López Obrador: “No queremos que México sea un campamento de migrantes”

Por Alicia Marquez
24 de Septiembre de 2021
Actualizado: 24 de Septiembre de 2021

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo el viernes que era necesario atender “de fondo” la crisis de la migración, sin “estar sometidos a la burocracia” y afirmó que no quiere que el país se convierta en un “campamento de migrantes”.

“Esperemos que pronto tengamos resultados, hay que llevar a cabo acciones de apoyo a la gente de Centroamérica lo más pronto posible no estar sometidos a la burocracia, a darle largas a todo, y a querer resolver las cosas con medidas coercitivas, deteniendo el flujo migratorio, sin atender el fondo del problema”, dijo el presidente López Obrador en su conferencia matutina.

Cuando se le cuestionó sobre la posibilidad de que EE. UU. otorgue recursos a México para la permanencia de los migrantes en el territorio de México, el mandatario mexicano respondió: “Sí, pero hay que atender el fondo; primero, no queremos que México sea un campamento de migrantes, queremos que el problema se atienda de fondo, que la gente no se vea obligada a migrar”.

“Porque sino continuamos con lo mismo, que es retenerlos, ponerlos en albergues, y no enfrentamos el problema de fondo, no se ha invertido en desarrollo”, agregó.

Y dijo que Estados Unidos lleva desde la década de los años 60 sin invertir en desarrollo en América Latina y el Caribe “para apoyar a los pueblos pobres”.

Sus declaraciones son en medio de un brote migratorio en los últimos días, donde miles de migrantes, la mayoría haitianos se conglomeraron abajo y en los alrededores del puente fronterizo en Del Río, Texas que conecta con Acuña, México y se encuentra a casi 100 kilómetros al noroeste de Piedras Negras.

Miles de inmigrantes ilegales, en su mayoría haitianos, están asentados en un campamento primitivo e improvisado debajo del puente internacional que cruza el Río Bravo, entre Estados Unidos y México, mientras esperan ser procesados por la Patrulla Fronteriza, en Del Río, Texas, el 21 de septiembre de 2021. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

Estos migrantes comenzaron a enfrentar el procedimiento de expulsión de Estados Unidos, que inició el 20 de septiembre con el retiro de más de 6500 individuos de la zona.

Y luego que las autoridades estadounidenses cerraran el punto fronterizo de Del Rio con Acuña, el alcalde de Piedras Negras, Claudio Bres Garza, dijo al medio de comunicación mexicano Zócalo que empezarán vuelos para repatriar a inmigrantes–en su mayoría haitianos–del lado mexicano, el 20 de septiembre.

Bres reseñó el contexto del origen de esta oleada masiva de ilegales, señalando el cambio de políticas de la era Trump a las de la administración Biden.

El 23 de septiembre, el comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM) de la Secretaría de Gobernación, Francisco Garduño Yáñez, se reunió con las autoridades del estado de Coahuila, México, así como con elementos de la Patrulla Fronteriza de EE. UU., con el fin de coordinar acciones de control migratorio.

El INM dijo en un comunicado del 23 de septiembre que “Agentes Federales de Migración (AFM) ofrecen a las personas extranjeras—que se encuentran en campamentos de Ciudad Acuña—espacios dignos y con servicios para su alojamiento, mientras se determina su condición migratoria”.

El pasado lunes, el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, dijo que “no tiene inconvenientes” en acoger a inmigrantes haitianos “siempre y cuando respeten las leyes” en medio de la crisis fronteriza en la frontera entre EE. UU. y México.

Con información de EFE, y de Isabel Van Brugen. 

Siga a Alicia Márquez en Twitter: @AliceMqzM


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS