Locutora negra conservadora, Sonnie Johnson, le dice a Trump que la sobrevigilancia debe acabar

Por Isabel van Brugen
11 de Junio de 2020
Actualizado: 11 de Junio de 2020

La presentadora conservadora de Black Radio, Sonnie Johnson, le dijo el 10 de junio al presidente Donald Trump, durante una mesa redonda de la Casa Blanca sobre las relaciones raciales, que el exceso de vigilancia debe terminar, a medida que crecen los llamados a la reforma policial en medio de protestas por la muerte de George Floyd en Minneapolis.

En una reunión con varios líderes afroamericanos, organizada por el presidente el miércoles, Johnson dijo que se debe hacer más para prevenir la vigilancia policial excesiva, cuando Trump le preguntó qué pensaba del movimiento de “desmantelar la policía”.

Johnson señaló una investigación del Departamento de Justicia (DOJ) de 2015 (pdf), en el Departamento de Policía de Ferguson (FPD), tras el tiroteo en 2014 de Michael Brown en la ciudad de Missouri. El informe de 102 páginas detallaba un historial de políticas en el FPD que enfatizaba la generación de ingresos sobre la lucha contra el crimen real, políticas que impactaron abrumadoramente a los residentes negros de la ciudad.

“Necesitamos la policía”, dijo Johnston sobre las comunidades negras. “Pero si tomas y miras lo que sucedió en Ferguson… la oficina del alcalde estaba usando la fuerza policial como una unidad impositiva”, dijo. “Estaban forzando interacciones entre la policía y los ciudadanos, como una forma de recaudar dinero y traer dinero a la oficina del alcalde”.

El informe dice que el suburbio de St. Louis arrestó desproporcionadamente y emitió citaciones de tráfico a personas negras para aumentar las arcas de la ciudad mediante multas, usó a la policía como agencia de cobranza y creó una cultura de desconfianza que explotó cuando Brown, de 18 años, fue asesinado a tiros por el policía de Ferguson Darren Wilson, que era blanco.

Los manifestantes marchan para conmemorar el primer aniversario de la muerte de Michael Brown, el 7 de agosto de 2015, en Ferguson, Missouri. (Scott Olson/Getty Images)

Según el Washington Examiner, el Departamento de Justicia (DOJ) bajo la administración de Obama retiró todos los cargos contra Wilson después de que una investigación no encontró evidencia de que Brown intentara entregarse a Wilson cuando le dispararon. Los testigos le dijeron al Departamento de Justicia que poco antes de la ronda fatal, Brown había golpeado al oficial en su automóvil, intentando acceder al arma del oficial.

En ese momento, los residentes negros en Ferguson constituían el 67 por ciento de la población de la ciudad, pero eran el 93 por ciento de las personas arrestadas. Un total del 85 por ciento de las personas sujetas a una parada de tráfico eran conductores negros, aunque una búsqueda de sus vehículos tenía un 26 por ciento menos de probabilidades de producir contrabando que cuando se registraron a los conductores blancos, encontró el informe del Departamento de Justicia.

“Eso estaba causando un exceso de vigilancia”, continuó Johnson. “Por lo tanto, no es culpa de la policía ni de la ciudadanía lo que el legislador y las ramas ejecutivas del gobierno de la ciudad están poniendo en la práctica legislativa”.

Las declaraciones de la locutora de radio se produjeron cuando la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, dijo que el presidente podría tomar medidas sobre la reforma policial a través de una orden ejecutiva, a raíz de las protestas tras la muerte de Floyd el 25 de mayo. McEnany dijo el miércoles que Trump ha estado revisando las propuestas de reforma desde que él y el senador Tim Scott (RS.C.) se reunieron para discutir el tema en septiembre de 2017.

Ha habido crecientes llamados desde la extrema izquierda de la política para que los funcionarios reduzcan los fondos policiales y pongan mayor énfasis en apoyar los servicios sociales esenciales. Los organizadores del movimiento Black Lives Matter han declarado que quieren “un desfinanciamiento nacional de la policía”.

Las demandas del movimiento “desfinanciar a la policía” van desde llamadas a redistribuir fondos de los presupuestos policiales, para soluciones comunitarias complementarias, hasta propuestas extremas de desmantelar completamente los departamentos de policía.

La muerte de Floyd también ha alimentado las discusiones nacionales sobre la revisión de los procedimientos policiales, incluida la creación de una base de datos nacional para registrar los eventos de fuerza excesiva, la prohibición del uso de estrangulamientos y la limitación de las protecciones legales para la policía.

Johnson le dijo al presidente que la comunidad negra “no está bien” en temas que incluyen la salud, la educación y la reforma de la justicia penal, debido a décadas de “control democrático”.

“Todas estas cosas han estado bajo control demócrata durante 60 años”, afirmó. “Y no van a cambiar hasta que tengamos un Partido Republicano que esté dispuesto a ingresar a estas comunidades y de hecho ofrecer una opción a estas personas sobre cómo podemos hacer las cosas de manera diferente.

“Debido a la forma en que está estructurado ahora, la única opción que tenemos es la izquierda o aún más, y no tenemos la oportunidad de votar realmente sobre lo que consideramos conservadurismo, igualmente aplicado. Los principios económicos muy básicos que nosotros en la derecha decimos son significativos en nuestro éxito y al ver el éxito en nuestro país, no se ofrecen a nivel local en las comunidades negras”, dijo.

Johnson continuó: “Hemos comenzado a cambiar muchas de las dinámicas negativas que todavía se mencionan en las estadísticas que nos involucran hoy”, pero ella dijo que esos “números y estadísticas sobre mi generación no estarán disponibles en 20 años”.

En referencia a los comentarios de Johnson, el miembro de rango del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Jim Jordan (R-Ohio), dijo a “The Story” de Fox News que el Congreso debería coordinar con la Casa Blanca y con el Departamento de Justicia para “incentivar” el dinero de los impuestos federales en apoyo a una mayor responsabilidad y a “las mejores prácticas” en la capacitación y la transparencia a nivel estatal y local.

“Veamos formas en que podemos fomentar y promover las mejores prácticas para que lo que le sucedió al Sr. Floyd en Minneapolis nunca vuelva a suceder”, dijo.

Annie Wu y Reuters contribuyeron a este informe.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubre

Beijing aprovecha las protestas por Floyd para socavar a EE.UU.

TE RECOMENDAMOS