Lo que dicen los estadounidenses sobre el aumento de precios en este Día de Acción de Gracias

Por Cara Ding, Steven Kovac, Jackson Elliott, Michael Sakal, Allan Stein y Jannis Falkenstern
25 de Noviembre de 2021
Actualizado: 25 de Noviembre de 2021

A punto de celebrar el Día de Acción de Gracias con su familia, Melissa Ngo no estaba contenta después de hacer las compras en el supermercado. El alto precio de la gasolina ha recortado el presupuesto de su familia para todo, dijo.

Ahora tiene que comprar en tres tiendas de comestibles diferentes —Giant Eagle, Marc’s y Aldi para encontrar los precios más bajos.


“Es todo”, dijo Ngo, residente en Lakewood, Ohio, cuyo marido trabaja en Cleveland. “Todo ha subido, no solo la gasolina. Lo principal que he notado en la tienda de comestibles que ha subido de precio [es] la carne estadounidense. Ha subido el doble que el año pasado.

“Somos una familia de un solo trabajador y siempre tenemos que hacer malabares. Ahora, estamos haciendo más malabares”.

Ella culpa de la situación que viven los estadounidenses desde hace más de un año a cosas como la pandemia del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), los problemas de la cadena de suministro e incluso al presidente por el que votó.

Epoch Times Photo
Melissa Ngo, de Lakewood, Ohio, carga comestibles en su coche en la tienda de comestibles Giant Eagle en Lakewood el 23 de noviembre de 2021. Ngo dijo que está pagando casi el doble por todo en comparación con el 2020, especialmente la carne. Ella y su esposo tienen un presupuesto mucho más ajustado y “siempre hacen malabares” para que las cosas funcionen en el frente del hogar. (Michael Sakal/The Epoch Times)

Como residente del suburbio del oeste de Cleveland y bastión demócrata, Ngo se apresura a admitir que lamenta haber votado por el presidente Joe Biden en las elecciones de 2020. Ella suele votar por los demócratas. Ella dijo que puede que no vote en las próximas elecciones.

Para Allen van Houten y Kathy Ellison, de Lakewood, las cosas siempre han estado difíciles. Al entrar en la temporada navideña de 2021, su presupuesto es aún más ajustado.

Epoch Times Photo
Kathy Ellison y Allen Van Houten, de Lakewood, cargan su coche con comestibles en la tienda de comestibles Giant Eagle en Lakewood el 23 de noviembre de 2021. (Michael Sakal/The Epoch Times)

Van Houten, un veterano del Ejército y la Marina con discapacidad, y Ellison, que trabaja como cocinera en un restaurante local, acababan de hacer las compras en Giant Eagle. Debido al aumento del precio de la gasolina y del precio de los alimentos, ya casi no van “a ningún sitio”, dijeron.

Se las están arreglando mientras se preparan para pasar el Día de Acción de Gracias juntos.

“Estamos ahorrando mucho más que el año pasado”, dijo Ellison. “Ahora, siempre estamos ahorrando”.

“Trabajar 40 horas a la semana ya no nos mantiene a flote. Todo ha subido de precio: los alimentos, la gasolina y los servicios públicos. Y la situación no mejora”.

Van Houten señaló que la pareja ha dependido el uno del otro para superar un momento tan difícil.

“Si no nos tuviéramos el uno al otro, no podríamos sobrevivir”, dijo.

Además de comprar un pavo más pequeño este año, han eliminado los huevos endiablados y las papas de su comida de Acción de Gracias.


“Estamos yendo a tres tiendas de comestibles diferentes porque tenemos problemas para encontrar cosas”, dijo Ellison a The Epoch Times. “Estamos buscando tartas en Giant Eagle que solían estar en oferta por 3.99 dólares. Ahora están a 5.99 dólares. Nos gustaría comprar una tarta de manzana holandesa, pero esas cuestan 13.99 dólares. A veces, el proveedor también se aprovecha de estas situaciones”.

La pareja culpa de la situación a los altos precios de la gasolina y los alimentos, a la escasez de mano de obra y al gobierno. Van Houten y Ellison dicen que no votan.

“El gobierno va a hacer lo que quiera de todos modos”, dijo Van Houten.

Kathy, también de Lakewood, que no quiso dar su apellido, se mostró más comprensiva con los que se enfrentan a tiempos difíciles al llegar el día de Acción de Gracias. Acababa de cargar un carrito de la compra en su coche frente a Giant Eagle.

Aunque ha visto un aumento de al menos un 20 por ciento en su recibo de comestibles desde 2020, dijo que su familia no tendrá que reducir los gastos.

“Hemos tenido suerte. Hemos sido bendecidos y hemos podido trabajar y mantenernos cómodos durante todo esto”, dijo Kathy a The Epoch Times.

Aunque dijo que está contenta con Biden, ya que “no le gustaba Donald Trump”, señaló que siente que el presidente podría estar haciendo más para ayudar a aliviar la situación.

“No estoy contenta con todo lo que ha hecho Joe Biden”, dijo Kathy. “Estados Unidos no está aprovechando sus recursos, y estamos teniendo que depender demasiado de países extranjeros para ciertos bienes”.

“No quiero tener que pagar más por todo. Nuestros salarios no se corresponden con la inflación. Con todos los precios altos, hace que mi marido y yo queramos dar más a la caridad para ayudar a otros que lo están pasando mal”.

Haga clic en la imagen para ampliarla. (Ilustración de The Epoch Times)

En Florida, dos grandes cadenas de supermercados —Publix y Winn-Dixie— están limitando ciertos alimentos para las fiestas durante la semana de Acción de Gracias.

La directora de comunicaciones de Publix, Maria Brous, emitió un comunicado en el que dice que se están poniendo “límites” a ciertos alimentos debido a “problemas en la cadena de suministro” y al aumento de la demanda. La semana pasada, la empresa de Lakeland, que cuenta con 1280 tiendas en el sureste de Estados Unidos, puso las restricciones en previsión de la crisis de la demanda y de la cadena de suministro, según Brous.

Otra tienda de comestibles, Winn-Dixie, ha puesto un límite de un pavo por cliente. Southeastern Grocers, una empresa de Jacksonville, Florida, es propietaria de Winn-Dixie, así como de Fresco y Mas y Harveys Supermarket.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, opinó sobre el aumento del costo de los alimentos y dijo que le preocupan las “presiones inflacionarias”, de las que culpa a la Administración Biden.

“La inflación que se está viendo, la Casa Blanca dijo que no era real. Es real”, dijo DeSantis el 22 de noviembre. “Este va a ser el Día de Acción de Gracias más caro que hemos visto en bastante tiempo. Los precios han aumentado un 20% respecto al año pasado”.

Desde 1986, la American Farm Bureau Federation (AFBF) ha realizado una encuesta sobre las cenas de Acción de Gracias. La encuesta de 2021 encontró que se esperaba que una cena para 10 personas costara 53.31 dólares, un 14% más que el promedio de 2020.

La federación comprobó los precios entre el 26 de octubre y el 8 de noviembre y observó que las tiendas comenzaron a vender pavos enteros congelados a un precio más bajo dos semanas después. Al ser la proteína cárnica más asociada a Acción de Gracias, el pavo va a costar a los consumidores un 24% más que en 2020. La AFBF estima que un pavo de 16 libras costará 23.99 dólares, o aproximadamente 1.50 dólares por libra más que en 2020.

La encuesta también encontró que los costos de otros productos navideños también subieron, incluyendo los rollos —un aumento del 15 por ciento— mientras que una lata de 30 onzas de relleno de pastel de calabaza subió un 7 por ciento.

“Varios factores contribuyeron al aumento del coste promedio de la cena de Acción de Gracias de este año”, dijo la economista principal Veronica Nigh en un comunicado en el sitio web de la AFBF. “Entre ellos se encuentran las dramáticas interrupciones de la economía estadounidense y de las cadenas de suministro en los últimos 20 meses; la presión inflacionaria en toda la economía; la dificultad para predecir la demanda durante la pandemia del COVID-19 y la elevada demanda mundial de alimentos, en particular de carne”.

“La tendencia de los consumidores a cocinar y comer en casa con más frecuencia, debido a la pandemia, llevó a un aumento de la demanda en los supermercados y a un aumento de los precios minoristas de los alimentos en 2020 y 2021, en comparación con los precios anteriores a la pandemia en 2019”.

Fuera del Winn-Dixie en Punta Gorda, Florida, Diane Crowi dijo que los precios de los alimentos definitivamente están subiendo.

“Nuestros hijos ya son mayores y viven fuera de la zona, así que ya no celebramos como antes. Pero, sí, las cosas son más caras este año que el anterior”, dijo Crowi. “Estamos jubilados, es decir, celebramos Acción de Gracias, pero a menor escala. Simplemente hay que absorber los costes”.

Junto con el aumento de los costos de los alimentos, el precio de la gasolina también ha aumentado significativamente, dijo.

“Los precios de la gasolina son ridículos”, dijo Crowi. “Simplemente tenemos que cambiar las cosas para poder permitirnos lo que tenemos con nuestros ingresos fijos. Hemos reducido nuestros viajes. No conducimos tanto para ahorrar combustible”.

“Si tengo que culpar a alguien, sería a nuestro presidente, pero soy una fanática de Trump, así que …”

La compradora de Winn-Dixie Crystal Hunsicker de Punta Gorda dijo que el Día de Acción de Gracias es “definitivamente más caro este año que el año pasado”.

Epoch Times Photo
Crystal Hunsicker de Punta Gorda, Florida, carga comestibles en su coche el 23 de noviembre de 2021. (Jann Falkenstern/The Epoch Times)

“Nos afecta, pero ¿qué vas a hacer?” dijo Hunsicker. “Simplemente hay que afrontarlo”.

“Sí, la gasolina es cara, y éramos independientes energéticamente antes de que Biden asumiera el cargo. Cuesta 100 dólares solo llenar mi depósito. No hay nada que pueda hacer para ahorrar dinero en combustible. Tengo que trabajar, así que tengo que tener gasolina”.

Hunsicker dijo que votó por Trump en 2020 y se identifica como republicana.

“Culpo a Biden por todo esto. Las políticas de Trump estaban funcionando, y [Biden] llega al cargo y destruye todo lo que Trump puso en marcha”.

Charnita West, una madre soltera, parecía tener frío en el estacionamiento de la tienda de comestibles Food City en Rossville, Georgia, el 23 de noviembre. En 2021, alimentar a sus tres hijas con una cena de Acción de Gracias ha sido más caro de lo habitual, dijo.

Epoch Times Photo
Charnita West se encuentra afuera después de comprar los comestibles de Acción de Gracias en la tienda de comestibles Food City en Rossville, Georgia, el 23 de noviembre de 2021. (Jackson Elliott-The Epoch Times)

“Gasté 300 dólares en cosas en las que no debería gastar 300 dólares”, dijo West.

Sus compras tampoco habían terminado. La noche anterior, había pasado tres horas en Walmart buscando algunos artículos, pero no pudo encontrar todo lo que necesitaba.

“Ni siquiera pude encontrar jamón. Hubo que rebuscar mucho para encontrar jamón”, dijo West a The Epoch Times.

Para West, gastar 80 dólares en comestibles es mucho, y el aumento de los precios de la gasolina y los alimentos ha perjudicado a su familia, dijo.

West dijo que había oído decir que la inflación de los alimentos era causada por el gobierno de Biden, pero admitió que sabe poco de política. Actualmente está trabajando para obtener su diploma de secundaria.

“No presto mucha atención a las cosas presidenciales”, dijo. “Solo intento que me vaya mejor o que mis hijas tengan una vida mejor”.

Otro comprador de Acción de Gracias, Don Weathers, dijo que los precios de todo han subido.

Epoch Times Photo
Don Weathers compra la cena de Acción de Gracias en el supermercado Food City en Rossville, Georgia, el 23 de noviembre de 2021. (Jackson Elliott-The Epoch Times)

“No sé qué es”, dijo. “La carne de res ha subido. Los pavos y el jamón, el cerdo y todo lo demás”.

Weathers dijo que la situación ha afectado poco a su familia porque sus hijos son adultos, pero se siente preocupado por los demás.

“Me preocupa la otra gente”, dijo a The Epoch Times. “Tienen hijos y están tratando de criarlos”.

Weathers, un republicano que votó por Trump en 2020, dijo que no quería decir si Trump o Biden era responsable de la inflación. Una vez fue demócrata, dijo que dejó el partido porque ofrecía dádivas de manera irresponsable.

“El Partido Demócrata no es lo que era hace 20 años”, dijo.

Edward Garrett, independiente, coincidió con Weathers y West en que el aumento de los precios estaba modificando su presupuesto.

“Todo repercute en el presupuesto”, dijo. “Hay que hacer lo que hay que hacer. Hay que hacer lo que hay que hacer. Apretar y apretar lo que se pueda”.

Epoch Times Photo
Edward Garrett busca comestibles para la cena de Acción de Gracias en la tienda de comestibles Food City en Rossville, Georgia, el 23 de noviembre de 2021. (Jackson Elliott-The Epoch Times)

Garrett culpó a la Administración Trump por los problemas de inflación. Dijo que los efectos de las políticas de un presidente generalmente golpean meses después de que la persona deja el cargo.

“Es lo que es”, dijo a The Epoch Times. “Hay que tomar lo amargo con lo dulce”.

Jeff Durecka, propietario de un par de supermercados conocidos como Jeff’s Marketplace en la “zona del pulgar” de Michigan, dijo que los problemas de la cadena de suministro no le están afectando mucho.

“Si nos falta una determinada marca, tenemos sustitutos”, dijo Durecka, demócrata y firme partidario de Joe Biden en 2020. “No nos está afectando mucho. Como puedes ver, estamos bastante bien abastecidos para Acción de Gracias”.

“Los precios al por mayor están subiendo por el coste del combustible. Se necesita combustible para llevar el producto a los almacenes y luego a las tiendas. Realmente no podemos hacer nada al respecto”.

Durecka especuló que el aumento de los precios de los alimentos y el combustible puede tener algo que ver con la diferente administración en Washington.

El comprador Dean Rydock, de Port Sanilac, Michigan, no dudaba de que la culpa era de Biden.

Epoch Times Photo
Dean Rydock, de Port Sanilac, Michigan, va de compras a Jeff’s Marketplace en Lexington, Michigan, el 23 de noviembre de 2021.(Steven Kovac/The Epoch Times)

“Todo lo que hizo Trump hizo que nuestra vida fuera más fácil y mejor”, dijo. “Biden actúa como si las políticas de Trump fueran la causa de todo esto y hace lo que puede para contrarrestarlas. Los precios de los alimentos y de la gasolina han subido mucho. Me parece que se están tomando decisiones para hundir deliberadamente nuestra economía, por lo que al final todos buscaremos la ayuda del gobierno”.

Rydock, un republicano conservador, “definitivamente votó por un Trump no político y su agenda proestadounidense”.

“Voy a conducir 160 kilómetros para pasar Acción de Gracias con mi hija”, dijo. “El alto precio de la gasolina está empezando a afectar. Y realmente tenemos que cuidar nuestros gastos de calefacción con el propano subiendo. Estoy empezando a quemar madera, e incluso eso se está volviendo costoso”.

La compradora Susie Lentz, residente jubilada que vive en el pueblo de Lexington, Michigan, es una clienta habitual de Jeff’s.

Epoch Times Photo
Susie Lentz, de Lexington, Michigan, no tuvo problemas para conseguir todo lo que necesitaba para la cena de Acción de Gracias en Jeff’s Marketplace, en Lexington, el 23 de noviembre de 2021. (Steven Kovac/The Epoch Times)

“La comida es definitivamente más cara que el año pasado”, dijo. “Supongo que la pandemia tiene mucho que ver con ello. Se envían menos cosas. Pero estoy encontrando todo lo que quiero para Acción de Gracias”.

