Lo que se conoce de las muertes de turistas estadounidenses en República Dominicana

Por Jesús de León – La Gran Época
30 de Junio de 2019 Actualizado: 30 de Junio de 2019

Al menos diez turistas estadounidenses murieron recientemente en el paraíso caribeño lo cual generó especulación en los medios, declaraciones de las autoridades y preocupación de los que desean viajar a ese país.

Desde junio de 2018, al menos 10 ciudadanos estadounidenses murieron después de un aparente problema de salud repentino en la República Dominicana, según CNN que cita información del Departamento de Estado de EE. UU., de los familiares de las víctimas y de los centros turísticos involucrados.

Las primeras muertes que aparecieron en los titulares fueron las de una pareja que aparentemente murió al mismo tiempo en la misma habitación de hotel.

Los cuerpos de Edward Nathaniel Holmes, de 63 años, y Cynthia Ann Day, de 49, fueron encontrados el 30 de mayo en su habitación del hotel Grand Bahía Príncipe La Romana. Se encontraron varios medicamentos en el cuarto, dijo a la prensa el ministro de turismo, Francisco Javier García, de acuerdo con el medio local Acento.

Las autopsias encontraron edema pulmonar, una acumulación de líquido en los pulmones frecuentemente causada por enfermedad cardíaca.

El caso más reciente fue el de un hombre de Denver que murió después de enfermarse durante sus vacaciones en República Dominicana, dijo su familia el 26 de junio.

Khalid Adkins viajó a República Dominicana con su hija. Luego se enfermó repentinamente, informó Fox31.

Durante el fin de semana, mientras intentaba regresar a Estados Unidos, sudó profusamente y estuvo vomitando en el baño del avión.

El reporte decía que se vio obligado a bajarse del vuelo.

Adkins fue hospitalizado en Santo Domingo, la capital del país informó la filial de Fox.

Causas de las muertes según República Dominicana

El gobierno dominicano dijo que el número de muertes no es algo fuera de lo común, agregando que no están relacionadas.

El Ministro de Turismo, Francisco Javier García le restó importancia a la amplia cobertura de noticias sobre los ciudadanos estadounidenses que murieron mientras estaban de vacaciones en la nación caribeña.

También mencionó que los medios especularon con estas muertes y que algunas publicaciones afirmaban que se desconocía la causa de los decesos, como si fueran “muertes misteriosas”, señaló.

García apuntó que “todas las personas que han fallecido ya tienen el reporte de las autopsias”, y detalló los nombres y causas de la muerte de los ocho turistas estadounidenses fallecidos desde enero en el país, además un deceso registrado en junio de 2018, pero que también se ha difundido ahora, según tvespanol.net.

Jerry Curran, de 78 años, falleció el 29 de enero por hipoxia cerebral, hematoma subdural y traumatismo craneal encefálico severo.

Robert Bell Wallace, de 67 años, cuya muerte se produjo el 12 de abril a causa de shock séptico, neumonía y falla multiorgánica.

John Corcoran, de 70 años, falleció en abril por causas naturales, y su familia confirmó posteriormente que padecía una afección cardíaca.

Miranda Schaup-Werner, de 41 años, murió el 25 de mayo de un ataque al corazón, edema pulmonar e insuficiencia respiratoria. En este caso aún están pendientes los resultados de un informe toxicológico como complemento a la autopsia.

Leyla Ann Cox, de 53 años, murió el 10 de junio de un infarto agudo de miocardio, y padecía arterioesclerosis severa de la aorta, lo que sugiere un ataque cardiaco previo.

Joseph Allen, de 55 años, es el último de los fallecidos, en este caso por infarto, edema antrocosis y congestión pulmonar, y cuyo deceso se produjo el 13 de junio.

Otro caso fue el de Vittorio Caruso que murió por insuficiencia respiratoria y cardíaca luego de una larga historia de problemas de salud relacionados, dijo la fiscalía general del país caribeño, citando un informe de autopsia preliminar.

