Lo que sabemos hasta ahora de la nueva variante de COVID-19 de Sudáfrica

Por Naveen Athrappully
26 de Noviembre de 2021
Actualizado: 26 de Noviembre de 2021

Científicos sudafricanos descubrieron una nueva variante del virus del COVID-19 que, según ellos, podría estar detrás del reciente aumento de las infecciones en el país, lo que ha provocado el pánico en todo el mundo, ya que los países temen la propagación internacional de la variante que ha sufrido una gran mutación.

Sudáfrica estaba experimentando una tasa de 200 nuevos casos diarios confirmados hasta hace poco, cuando el número se disparó repentinamente a 2465 el jueves. Los científicos estudiaron muestras del virus del brote —que se concentra en su mayoría en Gauteng, la provincia más poblada del país y sede de Johannesburgo— y descubrieron la nueva variante, denominada B.1.1.529.

“Se trata de una variante de mutación muy preocupante”, declaró el jueves el ministro de Sanidad, Joe Phaahla, en una rueda de prensa. Phaahla dijo que la última variante estaba detrás del “aumento exponencial” de los casos, pero los expertos todavía están tratando de confirmarlo, ya que establecer una conexión real toma tiempo.

Actualmente, no hay indicios de que la variante haya llegado a Estados Unidos. La mayoría de los casos siguen concentrándose en Sudáfrica, con otros notificados en Botsuana, Israel y Hong Kong, donde la infección se identificó en viajeros procedentes de Sudáfrica. Bélgica notificó el viernes su primer caso de la variante.

El científico sudafricano Tulio de Oliveira dijo en la rueda de prensa del jueves que se ha descubierto que B.1.1.529 tiene una “constelación única” de más de 30 mutaciones en sus proteínas espiculares, que es significativamente mayor que la variante delta. Como las proteínas espiculares se unen a las células infectadas, un número elevado de mutaciones puede cambiar la facilidad con la que la variante se propaga entre la población.

La variante B.1.1.529 contiene un total de 50 mutaciones. Tiene 10 mutaciones en el receptor ACE2, que permite al virus infectar células humanas, en comparación con las tres de la variante beta y las dos de la delta, según de Oliveira.

La directora de Genomics Consortium COVID-19 del Reino Unido, la profesora Sharon Peacock, declaró a Reuters que “se trata de una variante más transmisible”, pero “un número importante de mutaciones detectadas son realmente desconocidas”. Añadió que los estudios se están llevando a cabo rápidamente en Sudáfrica, pero que van a tardar varias semanas en completarse.

Lawrence Young, virólogo de la Universidad de Warwick, dijo a AP que la variante “parece que se está extendiendo rápidamente”, aunque actualmente solo se encuentra en algunas partes de Sudáfrica.

Según el profesor Richard Lessells, de la Universidad de KwaZulu-Natal, en Sudáfrica, la última variante presenta similitudes con las variantes beta y lambda, en el sentido de que es susceptible de evadir la inmunidad.

“Todo esto nos hace temer que esta variante no solo tenga una mayor capacidad de transmisión, es decir, que se propague de forma más eficaz, sino que también sea capaz de eludir partes del sistema inmunitario y la protección que tenemos en nuestro sistema inmunitario”, dijo Lessells.

Los casos de infección se han detectado principalmente en personas jóvenes. Según Phaahla, solo un 25% de las personas de entre 18 y 34 años están actualmente vacunadas en el país.

Al igual que la variante alfa, la última iteración podría haberse originado en un único individuo inmunodeprimido que podría haber modificado genéticamente el virus cuando su organismo no pudo deshacerse de él a tiempo.

Las autoridades estadounidenses, bajo la dirección del Dr. Anthony Fauci, están en conversaciones con sus homólogos sudafricanos para medir la gravedad de la situación y conocer más detalles sobre la variante. Todavía no se sabe si Estados Unidos impondrá restricciones a los viajes.

Incluso si se imponen restricciones, los virus tienen una forma de propagarse y es solo cuestión de tiempo que llegue a las costas del país, dijo a The Associated Press el Dr. Michael Osterholm, experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de Minnesota.

“Hemos demostrado una y otra vez que si la variante aparece en cualquier parte del mundo, se puede contar con que esté en todo el mundo”, según Osterholm.

Los viajeros de Sudáfrica, Botsuana, Namibia, Zimbabue, Lesoto y Eswatini (antigua Suazilandia) tienen que autoaislarse durante 10 días cuando llegan al Reino Unido. La Unión Europea está estudiando la posibilidad de prohibir todos los vuelos procedentes del sur de África.

India ha ordenado que se realicen pruebas y exámenes detallados a las personas procedentes de Sudáfrica, Botsuana y Hong Kong. Japón también ha restringido los viajes desde los países del sur de África.

La Organización Mundial de la Salud ha convocado una reunión de expertos para determinar la gravedad del brote y si la nueva variante debe designarse con una letra del alfabeto griego.

“No sabemos mucho sobre esto, todavía. Lo que sí sabemos es que esta variante tiene un gran número de mutaciones, y la preocupación es que cuando tienes tantas mutaciones puede tener un impacto en el comportamiento del virus”, dijo Maria Van Kerkhove, líder técnico de la OMS en COVID-19, en un chat en las redes sociales el jueves, reportó ABC News.

Como solo hay menos de 100 secuencias completas del genoma de la variante, no se pueden determinar los efectos de las vacunas existentes. “Tardaremos unas semanas en saber qué impacto tiene esta variante en las posibles vacunas, por ejemplo”, dijo Van Kerkhove.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS