidas

Las Leónidas ya se han puesto en marcha —duran desde el 3 de noviembre hasta el 2 de diciembre— pero se espera que alcancen su punto álgido desde la noche del 17 de noviembre hasta la mañana del 18 de noviembre. Por lo tanto, hay mucho tiempo para el avistamiento de meteoros.

En condiciones ideales, se pueden ver hasta 15 meteoros por hora. El 17 de noviembre se producirá la luna menguante gorda, por lo que debería haber suficiente oscuridad para proporcionar el contraste necesario para verlos. Intente encontrar un punto de vista sin obstáculos en el que no haya luces de la ciudad.

Un primer plano muestra un meteoro que atraviesa el cielo mientras la Tierra atraviesa los restos de un cometa roto. (Ilustración – Ethan Miller/Getty Images)

Dondequiera que resida, el mejor momento para ver las Leónidas es entre el atardecer y la salida de la luna. El “radiante” de la lluvia de meteoros —el punto del que parecen emanar las estrellas fugaces— está situado justo en el centro de la melena de Leo, el león; más concretamente, está justo encima de la estrella Algieba. El radiante saldrá hacia la medianoche y aparecerá en lo más alto del cielo al amanecer.

No es necesario mirar precisamente al radiante para encontrar meteoros, al contrario. No se verán muchos apareciendo allí, porque irradian hacia fuera desde ese punto. Pueden verse en cualquier parte del cielo nocturno y son más visibles cuando se ven a unos 30 grados de su punto de origen. Pero, ¿por qué parecen emanar todas de un mismo punto? ¿Por qué tienen un radiante?

De dónde vienen los meteoros

Las Leónidas, al igual que otras lluvias de meteoros que se producen anualmente en distintos momentos del año, están asociadas a su cometa madre, que desprende constantemente corrientes de escombros a lo largo de su órbita elíptica alrededor del sol (siendo más prolíficas durante su mayor aproximación al sol).

Estos escombros viajan casi en la misma dirección que su cometa correspondiente; por eso, cuando la Tierra pasa por una de estas corrientes de escombros, las siguientes estrellas fugaces parecen irradiar todas desde el mismo punto. Un truco de perspectiva hace que parezca que convergen: al igual que un par de vías de tren que discurren en paralelo parecen converger en el horizonte, los meteoros que viajan en paralelo parecen emanar del radiante.

Fotografía de larga exposición de un cometa tomada en 2020. (Ilustración – YE AUNG THU/AFP vía Getty Images)

Hablando de cometas, el cometa progenitor de las Leónidas, 55P/Tempel-Tuttle, recibió este nombre porque fue descubierto de forma independiente por dos astrónomos diferentes en la misma época. La noche del 19 de diciembre de 1865, William Tempel, del Observatorio de Marsella, Francia, lo vio por primera vez en el cielo del norte, bajo la estrella polar. Luego, 17 días más tarde, en la noche del 5 de enero de 1866, fue vista de nuevo por Horace Tuttle, del Observatorio del Harvard College. Como el segundo descubrimiento era independiente, se añadió el nombre de Tuttle.

Basándose en los cálculos realizados entonces sobre el cometa, los astrónomos estimaron que regresaría en 33.17 años, tras completar su laboriosa órbita alrededor del Sol. Con el descubrimiento de 55P/Tempel-Tuttle, los astrónomos también concluyeron que las lluvias de meteoros y las tormentas que se producen anualmente en esta época del año eran producto del cometa.

En 1833, los observadores de estrellas fueron testigos de una de las tormentas de meteoros más famosas que se recuerdan, durante la cual llovieron sobre la Tierra más de 100,000 Leónidas por hora, lo que dio a algunos observadores una fuerte sensación de que la Tierra viajaba por el espacio, vadeando una corriente de detritos cósmicos. Desde entonces, los entusiastas de los meteoros han mirado hacia arriba cada 33 años para buscar tormentas de Leónidas. En los años 1866 y 1867, las Leónidas ofrecieron tormentas más espectaculares.

Una tormenta de meteoros Leónidas sobre el desierto de Azrak en 1999. (JAMAL NASRALLAH/AFP vía Getty Images)

Tras el descubrimiento del cometa, los astrónomos y los observadores de estrellas esperaban que noviembre de 1899 presentara un gran espectáculo: el regreso del cometa pasó a un segundo plano ante la perspectiva de una tormenta de Leónidas, que era muy esperada. Sin embargo, se consideró una gran decepción pública en la astronomía cuando no se materializó.

No volvió a haber grandes tormentas de Leónidas hasta el 17 de noviembre de 1966, cuando observadores del suroeste de Estados Unidos informaron de que habían visto entre 40 y 50 meteoros por segundo en un lapso de 15 minutos. El regreso del cometa en 1998 (cuando se hizo visible con prismáticos) fue seguido por un deslumbrante despliegue de tormentas de meteoros desde 1999 hasta 2001. Se espera que el cometa regrese a principios de 2031, posiblemente con una repetición de la tormenta de las Leónidas.

Este año se prevé que las Leónidas sean menos león y más cordero. No obstante, si se observa la noche del 17 de noviembre, la extensión estelar que rodea a la constelación de Leo podría dar lugar a unas cuantas estrellas fugaces dignas de mención.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.