Lo que necesita saber sobre la inflamación

La medicina china y la investigación científica tienen muchos puntos en común sobre las causas y curas de la inflamación
Por LYNN JAFFEE
06 de Agosto de 2020 9:47 PM Actualizado: 06 de Agosto de 2020 9:47 PM

¿Qué tienen en común las enfermedades cardíacas, los accidentes cerebrovasculares, la artritis, la colitis, la fibromialgia, el lupus, la esclerosis múltiple, la diabetes, la fatiga crónica y el Alzheimer? Bueno, sí, todas son enfermedades, pero la respuesta correcta es que todas son causadas o están asociadas con la inflamación.

Los científicos descubrieron que la causa común en una larga lista de enfermedades es un proceso inflamatorio que está fuera de control. La inflamación es una forma importante en la que el cuerpo se enfrenta a las lesiones o enfermedades. Es una forma en la que el cuerpo combate los patógenos y quema las células moribundas o infectadas. Está controlada por un grupo de hormonas llamadas prostaglandinas, algunas de las cuales promueven, y otras que reducen la inflamación. Puede afectar a estas hormonas a través de varios factores, incluyendo las emociones, el estilo de vida y especialmente a través de la dieta.

En la medicina china, la inflamación tiende a asociarse con el calor. El calor también es un signo primario de inflamación. Este calor puede ser muy evidente cuando se tiene una infección de las articulaciones artríticas enrojecidas y afiebradas. Sin embargo, el calor puede no ser tan obvio y puede causar síntomas más sutiles como una leve sensación de calor, sed crónica de bebidas frescas, irritabilidad, mucha sudoración, inquietud y estreñimiento.

Este calor inflamatorio puede provenir de una variedad de fuentes. Una es a través de una dieta inadecuada, que según la terapia alimentaria china incluye demasiadas comidas picantes, grasosas o ricas, y dulces. Del mismo modo, comer alimentos no saludables puede agravar al cuerpo y también provocar inflamación desde una perspectiva médica occidental. El calor también se produce por el estancamiento según la medicina china. Esto simplemente significa que cuando las cosas no se mueven bien, se crea una acumulación que causa calor.

En tu cuerpo, cualquier cosa, desde tu energía o digestión hasta tus emociones puede estancarse. Si alguna vez has visto a alguien acalorarse con la ira, eso es un estancamiento emocional que causa un poco de calor. Aunque esta forma de pensar puede parecer extraña a las mentes occidentales, esto es más que una simetría simbólica. Por ejemplo, una causa común de ira persistente es cuando alguien no puede dejar pasar un incidente, como un insulto. En lugar de aceptar la situación y seguir adelante con su vida, siguen pensando en la situación, fijándose en ella de una manera poco saludable que aviva su ira.

Los científicos occidentales han descubierto que los alimentos que se consumen pueden ser proinflamatorios o antiinflamatorios. Las grasas están fuertemente ligadas a la inflamación porque tu cuerpo produce prostaglandinas a partir de los ácidos grasos. De manera similar a la teoría de la alimentación china, las grasas que promueven la inflamación incluyen aceites, grasas parcialmente hidrogenados y aceites poliinsaturados como el maíz, el cacahuate y el cártamo. Además, las grasas trans, como la margarina o la manteca vegetal, y las grasas saturadas, como las que se encuentran en los productos animales (excepto el pescado) promueven la inflamación.

Ahora puede pensar que no hay nada que pueda comer, pero en realidad hay una o dos opciones saludables. ¡Es broma! Hay muchas. Los alimentos antiinflamatorios incluyen el pescado (especialmente el de aguas profundas), los aceites de pescado, el aceite de oliva, los frutos secos (especialmente las nueces), las semillas de lino molidas o el aceite de linaza y los alimentos de soja. Otros alimentos antiinflamatorios son las frutas y verduras de colores, conocidas por su alto contenido en antioxidantes, que también disminuyen la inflamación. Además, el jengibre y la cúrcuma, ambas importantes hierbas chinas, son eficaces para controlar la inflamación

Existe un análisis de sangre que mide la inflamación de las arterias mediante la observación de los niveles de proteína C reactiva, o PCR. Sin embargo, si su plan de seguro médico tiende a negar más que aprobar, una prueba de insulina en sangre en ayunas tiene más probabilidades de estar cubierta y también es un indicador de la inflamación. En general, niveles más altos de insulina en su sangre significan mayor inflamación.

Manteniendo la inflamación bajo control

Hay varias cosas que puedes hacer para mantener la inflamación bajo control, o al menos reducirla.

Mantener un peso apropiado: el tejido graso es una acumulación de humedad, que con el tiempo se convertirá en calor. La investigación occidental vincula específicamente la grasa del vientre con la inflamación.

Hacer ejercicio regularmente: hace que la energía se mueva y alivia el estrés, lo que puede contribuir a la inflamación. El ejercicio también mejora la salud del corazón y los pulmones. No es necesario que te inscribas en un triatlón; caminar durante 20 a 30 minutos al menos cuatro veces a la semana será suficiente.

Si eres fumador, deja de fumar ahora: hoy mismo. En caso de que no lo hayas notado, el fumar crea calor en tu cuerpo, inflama tus pulmones e inhibe tu circulación.

Quita los alimentos procesados de tu lista de compras: en la mayoría de los casos, los alimentos procesados están hechos con muchos azúcares, grasas trans y productos químicos, todo lo cual puede contribuir a la inflamación. Si un alimento tiene una larga lista de ingredientes que no puede pronunciar, vuelva a ponerlo en el estante y lleve su carrito al pasillo de otros productos.

Controle su estrés: tome una clase de yoga, respire profundamente o visualice su lugar feliz, lo que sea necesario. El estrés es un asesino por derecho propio. Tome nota de sus pensamientos, ya que éstos tienen una gran influencia en sus emociones y en su reacción al estrés.

Use el hilo dental: así es, saque el hilo dental o los palillos dentales y vaya al dentista. Hay una relación directa entre las enfermedades de las encías, la inflamación y las enfermedades del corazón.

Busque atención médica para cualquier infección que no se cure rápidamente. De nuevo, hay una relación directa entre las infecciones crónicas y la inflamación sistémica.

Preste atención a las sensibilidades alimenticias: éstas pueden causar síntomas inflamatorios, no solo en el intestino sino en todo el cuerpo. Algunos culpables comunes incluyen granos que contienen gluten, alimentos lácteos, y plantas de penumbra, como tomates, pimientos y berenjenas. El azúcar también es el principal culpable. Si sufre problemas digestivos, tal vez quieras experimentar eliminar los alimentos que sospechas que le están causando problemas.

Lynn Jaffee es acupuntora licenciada y autora de “Simple Steps” (Pasos Simples): “The Chinese Way to Better Health” (El camino chino hacia una mejor salud). Este artículo fue publicado originalmente en AcupunctureTwinCities.com


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

El lupus la tenía al borde del suicidio, pero tres palabras cambiaron su vida para siempre

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.