“Caruso había sufrido de hipertensión, enfermedad cardíaca y enfermedad pulmonar durante mucho tiempo, dijo la fiscalía. Él había estado viviendo en la comunidad de Boca Chica cerca de Santo Domingo durante varios años, dijeron los fiscales. Su compañera, Yomaira Ramírez de Jesús, dijo a los fiscales que Caruso comenzó a toser y a sentir dificultad para respirar el 11 de junio. Fue al médico, recibió tratamiento y fue dado de alta”, reportó CNN.

Caruso fue trasladado a un hospital de Santo Domingo, donde sufrió un paro cardiorrespiratorio y murió.

“Queremos que la verdad prevalezca”, dijo García, según The Associated Press. “No hay nada que ocultar aquí”.

Con unos 3.2 millones de turistas estadounidenses que visitaron República Dominicana el año pasado, dijo el ministro, no es inusual que ocho personas mueran durante sus vacaciones en un período de seis meses. Las autoridades dominicanas afirman que confían en que las tres muertes que aún se están investigando también se relacionan con causas naturales.

Casos de 2018

David Harrison, 45 años, de Maryland, murió en el Hard Rock Hotel & Casino en Punta Cana en julio de 2018, según su esposa, Dawn McCoy. Estaban celebrando un aniversario. Ella dijo que su esposo regresó de una excursión de buceo un día antes y él le dijo que no se sentía bien. Temprano a la mañana siguiente, dijo ella, estaba sudando y no podía levantarse, luego murió. La causa de la muerte fue catalogada como un ataque cardíaco y edema pulmonar por las autoridades locales, según CNN.

Yvette Monique Sport murió en junio de 2018 en el Bahia Principe en Punta Cana, le dijo a CNN su hermana, Felecia Nieves.

Ella había viajado allí con un grupo de amigos, sus primeras vacaciones en ocho años. Sport, residente de Pensilvania, tomó una ducha y se fue a la cama después de tomarse unas copas con su prometido, dijo Nieves. La familia sigue esperando informes de toxicología. El Departamento de Estado de Estados Unidos confirmó la muerte, según CNN.

¿Intoxicación, virus, pesticidas?

CNN confirmó que más de 12 turistas recientes contactaron con la pareja de Colorado, Kaylynn Knull y Tom Schwander, que contrajeron una enfermedad en junio de 2018, quienes compartieron en televisión su desgarradora historia de caer violentamente enfermos.

“Nos enfermamos en el mismo centro turístico de República Dominicana donde murieron 3 estadounidenses”, dijo la pareja a CNN.

Kaylynn y Tom presentaron una demanda a principios de este año contra los propietarios del Grand Bahía Príncipe Hotel La Romana, culpándolos por causar su enfermedad en junio de 2018.

Estos viajeros describieron síntomas que podrían ser diagnosticados como reacciones graves a una intoxicación alimentaria, un virus o incluso una contaminación química. Sentían náuseas, sudor, lagrimeo en los ojos, dolor de estómago y babeo incontrolable.

Después de regresar a Estados Unidos, sus médicos sospecharon que un ingrediente utilizado en los pesticidas los podría haber envenenado, lo que llevó a la pareja a iniciar una acción legal contra los propietarios de los centros turísticos.

Embajada de EE. UU.

Por su parte, en una declaración emitida por la embajada de EE. UU. en República Dominicana, informaron que la embajada “trabaja activamente con las autoridades dominicanas y el sector privado para garantizar que los ciudadanos estadounidenses estén y puedan sentirse seguros cuando se encuentren en la República Dominicana”.

Además, indicaron que las autoridades dominicanas solicitaron la asistencia del Buró Federal de Investigaciones (FBI por sus siglas en inglés) para un análisis más profundo de toxicología en los casos recientes de Bahía Príncipe, La Romana.

“Nuestros colegas del FBI nos han informado que la obtención de estos resultados puede demorar hasta 30 días. Pedimos paciencia mientras estas investigaciones siguen su curso”, dijo la embajada el 11 de junio.

**************************

A continuación:

Cuando una tímida chica de campo australiana se encuentra con un “enemigo del Estado”, lo que hace es extraordinario.

TE RECOMENDAMOS