Los 50 gobernadores relajaron las restricciones por virus pero las nuevas reglas varían mucho

Por Zachary Stieber
20 de Mayo de 2020
Actualizado: 20 de Mayo de 2020

Cada estado ha relajado las severas restricciones implementadas para tratar de frenar la propagación del virus del PCCh, pero las nuevas reglas varían mucho.

Algunos gobernadores han flexibilizado algunas restricciones, dejando a los residentes en gran parte confinados a sus hogares. En otros estados, las personas son libres de cenar, viajar por placer y congregarse en grandes grupos.

Los gobernadores que supervisan los estados menos poblados han anunciado las reaperturas más amplias.

“El viernes, estamos abiertos para los negocios en todo el estado de Alaska”, dijo el gobernador republicano Mike Dunleavy a los periodistas el 19 de mayo. “Todo estará abierto, tal como era antes del virus”.

El estado no contiguo se unirá a Dakota del Sur, donde el gobernador republicano, Kristi Noem, dijo el mes pasado que cualquier propietario de un negocio que quisiera podría reabrir, y Utah, donde el gobernador republicano Gary Herbert dijo la semana pasada que cualquier negocio podría reanudar las operaciones si se siguen las restricciones de distanciamiento social.

Virginia Occidental, Missouri, Idaho, Mississippi, Montana, Arkansas y Dakota del Norte se encuentran entre los estados que se aproximan a una reapertura total.

La mayoría son dirigidos por republicanos, pero no todos.

Los visitantes salen del estacionamiento de Zion Lodge para hacer una caminata en el Parque Nacional Zion en Springdale, Utah, el 15 de mayo de 2020. (George Frey/Getty Images)

El gobernador de Montana, Steve Bullock, demócrata, permitió que las escuelas reabrieran a principios de este mes. Grupos de hasta 50 podrán reunirse el 1 de junio y muchas empresas, incluso gimnasios y cines, han reanudado sus operaciones.

“Montana ha sido un ejemplo para el resto de la nación en nuestra respuesta a esta pandemia global”, dijo Bullock en un comunicado, instando a los residentes a “seguir tomando en serio la orientación sobre higiene y distanciamiento social”, dijo Bullock en un comunicado.

La cuarta semana del plan de reapertura de seis semanas del gobernador de Virginia Occidental, Jim Justice, comienza el 21 de mayo con la reanudación de los comedores en interiores en restaurantes y la reapertura de deportes de aventura, grandes minoristas y centros comerciales.

“Nos estamos acercando a un medicamento, [a una] una vacuna y cada día que pasa, estamos mejorando”, dijo Justice, un demócrata convertido en republicano, en una conferencia de prensa.

Los visitantes del estado ya no tienen que ponerse en cuarentena por dos semanas después de su llegada.

Un cliente sale de Apple Store en Charleston, SC el 13 de mayo de 2020. A los clientes se les tomó la temperatura y se les pidió que usaran mascarillas dentro de la tienda de Carolina del Sur, ya que las ubicaciones en Idaho, Alabama y Alaska también se reabrieron después de cierres forzados debido a El virus del PCCh. (Sean Rayford/Getty Images)

Una reapertura completa significa que todas las empresas pueden reabrir y todas las actividades pueden reanudarse, pero algunas reglas de distanciamiento social permanecen vigentes.

Los gobernadores de todo el país han señalado que los modelos que alguna vez predijeron un diluvio de pacientes hospitalizados no funcionarán.

“Ya no creemos que nuestros hospitales verán una cantidad abrumadora de pacientes en la UCI que necesitan ventiladores, como creíamos, y eso es una buena noticia”, dijo la gobernadora republicana de Alabama, Kay Ivey, a los periodistas el 28 de abril.

La mayoría de los estados han evitado los picos en casos confirmados que los críticos predijeron que ocurrirían después de que comenzaran las reaperturas. Algunos estados informaron aumentos en las pruebas positivas, pero eso sucedió en paralelo con los aumentos en las pruebas.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, y el gobernador de Texas, Greg Abbott, ambos republicanos que supervisan dos de los tres estados más poblados de la nación, se han unido a otros para aliviar muchas restricciones.

Vanessa Zubia-Meza y su madre Margie Zubia aparecen en la ventana de su nuevo restaurante llamado El Paseo en el centro de El Paso, Texas, el 18 de mayo de 2020. (Paul Ratje / AFP a través de Getty Images)

Los restaurantes pueden servir a los clientes dentro de ambos estados, mientras que una variedad de eventos deportivos profesionales se reanudarán pronto sin espectadores.

Los parques temáticos están reabriendo en Florida; Los rodeos se reanudarán pronto en Texas.

Otros gobernadores han sido extremadamente cautelosos. El gobernador demócrata de Connecticut, Ned Lamont, ha retrasado el levantamiento de cualquier restricción hasta el 20 de mayo. Massachusetts, dirigido por el gobernador republicano, Charlie Baker, recién reabrió el lunes. El gobernador republicano de Maryland, Larry Hogan, finalmente alivió las restricciones la semana pasada. El gobernador demócrata de Wisconsin, Tony Evers, quien flexibilizó algunas reglas, ordenó a un funcionario de salud que extendiera su orden de quedarse en casa hasta el 26 de mayo antes de que fuera bloqueada por la Corte Suprema del estado, permitiendo que muchas empresas reabrieran.

Una pequeña selección de compañías de Illinois ha podido reabrir bajo estrictas restricciones que incluyen que ningún cliente ingrese a las tiendas. El gobernador demócrata, J.B. Pritzker, está planeando una reapertura más amplia el 29 de mayo, pero no permitirá que los restaurantes reanuden el servicio junto a la mesa hasta finales de junio.

Un manifestante con un cartel que muestra a la gobernadora de Michigan, Gretchen Whittmer, como el Adolfo Hitler, es visto en una manifestación patriótica americana organizada por Michigan United for Liberty para protestar por la reapertura de negocios, en las escaleras del Capitolio del Estado de Michigan en Lansing, Michigan, el 30 de abril de 2020. (Foto de JEFF KOWALSKY/AFP a través de Getty Images)

El Dr. Robert Redfield, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), dijo esta semana que los estados están listos para reabrir, pero pidió que se ampliaran las pruebas y los programas que identifican a las personas que entraron en contacto con los pacientes de COVID-19.

Se están conteniendo los brotes en hogares de ancianos, plantas empacadoras de carne, prisiones, funerales, bodas y campamentos de personas sin hogar, dijo Redfield.

El CDC dijo el martes que está proporcionando 10,250 millones de dólares a los estados, territorios y gobiernos locales para las pruebas de COVID-19, incluyendo la vigilancia del desarrollo y los programas de rastreo de contactos.

“A medida que la nación comienza cautelosamente el enfoque por etapas para la reapertura, esta considerable inversión en la expansión de la capacidad de prueba y de rastreo de contactos(…) es esencial”, dijo Redfield en un comunicado. Los estadounidenses deben continuar el distanciamiento social, lavarse las manos y usar protectores faciales, agregó.

El secretario de Salud, Alex Azar, dijo que la inversión ayudará a los estadounidenses a volver con seguridad al trabajo y a la escuela.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


****

A continuación

“Guerra sin restricciones” del régimen chino contra occidente

TE RECOMENDAMOS