Los Ángeles moviliza a la Guardia Nacional para sofocar la violencia y el saqueo

Por Isabel van Brugen
01 de Junio de 2020
Actualizado: 01 de Junio de 2020

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, pidió a la Guardia Nacional de California que patrullara las calles de la segunda ciudad más grande de la nación el 31 de mayo a medida que las protestas se intensificaban en todo Estados Unidos en respuesta a la muerte de George Floyd en Minneapolis.

Después de que el gobernador Gavin Newsom declarara el estado de emergencia en el Condado de Los Ángeles, la Guardia Nacional del estado fue desplegada el domingo para ayudar en la respuesta a las manifestaciones, que se han convertido en violentos disturbios en ciudades de todo el país.

En un tuit del sábado, Garcetti dijo que había pedido a Newsom que desplegara 1000 soldados de la Guardia para ayudar a los 20,000 agentes del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) “a mantener la paz y la seguridad en las calles de nuestra ciudad”.

Este hecho marcó un cambio en la respuesta del alcalde ya que antes se había negado a pedir ayuda a la Guardia Nacional.

“Esto ya no es una protesta”, dijo Garcetti a los medios locales el sábado a última hora, poco después de imponer un toque de queda en la ciudad de 8 p.m. a 5:30 a.m. “Esto es destrucción. Esto es vandalismo”.

“La gran mayoría de la gente que sale a la calle lo hace de forma pacífica, poderosa y con reverencia a la causa sagrada por la que luchan”, dijo Garcetti el sábado. “Este toque de queda se ha establecido para proteger su seguridad… y la de todos los que viven y trabajan en nuestra ciudad”.

Más tarde se impuso un toque de queda de 6 p.m. a 6 a.m. a los 10 millones de residentes del Condado de Los Ángeles tras comprobarse que las protestas en gran parte del sur de California degeneraban en violencia. Las protestas en todo Estados Unidos se intensificaron en respuesta al tratamiento de Floyd, que murió a principios de esta semana bajo custodia policial en Minneapolis.

Un video de amplia circulación mostró a Floyd, de 46 años, acostado y esposado mientras se veía a un agente de policía arrodillado en el cuello del hombre durante casi 9 minutos. El video mostraba a Floyd diciendo a los agentes que no podía respirar antes de que su cuerpo se quedara inmóvil. Según un informe del Departamento de Bomberos de Minneapolis (pdf), Floyd no respondía y estaba “sin pulso” cuando fue transportado en una ambulancia por los paramédicos desde el lugar de su arresto hasta el hospital.

El agente de policía que fue visto arrodillado en el cuello del hombre, Derek Chauvin, fue arrestado y acusado de asesinato en tercer grado y homicidio en segundo grado el viernes. Chauvin y otros tres policías involucrados en el arresto han sido despedidos.

De acuerdo con los resultados de la autopsia preliminar del examinador médico del Condado de Hennepin, Floyd no murió por estrangulamiento o privación traumática de oxígeno. El informe de la autopsia citado en la denuncia (pdf) contra Chauvin sugiere que murió por una combinación de enfermedad cardíaca y “posibles intoxicantes en su sistema” que se agravaron por la restricción que le pusieron los agentes.

Vehículos de la Guardia Nacional de California estacionados frente al Centro de Convenciones de Los Ángeles después de que los manifestantes protestaran por la muerte de George Floyd en Los Ángeles, California, el 31 de mayo de 2020. (Agustin Paullier/AFP vía Getty Images)

Unas 400 personas fueron arrestadas el sábado por la policía de Los Ángeles, que desplegó porras, cartuchos bean bag y gases lacrimógenos en un intento por sofocar la violencia. Mientras tanto, las tropas de la Guardia Nacional permanecieron estacionadas el domingo por la mañana en el Centro de Convenciones de Los Ángeles.

CVS y una tienda Target, junto con varios negocios locales, fueron blanco de los saqueadores, mientras que las tiendas en Beverly Hills de LA fueron vandalizadas, y se pudieron ver incendios en las inmediaciones del popular Farmer’s Market cerca del Grove. Las protestas en otras ciudades han atestiguado una destrucción similar, incluyendo enfrentamientos con la policía, violación de complejos gubernamentales y lanzamiento de objetos a los agentes de policía en algunas partes del país.

Newsom advirtió el domingo que las autoridades locales estaban vigilando de cerca los movimientos de los grupos extremistas violentos, que podrían estar explotando las protestas para promover sus propias agendas.

“A aquellos que buscan explotar el dolor de los californianos para sembrar el caos y la destrucción: no son bienvenidos”, dijo Newsom. “Nuestro estado y nuestra nación deben aprender, a raíz de esto, [a estar] unidos y más decididos que nunca a abordar el racismo y sus causas fundamentales”.

Barr condena la violencia

Sus comentarios llegaron cuando el fiscal general William Barr expresó el sábado su preocupación por el hecho de que la violencia dentro de estas protestas parece haber sido “planeada, organizada e impulsada” por grupos de radicales y agitadores externos que están explotando la situación para lograr “su propia agenda diferenciada y violenta”.

Barr dijo que muchos de estos individuos que han viajado fuera del estado están usando tácticas similares a las de Antifa para promover la violencia.

“Desafortunadamente, con los disturbios que están ocurriendo en muchas de nuestras ciudades en todo el país, las voces de protesta pacífica están siendo secuestradas por elementos radicales violentos”, dijo el fiscal general.

Barr reconoció la indignación sentida por la comunidad nacional, diciendo que la responsabilidad por la muerte de Floyd debe ser abordada, pero enfatizó que debe ser abordada a través del sistema regular de justicia penal.

Destacó que las comunidades y las calles “deben tener la ley y el orden”, y que es responsabilidad de los líderes locales y estatales detener la violencia, añadiendo que el Departamento de Justicia apoyará todos los esfuerzos locales.

Pero el fiscal general advirtió que “es un delito federal cruzar las fronteras estatales o utilizar las instalaciones interestatales para incitar o participar en disturbios violentos”.

“Haremos cumplir estas leyes”, dijo.

El presidente Donald Trump anunció el domingo que su administración designaría a Antifa como una organización terrorista. Lo hizo tras elogiar a la Guardia Nacional por cesar los saqueos y disturbios en Minneapolis que, según dijo, eran dirigidos por “anarquistas liderados por ANTIFA, entre otros”.

Janita Kan contribuyó a la elaboración de este artículo.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

India cancela pedido de kit de prueba de China defectuosos | Virus del PCCh | Coronavirus | COVID-19

TE RECOMENDAMOS