Lentz, que se define como votante independiente, dijo que si siguiera trabajando y tuviera que conducir más, los altos precios de la gasolina estarían “haciendo mella” en su presupuesto.

“Creo que las políticas actuales están afectando a la economía de forma negativa”, dijo a The Epoch Times.

Cuando se le preguntó si Jeff’s Marketplace tenía suficiente carne y pavos para la fiesta de Acción de Gracias, el carnicero Jed Matthews dijo: “Lo único que ha sido difícil de conseguir son las mollejas de pavo que se venden por separado. A la gente le encanta añadirlas al relleno”.

Epoch Times Photo
El gerente Jed Matthews dice que lo único que ha faltado en su departamento este Día de Acción de Gracias fueron “mollejas de pavo vendidas por separado” en Jeff’s Marketplace en Lexington, Michigan, el 23 de noviembre de 2021. (Steven Kovac/The Epoch Times)

The Epoch Times también habló con varios compradores de Local Market en el barrio de South Shore, en el lado sur de Chicago. El barrio es predominantemente afroamericano y tiene una renta promedio por hogar que es casi la mitad del promedio de la ciudad.

Ruth Shannon dijo que solía ayudar a la organización local sin ánimo de lucro New Life Center a regalar pavos durante la fiesta de Acción de Gracias todos los años, pero no esta vez. El centro decidió cancelar el regalo en 2021 debido a los altos precios, dijo.

Shannon dijo que solía gastar menos de 100 dólares en gasolina cada mes. Ahora, con el aumento de los precios, gasta alrededor de 200 dólares.

“Sé a dónde voy. Soy más estratégica a la hora de viajar”, dijo a The Epoch Times.

Shannon cree que la inflación es la consecuencia no deseada del gasto masivo del gobierno durante la pandemia.

“Era mucho dinero en un periodo de tiempo bastante corto. Podrían haberlo alargado”, dijo. “Los legisladores tienen que ser más intencionados con las políticas que crean”.

Mucha gente de su barrio recibió cheques de estímulo durante la pandemia, pero no supieron cómo gastar el dinero de forma correcta, según Shannon.

Epoch Times Photo
Ruth Shannon, de Chicago, dice que los precios de los ingredientes para la cena del Día de Acción de Gracias han subido este año, mientras se encuentra fuera del Mercado Local en Chicago, el 23 de noviembre. (Cara Ding/The Epoch Times)

“Una cosa es tener dinero. Otra cosa es saber qué hacer con él”, dijo. “Todo el mundo estaba contento cuando recibió los cheques de estímulo. Ahora, el dinero ha desaparecido y los precios han subido. ¿Qué hacen?”.

Shannon no ha votado durante la mayor parte de su vida. Su comunidad ha seguido siendo la misma tanto si un demócrata como un republicano estaba en el cargo, dijo.

“Hago todo lo que puedo para ser voluntaria en la comunidad”, dijo. “Ese es mi voto”.

Beverly, que no quiso dar su apellido, fue otra de las compradoras de Local Market. Dijo que el aumento de los precios de los alimentos ha limitado aún más sus compras de comestibles porque vive con una ayuda fija del gobierno. Perdió su trabajo en la guardería al comienzo de la pandemia. Desde entonces, ha recurrido a los cupones de alimentos y a la ayuda al desempleo.

Como los precios de la gasolina son mucho más altos en Illinois, conduce hasta Indiana cuando necesita recargar. Otros compradores dijeron a The Epoch Times que ellos también van a Indiana por gasolina. Y en todo Estados Unidos, los precios de la gasolina y el diésel siguen subiendo.

Según la Administración de Información Energética, el costo de un galón de gasolina normal en la Costa Este era de 3.39 dólares el 22 de noviembre, lo que supone un aumento de 1.29 dólares respecto a la misma fecha de 2020.

En el Medio Oeste, el coste promedio de la gasolina en los surtidores era de 3.19 dólares, un aumento de 1.28 dólares. En la Costa Oeste, sin embargo, la gasolina está actualmente a 4.19 dólares, un aumento de 1.42 dólares en comparación con 2020.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS