López Obrador reconoce adversidad del virus del PCCh y pide quedarse en casa

Por EFE
28 de Marzo de 2020
Actualizado: 28 de Marzo de 2020

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, reconoció este sábado la adversidad que representa la emergencia del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), comúnmente conocido como nuevo coronavirus, y la “muy fuerte” crisis económica que se avecina, por lo que pidió a la gente permanecer en sus hogares, en un mensaje desde el norteño estado de Sonora.

The Epoch Times se refiere al nuevo coronavirus, que causa la enfermedad COVID-19, como el virus del PCCh porque el encubrimiento y la mala gestión del Partido Comunista Chino permitieron que el virus se propagara por toda China y provocara una pandemia mundial.

“Esta crisis, esta pandemia, no la vamos a resolver en los hospitales, la tenemos que resolver en los hogares, con la prevención, lo que aquí recomendaba la gobernadora (Claudia Pavlovich), si no tenemos necesidad de salir vamos a mantenernos en nuestra casa”, declaró en la ciudad de San Luis Río Colorado.

Las calandrias tradicionales siguen activas para los turistas a pesar de las medidas tomadas en la ciudad para evitar la propagación del virus del PCCh el 27 de marzo de 2020 en Guadalajara, México. (Refugio Ruiz/Getty Images)

El exhorto del mandatario, que también hizo a través de un video publicado en Facebook, contrasta con lo que publicó él mismo en sus redes sociales el domingo pasado, cuando invitó a seguir consumiendo en los comercios pese a la presencia de COVID-19.

“Yo les voy a decir cuándo no salgan, pero si pueden hacerlo y tienen posibilidad económica, pues sigan llevando a la familia a comer a los restaurantes, a las fondas”, indicó entonces en un video.

Sin embargo, dos días después el Gobierno mexicano declaró la fase 2 de la epidemia al registrar los primeros contagios comunitarios del virus del PCCh, que representan el 8 % de los 717 contabilizados en el último reporte oficial, que también precisa 12 muertes.

Un restaurante tradicional sirve a los clientes en la plaza de Santa Cecilia en el centro de Tijuana, estado de Baja California, México, el 27 de marzo de 2020. – El estado de Baja California ordenó el 24 de marzo el cierre de bares, casinos, clubes, gimnasios, museos, cines y todos los negocios no esenciales como medida para detener la propagación del brote del virus del PCCh. (GUILLERMO ARIAS/AFP vía Getty Images)

Desde entonces, el mandatario, que se había resistido a tomar medidas más drásticas, canceló el público en sus giras, como mostró su llegada este fin de semana al aeropuerto de Tijuana, en la frontera norte.

Además, emitió un decreto para suspender las actividades no esenciales del Gobierno federal, salvo en áreas consideradas estratégicas como salud, seguridad pública y energía, como parte de la Jornada Nacional de Sana Distancia.

“Va a pasar esta pandemia porque estamos actuando de manera responsable. Antes también eran los políticos los que decidían qué se tenía qué hacer, ahora nos estamos apoyando en los técnicos, en los médicos, en los científicos”, aseveró”.

El personal sanitario higieniza los espacios públicos de Zapopan como parte de las medidas preventivas contra la propagación del virus del PCCh el 27 de marzo de 2020 en Zapopan, México. (Refugio Ruiz/Getty Images)

En medio de la emergencia, el presidente mexicano ha insistido que no rescatará a las grandes compañías, por lo que en vez de incentivos fiscales ofreció 1 millón créditos por un total de 25,000 millones de pesos (1068 millones de dólares) a pequeñas y medianas empresas formales e informales.

También dijo que existe un “blindaje” por los 500,000 millones de pesos (21,375 millones de dólares) en programas sociales destinados sobre todo a adultos mayores y personas con discapacidad, cuyos pagos se adelantarán ante la contingencia sanitaria.

*****

A continuación

China pierde 21 millones de usuarios de teléfonos ¿Cuántos por la pandemia?

TE RECOMENDAMOS