“Lo protegió un oso”, dice la familia del niño perdido tres días en un bosque de Carolina del Norte

Por Jack Phillips - La Gran Época
26 de Enero de 2019 Actualizado: 26 de Enero de 2019

La familia del niño de 3 años de Carolina del Norte, Casey Hathaway, que desapareció por tres días de la casa de su abuela en Ernul, afirmó que lo protegió un oso.

“¡El está bien! El está levantado y conversando. Incluso pidió mirar Netflix “, dijo la madre en una conferencia de prensa del jueves por la noche, después de que se encontrara al niño.

Breanna Hathaway, quien se identificó como la tía de Casey, dijo que el niño dijo a la familia que estuvo con un oso durante dos días.

“Casey está sano, sonriente y hablando. El dijo que estuvo dos días con un oso. Dios le envió a un amigo para que lo mantuviera a salvo”, escribió en Facebook. “Dios es un buen Dios. Los milagros ocurren”. Agregó.

Encuentro cercano con un gran oso negro en el Refugio Selawik en el noroeste de Alaska. (USFWS)

Casey estaba jugando con otros dos niños en el patio trasero de su abuela en Ernul, Carolina del Norte, cuando desapareció, dijo el alguacil del condado de Craven, Chip Hughes, a USA Today.

El clima severo que incluyó fuertes lluvias y vientos afectó en la búsqueda del niño.


Las autoridades celebraron una conferencia de prensa después de localizar al niño desaparecido en Carolina del Norte. Cuando lo encontraron, la oficina del sheriff dijo que se encontraba bien de salud.

Un comunicado del FBI señaló que fue descubierto por un equipo de búsqueda y rescate profesional en el condado de Craven. El área de búsqueda fue calificada de peligrosa por la oficina del alguacil antes de que lo encontraran.

Terreno traicionero

“El terreno es traicionero. Las áreas están inundadas y llenas de sumideros, incluso los buscadores capacitados están teniendo problemas para navegar de manera segura”, dijo la oficina a USA Today.

Los oficiales del alguacil restaron importancia a las sugerencias de que el niño fue secuestrado en el patio de su abuela.

Shelley Lynch, portavoz de la oficina de campo del FBI en Charlotte, declaró que “un familiar en la casa buscó a Casey y cuando no pudieron encontrarlo, llamó al 911”, informó People.

“Fuimos por el bosque, a través de la espesura y los brezos”, dijo la voluntaria Donna Harris a WTVD. “Lo hicimos durante tres horas y media a cuatro horas y eso estaba malo. Fue realmente malo por ahí. Si todos pudieran venir y ayudar a buscarlo, ayudaría. A medida que se oscurecía, daba miedo. Simplemente no puedo imaginar a un niño de 3 años ahí afuera”.

“El terreno era boscoso. Era espeso en algunos lugares”, agregó Max Dudley, un voluntario. “En algunos lugares no era tan espeso, pero nos tomamos nuestro tiempo y vimos a las siguientes personas, y miras y miras y miras”.

“Hay muchas personas que se ofrecieron como voluntarios de nuestra comunidad y en las áreas circundantes porque se estaban poniendo en los zapatos de la familia”, dijo el pastor de jóvenes Jonathan Ipock. “¿Qué pasaría si ese fuera uno de sus hijos? Es asombroso ver a todos reunirse para ayudar”.

***

Descubra a continuación

El alto precio de contar la verdad en China hoy

TE RECOMENDAMOS